La II Región cuenta con observatorios Paranal y ALMA, dos de los más importantes en el mundo:
Contaminación lumínica amenaza observatorios astronómicos en Antofagasta

Desde la plataforma del Observatorio de Paranal cada noche se puede observar una creciente dispersión de luz originada en la ciudad, y que difumina parte de las constelaciones de estrellas.  

Claudio Cerda Santander 

La profunda oscuridad de los cielos en el desierto de Atacama, una de sus principales cualidades para el asentamiento en el país de los principales observatorios astronómicos del mundo, hoy se ve amenazada por la progresiva contaminación lumínica que inquieta a investigadores y astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO).

Desde la cumbre del Observatorio Paranal, a 2.600 metros de altura y a los pies de los cuatro gigantescos telescopios del Very Large Telescope (VLT), cada noche se logra una visión inigualable de los cielos australes. Incluyendo la región central de la Vía Láctea y las dos Nubes de Magallanes.

Sin embargo, en orientación a la ciudad de Antofagasta (130 km) se puede apreciar un creciente haz de luz que difumina parte de las constelaciones de estrellas de aquella franja del firmamento.

Gaspare Lo Curto, científico de ESO, encabeza la puesta en marcha de Espresso, un espectrógrafo de nueva generación considerado un buscador de planetas capaz de descubrir astros con condiciones de habitabilidad similares a la Tierra.

Para el científico italiano, la expansión de la contaminación lumínica implicaría perjuicios similares al de perder uno de los cuatro gigantescos telescopios Very Large Telescope (VLT), con los cuales operará Espresso a partir de octubre.

"Hoy el cielo es bastante bueno, pero nos damos cuenta de que va empeorando ligeramente. El día de mañana, si no cuidamos los cielos de Chile, puede ser que necesitemos ocupar cuatro telescopios para lo que antes podíamos hacer con uno. Porque la transparencia de la atmósfera va cambiando", advierte Lo Curto, en la sala de interferometría de Espresso en Paranal.

"Lo que nos da más problemas es la luz difusa, por lo cual siempre se recomienda utilizar luz pública que mire hacia abajo. Lo otro es el polvo, cuando se levanta por actividades violentas", agrega el astrónomo en referencia a las actividades industriales en el desierto de Atacama.

La inquietud crece entre los investigadores de ESO, considerando la alta inversión de esta organización intergubernamental respaldada por 16 países, que asciende a unos 140 millones de euros al año.

"La contaminación lumínica es nuestra mayor preocupación. Hay miles de millones invertidos aquí y el hecho de haya luces cerca, por alguna ciudad o autopista nueva, con luces no adecuadas, afecta mucho al cielo, que lo ves enseguida naranja", comenta el astrónomo español Jesús Correa Santana, en la sala de control del telescopio 1 del VLT.

"Cuando estás en la plataforma y miras hacia el norte, hacia Antofagasta, enseguida se ve esa boina de luz naranja de la ciudad que cada vez se va acercando más. Lo mismo ocurre en el Observatorio La Silla (Coquimbo), que también es de ESO. Con la ampliación de la Ruta 5 se ven todas las luces de la autopista contaminando", añade.

Para frenar la dispersión atmosférica de haces de luz, la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, asegura que desde 2015 se han reemplazado unas 9 mil luminarias anaranjadas de sodio por luminarias LED, que tendrían menor impacto en la contaminación lumínica y aportarían mayor seguridad a los vecinos. A partir de marzo, afirma, se espera aprobar el cambio de las 20 mil restantes en la ciudad.

El Ministerio de Medio Ambiente promulgó en 2012 una normativa para prevenir la contaminación lumínica en las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo para preservar la investigación astronómica.

LA SILLA

Astrónomos afirman que la dispersión de luz es crítica en los cielos de este observatorio en la IV Región. 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
PARANAL.<br/>Posee el instrumento óptico<br/>más avanzado del mundo: el<br/>Very Large Telescope.
PARANAL.
Posee el instrumento óptico
más avanzado del mundo: el
Very Large Telescope.
Foto:Claudio Cerda S.

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales