La apuesta por Guillier y la continuidad de la directiva

 

Alejandro Guillier por sobre Ricardo Lagos. La controversial apuesta -tanto, que hasta hoy en el partido existen opiniones divididas- que realizó el PS en abril verá sus resultados el próximo domingo.

El criterio que se impuso, defendido principalmente por Álvaro Elizalde, privilegiaba la adhesión en las encuestas de Guillier, lo que se traduciría en una supuesta mayor electividad en las urnas. Ello, frente a quienes postulaban que Lagos eventualmente terminaría sumando el apoyo de la DC y habría conseguido socavar la base electoral de Sebastián Piñera. El debate en ese entonces fue álgido y se espera que se repita, con mayor fuerza, la noche de la elección.

Discusión a la que se sumarán tres temas que han permanecido bajo el agua justamente para no afectar el rendimiento electoral del partido. El primero, los cuestionamientos al presidente Álvaro Elizalde y a su secretario general Andrés Santander por cómo enfrentaron la polémica de las inversiones del PS en empresas como SQM. Segundo, las críticas por "una cierta lentitud" de la mesa directiva para responder por las acusaciones contra el alcalde y vicepresidente Miguel Ángel Aguilera. Por último, el sentir mayoritario dentro de la colectividad, que resiente la baja influencia del partido en el comando de Guillier, pese a los costos que se pagaron por la bajada de Lagos.

Ahora las encuestas juegan en contra

En el PS reconocen que a estas alturas del año esperaban que Alejandro Guillier estuviera en las encuestas a una distancia de cerca de 10 puntos de Piñera. En el sector de Elizalde aseguran que hay un cierto estancamiento, y lo explican por "errores no forzados" en los que el candidato ha caído en los últimos meses y cierta falta de espacio para los partidos que lo apoyan.

Por ello, en el socialismo explican que la forma en que Guillier pase a segunda vuelta será clave para evaluar la apuesta presidencial. Si el abanderado se instala en el balotaje con una diferencia menor a 15 puntos sería un acierto. Y si, además, el próximo 19 de noviembre logran que dos de sus candidatos al Senado alcancen un triunfo, podrían ser las puntas de lanza de la campaña de Guillier en sus circunscripciones. Si las cifras son inferiores a estos pronósticos, el PS tendrá que abrir un debate interno para analizar las causas del sombrío panorama.

El PS privilegió una alianza con el PC de apoyos recíprocos en la V y la VII para favorecer a sus principales rostros y apostó por una campaña fuerte en las regiones XV y XI .

En la Quinta Región se busca lograr la continuidad en la Cámara Alta de la ex presidenta del partido Isabel Allende, y una de las figuras históricas del socialismo, tras dejar su circunscripción en Atacama en medio de críticas internas por baja presencia en la zona. La colectividad apostó también por el triunfo del actual líder de la directiva Álvaro Elizalde en una circunscripción donde el PS pasó de tener dos senadores en 2003 -Jaime Naranjo y Jaime Gazmuri-, a no tener ninguno en 2009, año en que además bajó de 15 diputados a 11.

Del mismo modo se optó por hacer renunciar a José Miguel Insulza a su candidatura senatorial por Atacama, debido al pacto con el PC de apoyar a su secretario general Lautaro Carmona como carta al Senado. Arguyendo los mismos criterios de electividad usados para adherir al presidenciable Alejandro Guillier, se trasladó al "Pánzer" a la XV Región.

Según explican los socialistas, de salir derrotados en estas tres circunscripciones, los críticos a la actual conducción expondrán que el criterio fue desacertado y pedirán la salida de los dos principales dirigentes del PS: Elizalde y el secretario general, Andrés Santander - quien va de candidato a diputado por el distrito 10-, tal como se hizo con la directiva de Camilo Escalona en 2009 cuando se perdió la elección presidencial y disminuyó la esfera de influencia del PS.

Respecto de la Cámara Baja, en los análisis globales los más críticos a Elizalde señalan que, al haber 35 cupos a nuevos diputados, debido al debutante sistema electoral, el PS debiera subir a lo menos en cuatro representantes, es decir, llegar a los 20 o 21. Principalmente, porque los 16 actuales, tienen una posibilidad de "reelectividad alta" y "casi no hay diputados que pierdan su reelección", según los expertos electorales del PS.

Los más optimistas en el partido señalan que Elizalde, con el respaldo de Guillier, de la madre de la Presidenta Bachelet, y con el apoyo de siete figuras locales del PPD, entre ellos dos ex intendentes que congelaron su militancia para hacer campaña por el socialista, podrían hacer que el presidente de la colectividad diera una sorpresa y quedara dentro de los cinco senadores en el Maule.

En el país de los ciegos...

Más allá de si se cumplen los vaticinios más auspiciosos o los más pesimistas, al interior del socialismo coinciden en un diagnóstico: su posición al interior de la Nueva Mayoría no se vería amenazada por los resultados del 19 de noviembre.

Conclusión que se sustenta en que, incluso si se materializa el peor de los escenarios para el PS en el Senado y en la Cámara, el daño no se equipara al que podrían sufrir en las elecciones los otros dos partidos grandes del oficialismo.

Según los cálculos del socialismo, sus aliados del PPD pueden bajar tanto su representación de diputados como la de senadores. De la misma manera, en la DC observan que mantendrían su numero de congresistas en la Cámara Alta, pero que tendrían una merma importante en su número de diputados, lo cual se sumaría a un fuerte debate interno si Carolina Goic no alcanza un tercer lugar en la primera vuelta. Ello sumiría a la colectividad en un largo proceso de control de daños y análisis internos.

En ese escenario, de acuerdo a los socialistas, su partido continuaría jugando un rol de articulador en la centroizquierda y podría tomar un papel más protagónico en el comando de Guillier, de cara a la segunda vuelta.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>El candidato</b> a la Cámara Alta, y presidente del PS, Álvaro Elizalde, apostó por apoyar como abanderado a Alejandro Guillier por sobre la candidatura de Ricardo Lagos.
El candidato a la Cámara Alta, y presidente del PS, Álvaro Elizalde, apostó por apoyar como abanderado a Alejandro Guillier por sobre la candidatura de Ricardo Lagos.
Foto:aton aton


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales