ELMERCURIO.COM Volver

Armada explica que seis personas a la semana en promedio lo intenta:
Dominicanos encabezan los ingresos ilegales por costa entre Tacna y Arica

Domingo 4 de febrero de 2018

Casi todas las detecciones se realizan de noche y corresponden a grupos de seis a doce personas, que son interceptadas en patrullajes marítimos y terrestres. La ruta es usada sobre todo por mujeres.
 


Mario Rojas Martínez 

Mujeres adultas son el perfil de la mayoría de las personas que ingresan al país de manera irregular por el borde costero. Pertenecen a grupos que realizan largas caminatas -preferentemente de noche-, desde Tacna, Perú, o desde el nuevo distrito Yarada Los Palos, también en Perú. Su ruta es la playa y evitan nadar, por el fuerte oleaje y las corrientes, o desplazarse por zonas terrestres, donde hay un cruce ferroviario, una carretera y campos minados, además del funcionamiento de un control fronterizo.

Ese es el entorno en que un promedio de seis personas por semana ingresa en forma ilegal a Chile por el borde costero, lugar en que además existe el riesgo de activar explosivos que hace unos años dejaron bajadas de agua y barro generadas por el "invierno altiplánico" en la quebrada de Escritos, que desemboca en esa zona ubicada unos 20 kilómetros al norte de Arica.

Según registros de la Armada, por esa vía en los últimos cinco años han sido detectadas 1.286 personas. Un 52% (669) son mujeres y el 48% restante (617) son hombres. Todos pertenecen a siete nacionalidades, incluyendo la chilena, pero, por lejos, predominan los ciudadanos dominicanos (86%), seguidos por colombianos (11%), ecuatorianos (1%) y haitianos (0,6%).

"La gran mayoría son ciudadanos de República Dominicana, los que para ingresar a Chile requieren visa. Ese es el motivo por el que ingresan por un paso no autorizado. A contar de 2014, el cruce ilegal de personas comenzó a tener un aumento bastante rápido", explica el capitán de navío Luis Domínguez, gobernador marítimo de Arica.

"Ingresan en grupos que varían entre seis y doce personas. Todos a pie, por vía terrestre, por la playa. Es muy difícil encontrar que entre alguien en forma individual y el flujo se concentra en las noches. Nosotros tenemos cámaras termales y podemos detectarlos a una distancia bastante prudente, que permite la reacción rápida", añade.

Para sus fiscalizaciones, que se realizan por tierra y mar, con apoyo de radares, la Armada realiza patrullajes permanentes. También cuentan con el faro ubicado más al norte en Chile, que se llama Limar, abreviación de Límite Marítimo, construido en 1969. Tres años después ya estaba plenamente operativo, con una triple función: "Señalización marítima ayuda a la navegación, la vigilancia costera y la vigilancia en el mar", agrega Domínguez.

Ese borde costero que al sur conecta con un humedal (Lluta), la línea del ferrocarril entre Arica y Tacna, y un par de hitos fronterizos ubicados al este, son los principales lugares de ingresos ilegales por la frontera norte del país.

La fiscalía de Arica, en su última cuenta anual, informó que el ingreso clandestino de extranjeros a Chile es uno de los tres delitos más frecuentes que activan el inicio de causas, siendo superado solo por amenazas y lesiones menos graves. El año pasado fueron 1.248 causas, con un promedio de más de tres al día.

"Para nosotros, los ingresos clandestinos pueden también encubrir víctimas de tráfico de migrantes, por lo tanto no se puede criminalizar a la víctima de un delito de tráfico de migrantes y obviamente ese análisis tiene que ser multidisciplinario", señala Javiera López, fiscal regional de Arica y Parinacota.

"En 2017 hubo un aumento en ingresos clandestinos al país, pero en 2018 diría que hasta el momento llevamos una cantidad muy importante", agrega.