A centros de rehabilitación y rescate:
Aumenta la entrega voluntaria de fauna protegida en el país

En 2017 disminuyeron los decomisos por tráfico animal, correspondiente a fauna nativa y exótica, por parte de la PDI.  

Florencia Donoso 

Loros choroy, tricahues y la tortuga de tierra argentina son las especies que más se encuentran en el comercio informal, ya que son víctimas del tráfico y tenencia ilegal. La razón principal es que muchas personas no conocen que estas especies están protegidas por la Ley de Caza y la convención CITES y que su comercio está penado al igual que tenerlas como mascotas.

Desde la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente (Bidema) explicaron que en los últimos años han disminuido las incautaciones de fauna nativa y exótica. Si en 2015 el total de decomisos fueron 249 especies, esa cifra bajó a 78 en 2017.

Sin embargo, los centros de rehabilitación han visto un aumento en las especies que ingresan por tenencia ilegal.

El zoológico del Parque Metropolitano recibe al año cerca de 600 animales nativos y exóticos, cifra que ha ido en aumento. La directora del centro, Alejandra Montalba, aseguró que "la gente está más concientizada sobre cuáles son las especies que no pueden tener", lo que explica que cerca del 50% de los animales hayan llegado a través de particulares.

Recepción

Este es el caso de dos gatas colocolo que ingresaron hace algunas semanas al parque. Los felinos fueron separados de su madre a los pocos días de haber nacido. Una familia las adoptó como mascotas y cuando vieron que se trataba de un animal salvaje, fueron a entregarlas.

"El tráfico de animales es lamentablemente muy lucrativo, y la mayoría no sobreviven", explica Montalba.

A la Unidad de Fauna Silvestre (UFAS), clínica de rehabilitación del Buin Zoo, llegan aproximadamente 500 animales, de los cuales el 15% corresponden a casos de tráfico y tenencia ilegal. "Recibimos pocos decomisos oficiales, porque la mayoría de las personas se dan cuenta de que tienen un individuo protegido y lo traen", cuenta Nicole Sallaberry, directora del centro.

Distinto es el caso en el centro de rehabilitación de Parque Safari en Rancagua, que abrió en marzo de 2017. Desde entonces han ingresado 238 animales, de los cuales 62 son decomisos canalizados a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Alonso Silva, veterinario de la clínica, dice que es más complicado educar a la gente en localidades rurales, "por eso hacemos charlas y difundimos información sobre las especies protegidas", ya que durante el 2017 solo recibieron tres animales por parte de particulares.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Una gata colocolo (Leopardus colocolo) fue entregada al zoológico del Parque Metropolitano.
Una gata colocolo (Leopardus colocolo) fue entregada al zoológico del Parque Metropolitano.
Foto:FELIPE BÁEZ


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales