Agricultor de familia afectada por ataques en Ercilla dice que el objetivo de esos grupos es "seguir avanzando"
Héctor Urban: Violentistas quieren conquistar una franja que vaya "del mar a la cordillera"

Afirma que "ellos ya tienen 10 mil hectáreas bajo su control y quieren expandirse al oriente. Nosotros estamos en su camino y por eso quieren sacarnos de aquí".  

VÍCTOR FUENTES BESOAÍN 

Dentro de todo el impacto que ocasionó a la familia Urban el atentado que destruyó 250 hectáreas de cultivos, el 31 de enero, en los fundos Santa Melanie y La Cruzada, y la consiguiente pérdida económica, el agricultor Héctor Urban (46) pone acento en dos situaciones que le afectaron aun más: el relato de su hija de 17 años sobre la violencia en que vive, que publicó en Facebook este jueves, y las lesiones del bombero Álvaro Seitz, derivado a Santiago con el 80% de su cuerpo quemado y con riesgo vital. Con el voluntario herido comparte tanto el pertenecer a una familia de agricultores como un pasado dedicado a combatir el fuego.

-Su padre René Urban, quien ha sufrido un centenar de ataques incendiarios, dijo que sabía quiénes habían actuado. ¿A quiénes se refería?

-Este tema es muy complicado, pero son las mismas personas que nos han venido amenazando, hostigando y atacando durante todo este tiempo".

-¿Disminuyeron los atentados después de que, hace cuatro años, vendieran a la Conadi los fundos La Romana, Montenegro y Nilontraro y esta los traspasara a la comunidad de Temucuicui?

-"Después de 15 años tuvimos algo de normalidad, entre 2015 y 2016, pero ya el año pasado nos quemaron 10 hectáreas de trigo, en el invierno nos rompieron cercos y a fin de año comenzaron las amenazas".

-¿Cómo los amedrentan?

-"En forma directa. A mi padre lo amenazaron en la calle. Le dijeron que lo iban a matar, que le iban a destruir todo".

-¿Cuántas tierras posee su familia en Ercilla?

-"Solo nos quedan estos dos fundos: Santa Melanie, que tiene 365 hectáreas y que la familia lo tiene desde 1964; y La Cruzada, de 85 hectáreas, que es de 1990".

-¿Existen reclamaciones sobre estos dos fundos?

-"No hay ninguna petición concreta, pero todos sabemos que estos grupos quisieran apoderarse de la región completa".

Héctor Urban recalca que "si uno mira el mapa de la zona, hasta un niño chico se da cuenta de que hay un tema estratégico.

-¿Y cuál sería esa estrategia?

-"Conquistar una franja del mar a la cordillera. Ese es su objetivo. En este predio -Santa Melanie- se producen situaciones importantes para las comunicaciones. Por medio de este fundo pasa la Ruta 5 Sur, además de dos líneas de alta tensión eléctrica. Ellos podrían darse el lujo de cobrar peaje por tener propiedades donde existen servicios que son para todos".

-¿O sea, sus terrenos serían claves y serían prioritarios respecto de otras zonas?

-"Absolutamente. Los violentistas que están detrás de esto lo han dicho reiteradamente. Ellos ya tienen 10 mil hectáreas bajo su control y quieren expandirse al oriente. Nosotros estamos en su camino y por eso quieren sacarnos de aquí".

-Si se trata de una situación estratégica, ¿sienten que es un tema de Estado?

-"Por supuesto. Aquí el gran responsable es el Estado. Las autoridades perdieron el control de la zona. Las policías no pueden ingresar. Aquí hay narcotráfico y otros delitos que se tapan".

- ¿Qué debe hacer el Estado?

-"Recuperar el Estado de Derecho, hacer cumplir la ley y respaldar la acción policial. Es cierto que hay cuestionamientos, pero no pueden abandonar a los ciudadanos. Deben reestablecer la paz y tomar decisiones, aunque sean duras. La justicia tiene que funcionar alguna vez".

-¿Sintió apoyo de las autoridades el día del incendio?

-Era una anarquía, un infierno imposible de controlar y la autoridad estaba ausente. Cada uno se tiene que defender solo y lo único que podíamos hacer era tirar agua. Los helicópteros que combatían el incendio fueron atacados a balazos".

-¿Han analizado la opción de vender estos últimos terrenos?

-"Desde 2001 vivimos una situación de violencia tremenda. Vender los campos fue una decisión durísima, pero sirvió como descanso, porque no dábamos más. Y si tenemos que vivir de nuevo ese infierno, habría que hacer un análisis profundo y tomar una decisión. Nuestros hijos están muy afectados. No tenemos respuesta sobre esto".

''Si nos sacan de aquí, se apropiarían de una superficie importante, porque los demás predios agrícolas aledaños son chicos, y los de las forestales están abandonados o ya fueron quemados. Es una estrategia militar".
 
''Esto fue un atentado. Uno de los focos lo encontramos en el lado sur del campo, donde había una siembra de avena que no se había cosechado y en un sector con viento a favor de 60 kilómetros por hora que no se podía controlar".

HÉCTOR URBAN, AGRICULTOR ATACADO EL MIÉRCOLES EN ERCILLA

 Una historia de terror familiar

Alrededor de 250 ataques a sus predios agrícolas de Ercilla contabilizaba la familia Urban hasta mayo de 2014. Ese mes, el patriarca del clan, René Urban, junto a su hijo Héctor, concretó la venta a la Conadi de los fundos La Romana, Montenegro y Nilontraro, los que en conjunto sumaban 260 hectáreas y que luego fueron traspasados a las comunidades de Temucuicui Tradicional y Temucuicui Autónoma.

Aunque Héctor Urban reconoce que a partir de ese momento se produjo "una tregua", que se extendió por un año y medio, en que "la normalidad" retornó a sus vidas, en agosto de 2015 el agricultor fue golpeado en su rostro -lo que le causó una fractura de nariz y otras contusiones- durante la marcha de camioneros que llegó a Santiago en protesta por los atentados a sus máquinas.

De ese episodio solo recuerda un grito con el que alguien lo identificó y los golpes y patadas que recibió en el suelo. Agresión que fue grabada por sus propios atacantes.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
ANÁLISIS Héctor Urban reconoce que vender en 2014 los otros tres campos de la familia fue una decisión durísima, pero advierte que no quieren vivir el infierno que significó a raíz de los más de 250 atentados desde 2001.
ANÁLISIS Héctor Urban reconoce que vender en 2014 los otros tres campos de la familia "fue una decisión durísima", pero advierte que no quieren "vivir el infierno" que significó a raíz de los más de 250 atentados desde 2001.
Foto:MARIO QUILODRÁN

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales