Recriminaciones mutuas y cuestionamientos a Chadwick: la trastienda Ossandón-Piñera

 

Dos veces estuvo a punto de fracasar la reunión entre Sebastián Piñera y Manuel José Ossandón. Los ánimos se caldearon tanto, que a casi una hora de empezada, Samuel Valenzuela, mano derecha del ex edil, le pidió a Andrés Chadwick una oficina, y luego propuso un break. El "Cote" -acompañado de Valenzuela y Patricio Navia, quien estaba allí porque tenía previamente programado un almuerzo con el ex candidato - terminaron hablando en las escaleras, donde se le pidió a Ossandón dejar atrás los ataques y enfocarse en llegar a un acuerdo.

Desde el inicio, la reunión tomó un cariz agresivo. Ambos protagonistas se recriminaron los duros intercambios que tuvieron lugar durante las primarias, con las frases "yo creo que eso fue excesivo" o "en eso te excediste" repetidas en más de una oportunidad. Además -relata Navia-, el ex edil aludió al jefe de campaña de Piñera. "Yo pensé que a raíz de lo que pasó el domingo, Chadwick iba a renunciar. Iba a asumir la responsabilidad de lo que fue una derrota", habría dicho Ossandón. El tema no quedó ahí, y de forma lapidaria, el ex precandidato presidencial sentenció: "aquí, el responsable es Chadwick".

Pero Navia les baja el perfil a las tensiones. "La posición de Ossandón es que esto había sido un golpe muy duro para Piñera, porque las encuestas decían que tenía más del 40% y se suponía que tenía que haber arrasado, y no lo hizo", explica Navia. Según él, Ossandón esperaba que Piñera reconociera una derrota, y que hiciera caso a "la voz del pueblo, muy a lo Lagos del 99". En cambio, el ex Presidente insistía en que sumados los votos de él y de Kast, llegaban al mismo porcentaje que habían logrado en elecciones anteriores. Ante la negativa del ex Mandatario, Ossandón amenazó con pararse de la mesa y terminar el encuentro. Pero la compostura se mantuvo.

La discusión continuó en el tema de reconocer si el resultado obtenido eran números azules o no. Según Navia, el que Piñera reconociera que habían fracasado era necesario para explicar la entrada del "Cote" al comando. "A partir de esa discusión se iba a determinar cuál iba a ser el rol de Ossandón en la campaña", afirma el cientista político.

También surgió el tema de la actuación de la periodista Pilar Molina en un debate radial, cuando se acusó a Ossandón de tener boletas falsas. En la reunión, este acusó a Piñera de haber tenido parte en el acto, a lo cual el presidenciable respondió que ellos no sabían nada previamente y no habían continuado utilizando ese flanco en las primarias.

"Los dos reconocieron un par de veces que el pasado es el pasado, y que ahora tenemos un desafío más importante y el bien del país es superior a nuestras disputas y desencuentros", afirma Navia, con lo que se habría desarmado la escalada en la reunión. El acuerdo al que llegaron les permitía a ambos dar declaraciones sin desdecirse de compromisos previos. Así, Ossandón pudo continuar con su discurso de la gratuidad para todos, pero racionada; mientras que Piñera insistió en que esta estaba contemplada en su programa para la CFT e IP.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales