ELMERCURIO.COM Volver

Ley fue firmada en actividad desarrollada en el Patio de los Cañones de La Moneda:
Presidenta promulga Nueva Educación Pública en acto marcado por asistencia de Guillier y ME-O

Viernes 17 de noviembre de 2017

La Presidenta Michelle Bachelet fue la oradora principal del acto de promulgación de la ley que crea la Nueva Educación Pública, conocida también como desmunicipalización. A la actividad fueron invitados los abanderados presidenciales; entre ellos, estuvieron presentes Alejandro Guillier y ME-O.Foto:ALEX MORENO

La normativa considera el paso paulatino de la administración desde los municipios a los servicios locales de educación, entre otros aspectos. De esa manera, las enseñanzas primaria y secundaria estarán a cargo del Estado.
 


R. Franco, N. Álvarez y N. Muñoz 

En el simbólico Patio de los Cañones de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet firmó la ley sobre la creación de la Nueva Educación Pública (NEP), iniciativa que busca traspasar los colegios municipales a organismos del Estado.

Se trata de uno de los proyectos prioritarios del Ejecutivo que formó parte de las cuatro propuestas contenidas en la reforma educacional impulsada por el Gobierno.

"La sensación que prima es la satisfacción por el trabajo cumplido, por haber sobrellevado a veces resistencia, a veces inmovilismo, y muchas veces prejuicios infundados. Por haber avanzado a pesar de lo complejo y lo extenso de los cambios y las incertidumbres que naturalmente se generaron en un primer momento", resaltó la Mandataria en su discurso.

Por esto, Bachelet llamó a dar continuidad al proceso. "Se requiere decisión y responsabilidad para poner en pie esta nueva institucionalidad, y sobre todo se requiere dar continuidad a un cambio que le hace bien a nuestra patria", declaró.

Entre los asistentes estuvieron los candidatos a la Presidencia Alejandro Guillier y Marco Enríquez-Ominami, quienes recogieron las palabras de la autoridad.

"Chile ha hecho una opción, efectivamente la inversión en educación es el área sectorial lejos más importante del actual gobierno y lo va a ser del nuestro porque tenemos que consolidar las reformas que se han consolidado; por lo pronto, la calidad en educación nos va a tocar a nosotros", dijo Guillier.

Mientras que ME-O añadió sentirse contento por haber sido parte del inicio de esta ley. "En 2008, nosotros peleamos esta ley y estoy contento de estar acá defendiendo el legado de la Presidenta, de un proyecto del cual fui uno de los principales promotores junto a Carlos Montes".

Con todo, el candidato añadió que implementará la desmunicipalización para que, como dijo Michelle Bachelet en su discurso, "no se desvíe el rumbo".

El camino de la ley

La ley de Nueva Educación Pública no estuvo exenta de complejidades antes de su promulgación. Durante un año, por ejemplo, el proyecto se mantuvo estancado en la comisión de Educación de la Cámara Alta. En total, desde su ingreso en noviembre de 2015, la iniciativa cumplió 23 meses de trámite en el Parlamento.

Para destrabar el proyecto, los ministros Adriana Delpiano y Nicolás Eyzaguirre debieron liderar una serie de negociaciones con los senadores Andrés Allamand (RN) y Ena von Baer (UDI). Y, como resultado de esas conversaciones, se acordó el traspaso gradual de los colegios y que cuatro de los 70 servicios locales partieran durante 2018.

Así, se estableció que en marzo del próximo año comiencen a funcionar los servicios locales de Barrancas (Cerro Navia, Pudahuel y Lo Prado) y Puerto Cordillera (Coquimbo y Andacollo). Huasco (Freirina, Huasco, Vallenar y Alto del Carmen) y Costa Araucanía (Nueva Imperial, Carahue, Toltén, Teodoro Schmidt y Saavedra) lo harán a mediados de año.

La subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, detalló tras la ceremonia que el Ministerio de Educación se encuentra trabajando para instalar estos organismos. "Hemos estado trabajando fuertemente en la implementación de los servicios, por lo que ya hemos desarrollado el grueso de los reglamentos que se requieren para la implementación de la ley", anunció la autoridad.

Llegado 2021, el Ejecutivo deberá tener instalados 11 servicios. Los otros 59 lo harían, a más tardar, en 2025. Pero en el caso de que la comisión de expertos (nombrada durante el próximo gobierno) evalúe que la desmunicipalización no marcha bien, el proceso de traspaso a las nuevas entidades podría prorrogarse hasta 2030. Aquel año, los más de 5.200 establecimientos públicos que hoy existen tendrán que haberse integrado al nuevo sistema.

Congreso
El Parlamento despachó por unanimidad la iniciativa en octubre pasado.