Los criterios que marcarán los análisis en la noche del 19 de noviembre:
Lo que está en juego para los partidos políticos en las elecciones de la próxima semana

Será la culminación de los esfuerzos y las apuestas que comenzaron a trazarse en marzo. Mientras algunos ponen sobre la mesa su sobrevivencia, otros aspiran a consolidar sus esferas de influencia y sus cuotas de poder. Varias directivas están en la mira y su futuro se decidirá con los resultados a la vista. Con cálculos optimistas y pesimistas deberán enfrentar el dictamen de las urnas, que bien podría ser severo. M. Herrera, M. Valenzuela y C. Saldivia  

 sigue en la página d 6 Obtener una posición de privilegio para ser el partido más influyente en un eventual gobierno de Sebastián Piñera

Instalarse como el partido más influyente del gobierno, si Sebastián Piñera triunfa en las elecciones presidenciales, es para Renovación Nacional y la UDI uno de los desafíos más relevantes. Ambos partidos están conscientes de la importancia de edificar una bancada relevante de diputados y de la cantidad de votos que obtengan al final de la jornada electoral. Por eso, las expectativas van más allá de la candidatura presidencial, pues no dudan de su triunfo. Hoy, los mayores esfuerzos están concentrados en las candidaturas al Congreso.

UDI: más diputados, más senadores y contener a José Antonio Kast

El caso de la UDI es aún más evidente que el de RN. Su presidenta, Jacqueline van Rysselberghe, se ha trazado un desafío personal que va directamente vinculado con el éxito del partido. En esta elección quiere sorprender, consolidar su liderazgo al interior de la colectividad y devolverle a la UDI la influencia y éxito electoral que tuvo en el pasado bajo las administraciones de Jovino Novoa y Pablo Longueira.

Si la colectividad logra aumentar considerablemente su bancada de diputados, esta también será una oportunidad para que Van Rysselberghe les demuestre a sus filas que no se equivocó en la negociación parlamentaria, pese a los heridos que dejó en el camino, en especial al sector liderado por Jaime Bellolio, que vio con molestia cómo la "Coca" bajaba a varios de sus candidatos.

En este punto, la senadora es particularmente optimista. Actualmente, la UDI tiene 28 diputados (menos José Antonio Kast) en una Cámara de 120 representantes. En las actuales circunstancias, en que se eligen 155, el partido necesitaría elegir al menos 34 para quedar con la misma representación. En la colectividad comentan que esa cifra "sería un número redondo".

Sin embargo, la apuesta es triple: sacar más de 40 diputados, ser el partido más votado y lograr el comité de senadores con la mayor cantidad de representantes mujeres, es decir, a Van Rysselberghe y Ena von Baer, que no participan en esta elección, esperan sumar a Andrea Molina y a Luz Ebensperguer, quienes compiten en Valparaíso e Iquique, respectivamente.

Todos estos números le ayudarían a la senadora a contener fugas internas de quienes pudieron sentirse interpretados, por ejemplo, con el candidato José Antonio Kast (ex UDI), quien tras las elecciones no descarta formar un nuevo referente. También aspira a dejar con pocos argumentos al diputado Jaime Bellolio si es que, después de diciembre, este se decidiera a dejar el partido junto con sus adherentes.

También será la manera de demostrar que no hubo castigo electoral por los casos de gasto irregular de platas políticas. Al interior del partido aseguran que si la "Coca" logra estas metas, a partir de marzo se sentirá más empoderada y gozará de mayor legitimidad, pues ya no será vista como la emisaria de Juan Antonio Coloma, como muchos la vieron en un inicio. Además, podría tener una bancada de diputados más alineada con sus directrices "porque ella los eligió y los apoyó".

RN: doblar sus diputados y con figuras disponibles para el gobierno

Impulsado por el viento de popa que da la campaña presidencial, en Renovación Nacional también sacan cuentas alegres y se han llenado de expectativas, aunque su desafío es aún más cuesta arriba que el de la UDI. Ello, debido a que la tienda que lidera el diputado Cristián Monckeberg vio disminuida su bancada en los últimos años, luego de la renuncia de varias de sus figuras: los diputados Joaquín Godoy, Pedro Browne y Karla Rubilar, quienes siguieron a Lily Pérez en su aventura de conformar Amplitud; además de Gaspar Rivas y Rojo Edwards. Este último, incluso, hoy compite como independiente por un cupo senatorial en La Araucanía. Ello, sin contar que, de los actuales 14 diputados de RN, uno está desaforado: Rosauro Martínez.

Sin embargo, en el partido están optimistas. Dicen que doblarán su representación en la Cámara Baja y superarán los 30 diputados electos. Además, en el Senado aspiran a obtener a dos de los suyos en la Región del Maule. Lo mismo esperan repetir en las regiones Novena y Quinta. Así, RN pretende llegar a ocho senadores, con los que, sumados a Andrés Allamand y Manuel José Ossandón, podría quedar con un comité de 10 miembros.

Además, dado que en la elección municipal pasada el partido resultó ser el más votado, RN espera repetir ese éxito. De hecho, presumen de llevar a candidatas competitivas, a diferencia de la UDI, y que ello les ayudará a aumentar el caudal de votación. También bromean cuando ven que sus socios de la UDI tienen la misma aspiración y hablan de elegir más de 40 diputados.

Y es que las encuestas en Antonio Varas 454 dan por empatados a ambos partidos en miembros de la Cámara. Si la tienda, que dice ser el partido de Piñera, logra ese escenario de empate, la directiva podrá exhibir ese hecho dentro de sus activos. No solo porque habrá devuelto a RN a un sitial de privilegio que perdió a fines de los 90, sino que además -si triunfa Piñera- será el partido que llevará dos veces a uno de los suyos a la Presidencia de la República.

También exhiben otra ventaja sobre la UDI. En RN existen más figuras públicas disponibles para la conformación de un eventual futuro gabinete de Piñera. Mencionan a Nicolás Monckeberg, Alberto Espina, el mismo presidente de RN, Cristián Monckeberg, y Baldo Prokurica. Por esa misma razón también existen expectativas en algunos de que se produzca una renovación de la directiva a partir de marzo si el actual líder de la colectividad asume algún cargo. De concretarse, varios dirigentes aseguran que sería el actual secretario general, Mario Desbordes, quien podría asumir en su reemplazo.

Conformar una bancadaEvópoli y PRI:

En Evópli están expectantes respecto del futuro tras suavizar con Sebastián Piñera las asperezas que dejó la competencia en las elecciones primarias. La campaña al Congreso se ha transformado para este partido en una oportunidad para construir un relato y una estructura a lo largo del país.

Además, las encuestas del sector arrojan que Evópoli logrará elegir al menos tres diputados (Luciano Cruz-Coke, Andrés Molina y Francisco Undurraga), y no descartan un triunfo de Pablo Kast en la Quinta Región. Ello, aparte del triunfo de Felipe Kast en La Araucanía, que nadie en la centroderecha pone en duda.

Además, la posibilidad de contar con una bancada en el Congreso le abre al partido un sinnúmero de posibilidades. Una de ellas, potenciar a otras figuras , lo que permitiría 'desfelipizar' a Evópoli y así evitar que las noticias sobre la colectividad se centren solo en Kast. La segunda, tener acceso a asesorías legales y potenciar el centro de estudios Horizontal, ligado al partido. Todo ello permitirá seguir dándole tiraje a la chimenea y formando más cuadros jóvenes. De hecho, no descartan la idea de generar convergencias con el grupo que lidera Jaime Bellolio y que podría escindirse de la UDI tras las elecciones.

En el caso del Partido Regionalista (PRI), las expectativas están centradas en su líder, Alejandra Bravo, quien compite por un cupo a diputada por Maipú. Sin embargo, en la colectividad reconocen que la llegada de Mario Desbordes (RN) a la competencia perjudicó sus posibilidades. En el sector aseguran Bravo tiene hoy muy pocas posibilidades de imponerse. Si así ocurre, el PRI quedaría en una posición desmejorada respecto del resto de los partidos y sin ningún margen para ejercer alguna influencia en el eventual próximo gobierno.

Consolidar su presencia en el Congreso y su influencia en la izquierdaPartido Comunista:

El PC se juega la consolidación de su influencia en la centroizquierda actual, junto con el aumento y la consolidación de su presencia en la bancada parlamentaria, incluyendo también, después de 44 años, su regreso al Senado por la región de Atacama, con Lautaro Carmona.

La apuesta de los comunistas es aumentar el número de diputados de seis a ocho como mínimo, para buscar consolidar las reformas iniciadas por la Nueva Mayoría en el gobierno de Bachelet.

El secretario general de la colectividad, Lautaro Carmona, sostiene que por sus análisis "están muy bien aspectados el fundador de Inti Illimani, Jorge Coulon, en el distrito 7, y Manuel Riesco y Camilo Sánchez en el 6, Carmen Hertz y Lorena Pizarro en el distrito 8, Julia Urquieta y Javiera Olivares en el distrito 10, en ese mismo orden".

La nueva bancada planea ya sus primeros proyectos para reforma previsional, la titularidad sindical y cambios a la regionalización.

Para ganar la izquierda en segunda vuelta se debe -a juicio de Carmona- poner un mínimo común programático y sobre ese acuerdo político caminar con una épica que convoque al electorado a lograr un triunfo.

Mantener su número de congresistas y un rol "más activo" de GirardiPPD:

Para los expertos electorales del PPD en esta elección "no hay mucho en juego" porque "la suerte está echada".

Aseguran que su candidato original era el ex Presidente Ricardo Lagos, por lo que los costos de una eventual derrota de Alejandro Guillier en una segunda vuelta recaerán principalmente en el PS.

Según explican en el PPD, en un escenario donde la ciudadanía "busca cuestionamientos a la clase política" y a su vez emergen nuevos movimientos y partidos, el PPD apuesta a mantener sus 15 diputados y subir de seis a ocho el número de senadores. Ello, aun cuando el senador Eugenio Tuma no va a la reelección.

Con la reelección de Ricardo Lagos Weber y Jaime Quintana, los candidatos Salvador Urrutia en la XV, Jorge Soria en la I Región, y un tercero entre Marco Antonio Núñez en Valparaíso, Jorge Tarud en el Maule y Ximena Órdenes en Aysén, los expertos electorales de la tienda esperan llegar a esa cifra.

El jefe de campaña del PPD es el senador Guido Girardi, quien también -explican- apuesta por un "reposicionamiento activo como líder al interior de la colectividad". De concretarse el escenario que el PPD prevé, el comité de senadores quedaría como el más poderoso del sector en el Congreso y con alta influencia en una eventual oposición a un gobierno de Sebastián Piñera.

Incluso, en el PPD explican que Girardi podría volver a la mesa directiva en 2018.

Con un éxito en las elecciones al Congreso, también se apostaría por fortalecer el comando de Guillier con figuras nacionales como Lagos Weber y las cartas que mayor votación obtengan el próximo domingo.

Volver a instalar a un Presidente en La MonedaPartido Radical:

Desde el radicalismo señalan que lo que está en juego es volver a instalar un Presidente en La Moneda y con ello vigorizar el partido con mayor influencia en el bloque y un crecimiento en número de militantes o adherentes. O bien iniciar un largo camino de debate acerca del motivo por el cual no se logró un triunfo presidencial que tuvo su génesis en el PR y no se supo capitalizar.

Explican que la colectividad persigue ampliar su respaldo ciudadano, aumentar en cantidad de votos y subir sus diputados de 6 a 10.

Entre los "nuevos rostros" se cuenta al presidente del partido, Ernesto Velasco; el humorista Juan Carlos Meléndez, y Karim Bianchi en Punta Arenas, a lo menos.

En el Senado aseguran que cuentan con tres candidatos competitivos, y que confían en que alguno de ellos pueda ser elegido, entre ellos Nelson Ávila, que es un rostro conocido en Valparaíso.

La mesa del PR debate cómo se enfocará su propuesta en la segunda vuelta. Incluso se ha analizado la posibilidad de que Gómez deje el Gabinete para sumarse al equipo de campaña. "Los que iniciamos el sueño de un Presidente de centroizquierda socialdemócrata y cercano al radicalismo en 2014, creemos que va a ganar y que no fue un sueño. En la segunda vuelta va a volverse al dilema entre el enfrentamiento entre quienes quieren más derechos, que representa Guillier, y quienes se niegan a entregar esos derechos, que representa Piñera", asegura el vicepresidente del PR, Patricio Tombolini.

Según explican en el PR, los temas de la segunda vuelta, y también de los próximos años, van a estar centrados en educación, salud, seguridad ciudadana, emprendimiento y pensiones.

La lucha por la sobrevivenciaFrente Amplio:

"Crecer en las parlamentarias es la barrera que tenemos que pasar para mostrar que el Frente Amplio es un proyecto político de verdad". Eso es lo que se juega el nuevo conglomerado el próximo domingo en las elecciones, según señala un alto dirigente de Revolución Democrática. El desafío es dejar de ser solo relacionados con los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric, sino que ya mostrarse como una fuerza con peso en la Cámara Baja. Además de los ex dirigentes estudiantiles, hoy cuentan con Vlado Mirosevic (Partido Liberal). Sus apuestas en los resultados es doblar su representación llegando a 6 diputados y los más optimistas hablan de 8 y hasta 10, lo que sería un éxito para el FA. Este último escenario, reconocen, lo esperan si llegara a votar "mucha gente".

Sin decirlo abiertamente, llegar a la segunda vuelta con su candidata Beatriz Sánchez (marcó 8,5 puntos en la última CEP) se ve cada vez más lejano, muy distinto a lo que mostraban las primeras encuestas, donde prácticamente empataba con el candidato Alejandro Guillier. Una fórmula de cómo decidir si apoyan a la carta oficialista ante un posible balotaje entre él y Sebastián Piñera es un plebiscito, pero muchos han dado su opinión. Jackson ya señaló que "dudo que la gente que nos apoyó, al menos en un porcentaje importante, vaya a apoyar a Guillier en segunda vuelta". Algunos analizan incluso que el FA lograría pavimentar mejor sus próximos pasos desde un rol en la oposición. De hecho, en las cuentas negativas que sacan está haber trabajado en el actual gobierno de Michelle Bachelet con la conocida "colaboración crítica".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>EL presidente de RN,</b> Cristián Monckeberg, y su par de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, en un acto de campaña.
EL presidente de RN, Cristián Monckeberg, y su par de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, en un acto de campaña.
Foto:ALEJANDRO BALART ALEJANDRO BALART

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales