CNA certificó calidad del plantel por dos años:
Cómo y quiénes decidieron acreditar en 2016 a la U. Iberoamericana, cuyo cierre solicitó el Mineduc

Informe que revisaron los comisionados alertó que la situación financiera del plantel era "insuficiente", y el viernes pasado se pidió el cierre de la universidad por su alto déficit.  

Javiera Herrera 

Por dos horas, el 26 de octubre de 2016 los integrantes de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) se reunieron para analizar si certificaban a la Universidad Iberoamericana.

El plantel había perdido el sello de calidad en 2012, y desde esa fecha que el número de estudiantes había caído considerablemente, pues los nuevos matriculados no tenían derecho a becas del Estado, ni tampoco a Crédito con Aval del Estado (CAE).

En la sesión, y por mayoría, la Comisión Nacional de Acreditación decidió acreditar por dos años -el período más bajo- a la universidad privada fundada en 1989 por Filomena Narváez. Y ese antecedente fue uno de los más criticados por los alumnos desde marzo (2017), cuando salió a la luz la crisis de la universidad debido a la falta de clases provocadas por los sueldos impagos a los académicos de la institución.

"Ni siquiera se fíen si la universidad está acreditada", aconsejó la presidenta de la federación de estudiantes de la Universidad Iberoamericana, Paz Gajardo, a los nuevos alumnos.

Ocho votos a favor

"Nuestra universidad fue acreditada y terminamos en esto, con una certificación que termina el 2018, y sin embargo vamos a cierre y nuestros compañeros no van a poder salir tranquilos", añadió.

Según el acta de la sesión de acreditación, la universidad fue acreditada por ocho votos a favor y seis en contra, y en la instancia no estuvo Alejandra Contreras, la jefa de Educación Superior del Mineduc.

A favor de certificar al plantel estuvieron las dos representantes de las universidades privadas; los designados por los institutos profesionales y centros de formación técnica, el representante del sector privado, el encargado de la asociación de profesionales y un estudiante.

También dio su voto favorable el presidente de la comisión, Alfonso Muga.

En contra, en tanto, estuvieron los dos representantes de Conicyt, los tres delegados de las universidades del Consejo de Rectores, y otro estudiante.

"La comisión ha podido concluir que la Universidad Iberoamericana cumple (...) con los criterios de evaluación", sentencia el acta.

No obstante, también se indica que "si bien se observa un esfuerzo de la universidad por avanzar en la superación de estas (las debilidades), las mejoras aún son parciales".

El informe que tuvieron a la vista los comisionados para definir la acreditación de la U. Ibero alertaba que el plantel afrontaba una situación complicada.

De hecho, la evaluación de sustentabilidad financiera es "insuficiente".

En el texto se indica, tras una asesoría externa, que "la institución muestra una estructura financiera con una importante desmejora en el período en estudio, generada principalmente por la disminución de estudiantes matriculados totales, que ha implicado una disminución en los ingresos anuales, como también en los márgenes operacionales y en los excedentes".

También se asegura que "la perspectiva futura es que no sea fácil lograr excedentes, por la absoluta relación que existe entre este resultado (de acreditación) y la cantidad de estudiantes que la institución es capaz de matricular anualmente".

Según el Mineduc, actualmente el plantel tiene un déficit de $3.985 millones. En tanto, en 2015, el último año que la CNA tuvo a la vista, las pérdidas alcanzaban los $263 millones.

Ante el escenario de crisis, Alfonso Muga ya había señalado en septiembre que "naturalmente no previmos que se iba a desencadenar una crisis de la envergadura de la que se desencadenó. Sin embargo, a veces hay factores de riesgo que no son posibles de constatar".

3.985

millones de pesos es el déficit de la U. Iberoamericana.

2.523

alumnos se matricularon este año en el plantel.

Cierre

La universidad anunció que interpondrá todos los recursos pertinentes para evitar la clausura.

 Los comisionados que votaron

A favor:

Alfonso Muga, presidente de la CNA.

Fernanda Juppet y Blanca Palumbo, representantes de las universidades privadas.

Jaime Alcalde, designado por los institutos profesionales.

Alejandro Weinstein, de los centros de formación técnica.

Hernán Burdiles, que representa al sector privado.

Fernando Escobar, de la asociación de profesionales.

Walter Reccius: representante de los estudiantes.

En contra:

Dora Altbir, Víctor Cubillos y Víctor Fajardo, representantes del Consejo de Rectores.

María de la Luz Mora, delegada de Conicyt.

Javier Ruiz del Solar, representante de los posgrados.

Ezequiel Martínez, representante de los estudiantes.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El informe que tuvieron a la vista los miembros de la Comisión Nacional de Acreditación, en octubre de 2016, daba cuenta de que la situación financiera de la Universidad Iberoamericana era insuficiente.
El informe que tuvieron a la vista los miembros de la Comisión Nacional de Acreditación, en octubre de 2016, daba cuenta de que la situación financiera de la Universidad Iberoamericana era insuficiente.

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales