Vive de Coquimbo a Chiloé:
Una chinita invasora gana terreno a lo largo de Chile

Mata a las especies nativas, puede causar problemas en los cultivos y no se conoce un predador natural que la controle. La zonas cercanas a Osorno son las más afectadas.  

AMALIA TORRES 

Ciento quince especies de chinitas viven a lo largo de Chile, pero hay una que se ha vuelto una gran amenaza para todas las demás.

La chinita arlequín ( Harmonia axyridis ) fue vista por primera vez en el país en 2008, en la Quinta Región, y desde entonces se ha repartido por gran parte del territorio nacional.

"Es una de las especies invasoras más emblemáticas a nivel mundial. Cuando la encontramos supimos que estábamos en problemas", dice Audrey Grez, ecóloga, profesora de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la U. de Chile y quien lleva años estudiando a las chinitas.

Sus cálculos no se equivocaron. Según los últimos hallazgos, esta chinita ahora vive de forma continua desde Coquimbo hasta Chiloé. "Ya sabemos que saltó a la isla y que está en Ancud", dice Grez.

Un nuevo estudio hecho por su equipo también habla de la chinita arlequín en Valle Nevado: "Es el registro más alto a nivel mundial de la Harmonia . Se está escapando y está colonizando ambientes nativos, como el que se encuentra en la cordillera".

En zonas más alejadas, como Iquique y Punta Arenas, también se la ha visto, aunque se trataría de casos aislados.

Su característica principal es que es más grande que las chinitas nativas (mide entre 6,5 y 8 mm de largo), es más redondeada y, además, tiene una W o M negra -según se la mire- sobre un fondo blanco en el pronoto (detrás de la cabeza).

Debido a su voracidad, es capaz de comerse a las otras chinitas que ocupan su mismo hábitat o de dejarlas sin comida.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la U. de Chile, la U. Católica, además de científicos internacionales, concluyó que se trata de una especie que a pesar de tener enemigos naturales, ninguno logra controlarla.

"Los enemigos naturales son generalistas. Pueden consumir distintas especies de chinitas. Nosotros ahora estamos estudiando a una de ellas, una pequeña avispita, y estamos observando que no solamente la chinita arlequín se defiende más, pega patadas y tiene una serie de reacciones que disminuyen las posibilidades de que el parasitoide le meta el huevito. Por otro lado, si es que le mete el huevito, las larvas que se crían al interior de la chinita no llegan a emerger".

"A nivel mundial no se ha encontrado ningún método que sea muy eficiente (para combatirla)", añade Grez.

Otra característica propia de estas chinitas invasoras es que hibernan dentro de las casas. "Más del 99% de las chinitas que están dentro de las casas son arlequín, entonces una parte de la población de chinitas se puede eliminar porque sabemos que son Harmonia ".

En las casas pueden ser molestas porque secretan un líquido amarillo que mancha las paredes, además hay reportes eventuales de que pueden morder y causar reacciones alérgicas. "No se trata de un problema de salud, pero sí una molestia".

A diferencia de otras partes del mundo, en Chile aún no se detectan problemas en la agricultura. Pero hay reportes de que antes de hibernar se agrupan en grandes cantidades de frutos blandos, como la uva, y lo hacen en época de cosecha. "En Chile no ha sucedido, pero podría contaminar los jugos y los vinos, por la presencia de la larva, el huevo o del adulto de la chinita".

A pesar de que su población ha ido ganando territorio, en la zona central Grez nota un descenso. "No es tan abundante como el peak que tuvo en 2011, 2012. Ahora sentimos que tuvo un pequeño bajón en las poblaciones, y cuando ella bajó subieron las chinitas nativas, lo cual es una buena noticia".

La explicación sería el clima: "Acá en la zona central, donde colonizó, las condiciones no se le hicieron tan adecuadas como en el sur. Pero en Osorno, Valdivia, Puerto Montt, está totalmente invadido".

En la página www.chinita-arlequin.uchile.cl se pueden reportar sus hallazgos, para ayudar a conocer su área de cobertura. Ya llevan más de tres mil registros.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Luego de la chinita arlequín, la Hippodamia variegata es la especie exótica más común en Chile central. Eso sí, es mucho más pequeña.
Luego de la chinita arlequín, la Hippodamia variegata es la especie exótica más común en Chile central. Eso sí, es mucho más pequeña.
Foto:BERNARDO SEGURA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales