Las cuatro rutas a la incertidumbre

DAVID CHARTER The Times 

La política alemana probablemente siga paralizada por varios meses con pocas posibilidades de gobierno. Unas nuevas elecciones siguen siendo la perspectiva más probable y más prolongada para resolver la crisis. Pero el rechazo del Presidente Frank-Walter Steinmeier a aceptar el fin de las negociaciones para formar una coalición basada en el resultado de las elecciones de septiembre significa que otros escenarios aún están sobre la mesa:

Gobierno de minoría.

La alianza de la Unión Demócrata Cristiana de Angela Merkel con los conservadores bávaros, la Unión Social Cristiana (CDU/CSU), con 246 de los 709 escaños del Bundestag, podría intentar un gobierno de minoría con los Verdes y sus 67 escaños. Hay fuentes en el entorno liberal (FDP), de que estarían dispuestos a aprobar con sus 80 votos la moción de confirmación del Ejecutivo sin ser parte del gobierno.

Pero Merkel sabe que tendría un mandato débil sujeto a emboscadas de la oposición.

Reanudar las conversaciones .

La petición del Presidente de que las conversaciones continúen podría producir un cambio de opinión del FDP y conducir al diálogo "Jamaica", el nombre que se le da a la coalición por sus colores (negro, amarillo y verde). Algunos analistas piensan que la decisión del líder liberal, Christian Lindner, de dejar la mesa podría ser un intento por obtener más concesiones. Pero los ánimos en Berlín no le son favorables porque ha llevado al país a una agitación política y tomaría semanas reconstruir la confianza.

Una nueva gran coalición.

El llamado de Steinmeier para que haya nuevas negociaciones apuntaba tanto hacia su propio partido, el Social Demócrata (SPD), como al FDP. El SPD llegó segundo en septiembre, pero con un resultado tan históricamente bajo que era improbable que volviera al gobierno como un socio menor. Y ahora, los socialdemócratas se resisten a quedar en esa posición y perder su lugar como primera fuerza opositora, algo que recaería en Alternativa por Alemania (AfD, populismo de derecha).

Última oportunidad.

El camino a nuevas elecciones es largo y tortuoso, e involucra tres votaciones en el Bundestag. Steinmeier debe nominar a un Canciller que tiene que ganar con rotunda mayoría de los legisladores. Si eso falla, el Parlamento tiene 14 días para elegir un candidato por mayoría absoluta. Si no hay resultado, propondría un candidato para otra votación, esta vez por una simple mayoría de los presentes. Solo después de que todas estas medidas se agoten, él podría llamar a nuevas elecciones, lo que podría demorar hasta marzo.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales