ELMERCURIO.COM Volver

En los próximos días decidirán qué hacer con el capital político obtenido en las elecciones
Decodificando al Frente Amplio: sus líderes, cómo se organizan y el rol de su bancada

Domingo 26 de noviembre de 2017

Gabriel Boric (31), Movimiento Autonomista.Foto:JONATHAN MANCILLA

Con el correr de los días, en el mundo político aún intentan dar con las razones que expliquen cómo una coalición con más movimientos que partidos constituidos logró dar una sorpresa presidencial con Beatriz Sánchez, y consiguió 20 diputados y un senador. A continuación, un detalle de su trabajo en terreno, cómo conviven las 14 agrupaciones y cuál es el perfil del frenteamplista.
 


M. Herrera, E. Monrroy y A. Lingua  Revolución Democrática y el Movimiento Autonomista lideran en influencia¿Quiénes mandan en el FA?

Los principales referentes y líderes de opinión dentro del Frente Amplio son los diputados Giorgio Jackson (30) y Gabriel Boric (31). Pero a pesar de que son grandes amigos, lo que demuestran con chistes y comentarios vía Twitter, tienen significativas diferencias.

La historia en común es que ambos se hicieron conocidos como dirigentes de sus casas de estudio: Jackson, como presidente de la FEUC, de la mano de la Nueva Acción Universitaria (NAU); y Boric, de la FECh, a la cabeza de la lista Creando Izquierda. Ambos fueron protagonistas de las movilizaciones estudiantiles del 2011 y llegaron a la Cámara Baja como parte de la llamada "Bancada estudiantil".

Jackson, ingeniero civil industrial, representante del distrito 10, quien ganó la reelección con más de 103 mil votos, convirtiéndose en el diputado más votado de estas elecciones y el que más compañeros de lista arrastró, pertenece al partido Revolución Democrática, y es su líder indiscutido. Su partido es uno de lo más visibles y el que tiene mayor peso a la hora de dirigir las discusiones en el FA. Esto, porque, a pesar de ser nuevo, está constituido desde la Segunda Región hasta la Metropolitana y, para inscribir la candidatura de Beatriz Sánchez, juntaron más de 42 mil firmas.

En cambio, Boric, egresado de Derecho, tiene una posición política basada más en su peso que en los adherentes, ya que lidera el Movimiento Autonomista, el cual no está inscrito oficialmente como partido ante al Servel. Esto significó que haya tenido que correr la reelección como independiente en un cupo del Partido Humanista. A pesar de eso, logró ser el diputado con el mayor porcentaje de votos del país, junto con su compañero frenteamplista Vlado Mirosevic (Partido Liberal).

Líder en Valparaíso

En 2016, Jorge Sharp (32) dio la primera sorpresa del Frente Amplio al alcanzar la alcaldía de Valparaíso contra todo pronóstico, siendo elegido con el 53% de los votos. Fue justamente con él con quien se reunió Beatriz Sánchez los días previos a la elección, donde recordó cómo las encuestas se equivocaron con su resultado... Y la historia se repitió.

Sharp, del Movimiento Autonomista, es sindicado como uno de los principales líderes dentro de los militantes de la colectividad. El abogado, que en los últimos días declaró que "si la derecha vuelve a gobernar, no va a ser culpa del Frente Amplio", se ganó el respeto al interior del conglomerado con el resultado en el puerto, lugar donde Beatriz Sánchez se impuso en las presidenciales, y región donde el FA consiguió tres diputados y un senador, que si bien no son de su movimiento, hicieron que la zona se convirtiera en uno de los bastiones frenteamplistas.

Miguel Crispi (32), diputado electo del distrito 12 con más de 25 mil votos, es considerado por la colectividad como otro de los líderes. Algunos lo definen como uno de los ideólogos y destacan que es uno de los que suman adeptos dentro de las casas de estudio. Y es que Crispi es uno de los fundadores de la NAU, movimiento donde alcanzó la presidencia de la FEUC en 2009.

El sociólogo, hijo de la ex ministra del Trabajo Claudia Serrano, tuvo un paso por el Ministerio de Educación hasta 2016 como asesor de la ministra Delpiano, lo que generó polémicas dentro del movimiento por el nexo con la Nueva Mayoría. Antes colaboró en la Fundación Dialoga, creada por Michelle Bachelet.

Otro de los considerados como uno de los referentes es Sebastián Depolo (40), de RD. "No por nada fue el primer presidente del partido", dicen en el movimiento. El sociólogo de la U. de Concepción y también ex colaborador de la Fundación Dialoga, lideró el partido hasta que pasó a ser el jefe de campaña de Beatriz Sánchez, rol que lo empoderó dentro del FA.

Javiera Toro (30), abogada y directora de Nodo XXI, fundación ligada a la Izquierda Autónoma, jugó un rol importante al interior de la campaña de Sánchez. Fue coordinadora de contenidos, donde se dedicó a recoger las propuestas de los distintos movimientos y preparar las presentaciones de la candidata. Su cercanía con la ex candidata la hicieron tomar peso al interior del conglomerado, siendo destacada por varios como uno de los liderazgos femeninos en alza.

Si bien la coalición llevó como candidata presidencial a una mujer y consiguió siete escaños femeninos en el Congreso, una de las críticas que surgen desde la colectividad es la falta de mujeres líderes. "Hay que renovar un poco en los partidos", sugieren al interior del FA.

El "ideólogo"

En una categoría distinta es considerado el sociólogo Carlos Ruiz . Porque aunque no "mueve" votos en el FA, es visto por "los más chicos" como un referente desde que comenzó a tomar forma el movimiento estudiantil.

Como presidente de la Fundación Nodo XXI, ha sido uno de los mentores del grupo. Si bien pertenece a la Izquierda Autónoma, mantiene contacto con los líderes de todos los movimientos con quienes intercambia mails y WhatsApp. Por esa misma influencia, no se aproblema en llamarles la atención en más de una ocasión por la prensa, como cuando en The Clinic les advirtió no caer en el "electoralismo". Dijo entonces: "Reproducir la decadencia de la Concertación en versión boy scouts es lo más triste que podríamos hacer".

Desde la Nueva Mayoría, además, lo han contactado para tender lazos con miras al balotaje.

Mezcla de pragmatismo y proyecto a largo plazo¿Cómo conviven con 30 años de diferencia?

Este año, el Partido Humanista cumplió 30 años desde que se legalizó en 1987. Ese mismo año, muchos de los integrantes del Frente Amplio aún no nacían y otros daban sus primeros pasos.

En el PH sus principales dirigentes, como Tomás Hirsch, José Gabriel Feres y Joaquín Arduengo, sobrepasan los 60 años de edad. No solo eso, cargan con ellos una historia ligada a los inicios de la Concertación, bloque del que reniega el FA. Cuentan desde el PH que al principio de esta alianza "tuvieron que romper los prejuicios", pero que, poco a poco, se dio una buena relación que se mantiene hasta hoy.

Desde el FA comentan que si bien pesa un factor pragmático -puesto que los humanistas tienen presencia en prácticamente todas las regiones-, fueron convergiendo en diversos temas, como el rechazo "al duopolio de las fuerzas de Chile Vamos y de la Nueva Mayoría" y la defensa de "los derechos sociales como la salud, la educación y la jubilación".

Los más jóvenes, como los de Revolución Democrática, cuentan que al comienzo era extraño juntarse con ellos, pero que de buena gana escuchaban sus anécdotas y sus logros de los 80 y comienzos de los 90. Además, muchas de las reuniones frenteamplistas se realizan en la sede del PH ubicada en la comuna de Providencia.

La colectividad ochentera logró que tres de sus candidatos salieran elegidos, algo que, además, los deja en una buena posición. Uno de ellos es el ex candidato presidencial Tomás Hirsch, quien desde las movilizaciones de 2011 comenzó a conversar con algunos líderes del sector como Alexis Meza, de la Izquierda Libertaria; Sebastián Depolo, de RD, y Francisco Figueroa, de Izquierda Autónoma.

También coincidieron en muchos temas con el PL de Vlado Mirosevic.

También se ha dado una diferencia etaria entre los jóvenes y los "más viejos" que rodean los 50 años y que no son solo del PH. "A veces convocan a un encuentro en la Usach y dicen 'traigan manta para el pasto y vengan con sus hijos'. Ahí sé entonces que no se conversará de ejes programáticos", dice un dirigente de uno de los movimientos que integran el FA.

La convivencia ha sido tensa en ocasiones y no por un tema generacional, sino por posturas netamente ideológicas.

Por ejemplo, el Partido Igualdad (que nace con los deudores habitacionales) se muestra con una postura más dura que el resto, lo mismo ocurre con Poder o con Izquierda Libertaria. A diferencia de RD o del Movimiento Autonomista, que sin ambages señalan "nosotros queremos ser gobierno", estos grupos son vistos dentro del FA como más "ideologizados" que prefieren no transar y mantenerse en una "izquierda más testimonial".

Asambleísmo, territorio y vocerías "paritarias"¿Cómo trabaja internamente el FA?

El 21 de enero, en dependencias de la Escuela de Artes y Oficios de la Universidad de Santiago, se constituyó el Frente Amplio. Diez meses después, el domingo pasado, su carta presidencial, Beatriz Sánchez, logró el 20,27% de las preferencias, el conglomerado conformó una bancada de 20 diputados, y uno de lo suyos logró un escaño en el Senado.

Desde el domingo las preguntas de diversos analistas se enfocan sobre qué pasó en el ínterin. Cómo una fuerza con tres diputados (Jackson, Boric y Mirosevic) y varios partidos y movimientos en formación, logró convertirse en el voto que el oficialismo se pelea para lograr un triunfo en la segunda vuelta.

La respuesta sobre qué harán para el balotaje muestra, en parte, cómo funciona la orgánica interna de este conglomerado. Esta fue realizar un proceso de reflexión "en las orgánicas y territorios" de todas las organizaciones políticas que reúnen, para luego, el próximo 29, dar a conocer su postura, previo envío de las actas de cada encuentro a la Mesa Nacional del FA.

Es esa instancia en la que se reúnen representantes de las 14 fuerzas que integran la coalición: Revolución Democrática, Movimiento Autonomista, Partido Liberal, Izquierda Autónoma, Partido Humanista, Movimiento Democrático Popular, Poder, Nueva Democracia, Partido Igualdad, Movimiento Democrático Progresista, Partido Ecologista Verde, Izquierda Libertaria, Partido Pirata y Movimiento Político Socialismo y Libertad.

La Mesa Nacional se reúne una vez a la semana. Al principio asistían los líderes de cada movimiento, después se optó por que fueran dos integrantes de cada uno, y finalmente se decidió que asistiera un representante mandatado para esa instancia. Los lugares en que se llevan a cabo estos encuentros son sedes de tres partidos: el Humanista, ubicado en calle Condell (la más utilizada, por ser amplia y de fácil acceso), Revolución Democrática (en su local a pasos del metro Salvador y ahora en la nueva sede cercana al Parque Bustamante) y Poder, en el barrio Yungay.

En la Mesa Nacional -describen desde el FA- nadie lleva la "presidencia"; de hecho, cuando se reúnen, cualquiera de sus integrantes toma la palabra, y empieza el debate. En algunos casos, se intenta poner las sillas en círculo para remarcar la horizontalidad.

En la instancia se discuten aspectos como la integración de nuevos movimientos al FA, definiciones programáticas que ha hecho el grupo respectivo, fechas de los plebiscitos que han convocado en este año. Este martes 28 tendrán en su poder las actas de los encuentros que cada grupo haya realizado para la definición de segunda vuelta. Según un instructivo que sacó la Mesa esta semana, se sugiere que un encargado territorial conduzca cada proceso y "que se elija a un moderador y dos personas que tomen acta, la que será redactada y aprobada en el mismo encuentro, para ser enviada a la Mesa Nacional con la firma de todos los asistentes, a más tardar el 28 de noviembre a las 20:00 horas".

Las reuniones territoriales, asambleas comunales o encuentros (tienen diferentes nombres), en general, no son muy masivas, pero sí se generan fuertes compromisos. Aunque precisan que la asistencia a estas actividades varía según la comuna y los temas a tratar. En "época normal" pueden llegar unas 40 personas, pero tras los resultados de la primera vuelta han visto un "aumento explosivo" de gente que quiere participar debido a que muchos que estaban "dudosos" se entusiasmaron con el resultado. De ahí que la participación en estas instancias puede convocar a unas 200 personas, o incluso más.

Quienes conocen estas reuniones cuentan que son más rápidas y pragmáticas que las de la izquierda de los 80, "cuando todos pedían la palabra para repetir lo mismo que había dicho el anterior compañero". En este caso -dicen- son más ejecutivas, no por eso con menos tensiones.

Énfasis en el trabajo local

Generalmente ocupan lugares como sedes de federaciones de estudiantes, casas particulares, centro culturales del respectivo municipio, o incluso dependencias de colegios que comulgan con sus ideas y les prestan algunas salas.

Subrayan en el FA la importancia que le dan a "lo local". Se involucran con el problema que hay en una feria, un consultorio, o la construcción de un edificio. Hay quienes recuerdan en este trabajo más de "hormiga" al que la izquierda hizo en los 80 y la UDI a comienzos de los 90.

Incluso se movilizan mucho no solo en encuentros y debates universitarios, sino que también en colegios donde van poniendo sus temas y fortaleciendo la "marca" Frente Amplio.

A nivel nacional, el FA está dividido en 11 macrozonas, a las que se suman 3 en el exterior (una es Europa, otra EE.UU. y Canadá, y una tercera se hace cargo de Argentina y Brasil). Estos lugares se dividen en coordinaciones comunales que cubren el territorio.

Otra de sus instancias son los Grupos de Apoyo Programático (llamados GAP) que tuvieron fuerte presencia en el trabajo programático presidencial.

Si bien el FA no cuenta con presidencias que se roten, sí tienen vocerías mensuales. Deben ser dos personas de distintos movimientos o partidos y debe ser un hombre y una mujer. "Paritario", explican.

Algunas de las actuales estructuras sufrirán algunos cambios para incluir en una nueva instancia la bancada legislativa de 20 diputados y un senador, y esperan convocar a un "congreso frenteamplista" para el próximo año.

Unidad, su primer desafío¿Actuarán en bloque los 20 diputados?

Cuando el miércoles se reunió la ex candidata presidencial Beatriz Sánchez con gran parte de los legisladores electos del Frente Amplio, uno de los primeros mensajes que se quiso dar fue el de unidad. "Representamos un programa que es el proyecto de país que tiene largos, medianos y cortos plazos; esta bancada lo que representa es un camino a seguir cumpliendo esos objetivos", dijo la ex abanderada.

Esta mirada de trabajar cohesionados se da en la mayoría de los partidos y movimientos que conforman el FA.

En Izquierda Autónoma aseguran que desde un comienzo se planteó que los congresistas electos "deben actuar como bancada lo más unidos posible". Incluso, señalan que en el verano, antes de que asuman, se debiera zanjar quién está con esta postura y quién no".

En Revolución Democrática se muestran algo más flexibles. Si bien esperan que el trabajo de los diputados sea colectivo, asumen que figuras como Flor Motuda y Pamela Jiles serán "más difíciles de ordenar".

Afiliaciones instrumentales

Un fenómeno que enfrentó el FA de manera muy pragmática fue cómo distribuir sus candidatos y dentro de qué partido competir. El objetivo era evitar ir como independiente porque el nuevo sistema no los favorecía, y que los partidos ya constituidos llevaran aspirantes para que lograran votación suficiente para no desaparecer.

Así fue como se dieron casos curiosos: Camila Rojas fue como independiente en cupo del Partido Igualdad, pero ella representa a la Izquierda Autónoma; Gonzalo Winter, del Movimiento Autonomista (MA), se sumó a Revolución Democrática para ir por el Distrito 10; lo mismo que Gael Yeomans, que triunfó bajo el alero de RD, pero es de Izquierda Libertaria. Y en Punta Arenas, Gabriel Boric compitió como independiente-Humanista aunque él es del MA.

Schops, pizzas comunitarias, rock indie, redes sociales y Lechner bajo el brazo¿Qué tan millennial es el perfil frenteamplista?

Tomarse un schop por Bellavista después de una reunión de partido. O tal vez subir fotos de la misma a Facebook o un inserto de la discusión a Twitter. Puede ser una reunión en la casa de alguno de los miembros del partido para hacer una pizza casera. Todas son actividades que, si bien no definen a los miembros del Frente Amplio (FA), varios reconocen como comunes.

Desde el FA dicen que no existe uniformidad dentro de sus filas. La palabra "heterogeneidad" predomina en el lenguaje del nuevo referente de izquierda, así como también "paridad", "plebiscito online " y "bromance", esta última utilizada por los diputados Jackson y Boric para referirse a su amistad, sobre todo, y en tono de broma, en las redes sociales.

La llamada "generación millennial " ha logrado rediseñar la dinámica de cómo hacer política a base de las redes sociales. Usan sus herramientas y comportamientos, pero agregan contenidos políticos a sus mensajes online . Esto se puede apreciar en los debates que generan en internet, donde se mantienen muy activos y pendientes de la contingencia y dichos de sus rivales, aunque también se han generado conflictos al interior del mismo Frente, como el round entre Jackson y Alberto Mayol.

De todas las redes, Twitter es la preferida, seguida de cerca por Facebook, donde suben sus comentarios o propuestas en tiempo real. Los integrantes más jóvenes prefieren Instagram, que si bien está enfocada en fotos y videos, permite dar a conocer las actividades de manera mucho más atractiva.

Las reuniones se realizan en las sedes territoriales, en las que predominan las camisas sin corbata y jeans para los hombres, y poleras con estampados para las mujeres, y luego los frenteamplistas salen a divertirse. Reconocen que, independiente de la marca, lo importante es que la cerveza sea un schop. Sus lugares favoritos están en Bellavista y Plaza Ñuñoa, pero el escenario ideal es que alguno de los integrantes "ponga" la casa e invite a todos para hacer una comida, donde cada uno aporta con lo que pueda. Quienes trabajaron en el comando de "la Bea", como se refieren afectuosamente a la ex candidata, dicen que para tomarse una pausa, preferían los cafés San Isidro y Guelu, cercanos a sus dependencias.

No existe un estilo musical que los identifique, sino que va cambiando, dependiendo del territorio, del grupo, del partido; al final, de cada integrante. Pero existen patrones. Por ejemplo, el rock indie, como Tame Impala, y en exponentes nacionales, Mon Laferte, es de lo más escuchado por sus integrantes, además de reggaetón y cumbia, siendo el grupo Rombai nombrado por varios.

Intelecto amplio

El buen resultado de Sánchez en las recientes elecciones se reflejó en algunas de las comunas más populares de Santiago, desmarcándose en alguna medida del sector oriente, al que se los tiene asociados. Es ahí en donde se encuentran "en construcción", ya que dicen que en esas zonas es donde poco a poco han ido sumando adeptos. Entre ellas, las comunas de Maipú, Puente Alto, Pudahuel y Cerro Navia, en donde también hay agendadas variadas asambleas para fortalecer su presencia.

Pero los bastiones del FA, su cuna, son las comunas de Providencia y Ñuñoa; a esta última la califican como "la de mayor cantidad de posgrados de Chile". Además de esto, buena parte del trabajo de campo se realiza en casas de estudio.

El rango de edad va de 25 a 35 años, aunque también ha establecido una base en la educación secundaria. En Santiago destacan adherentes que estudian en universidades de carácter estatal y tradicionales privadas-como la U. de Chile, la Usach y la UC-, pero también en privadas, entre las que destacan la Andrés Bello y la Adolfo Ibáñez. En regiones, comentan, sobresalen la U. de Concepción, la U. Austral y la U. de Antofagasta. Si bien aclaran ser de diversas carreras, sobresalen Derecho, Sociología y Administración Pública, aunque también hay una amplia gama de ingenieros y arquitectos.

Los autores que inspiran a los miembros de Revolución Democrática (RD) son Tomás Moulian -sociólogo militante RD, crítico del sistema económico nacional-, Norbert Lechner y Eric Hobsbawm. Mientras que en los grupos de formación más a la izquierda del FA, como la Izquierda Autónoma (IA), es usual leer a Gramsci.