El gurú de los medios digitales que dirigirá la campaña de Trump a la reelección

Su gestión en redes sociales fue fundamental en la victoria de 2016 y ahora estará a cargo de promoverlo para un nuevo período.  

María Paz Fernández Álvarez 

Brad Parscale es la mente creativa detrás del fenómeno online de Donald Trump durante la campaña presidencial de 2016, un experto en marketing digital que levantó la figura del excéntrico empresario a través de las redes sociales bajo el lema de #MakeAmericaGreatAgain y que finalmente lo condujo a la Casa Blanca.

El "arma secreta" de Trump -como ha sido apodado por medios estadounidenses- fue director de estrategia digital cuando salió elegido como Presidente y, según informó ayer un sitio cercano a Trump, fue designado por el Mandatario como jefe de la campaña que buscará su reelección en noviembre de 2020, un objetivo para el que ya lleva más de un año recaudando fondos. Además, Parscale asistirá a otros políticos republicanos en las elecciones legislativas de medio término que se realizarán dentro de nueve meses, en las que se renovará la Cámara Baja y parte del Senado.

El "Vikingo", como lo llaman por sus casi dos metros de altura y su barba pelirroja, nació en Texas hace 42 años, mantuvo el perfil bajo y desde atrás creó un plan que le permitió al entonces candidato republicano conseguir la victoria.

Parscale no se vinculó con la política hasta 2015, cuando fue contratado para crear un portal de internet para la incipiente campaña de Trump. Según consigna The Washington Post, al diseñador digital lo ficharon para estar a cargo del sitio web por 1.500 dólares y luego su rol se expandió hasta que administró decenas de millones de dólares destinados a promover al candidato presidencial en línea.

Los polémicos tuits de Trump no salían directamente de su móvil, a pesar de una aparente improvisación. Parscale llegó a contar con hasta 400 mensajes prefabricados, según informó El País en plena campaña en 2016. Esta reserva de mensajes encendió a la opinión pública y fue ampliamente difundida por las redes sociales como un fenómeno viral.

El diario español consignó que tras tomar las riendas de la campaña, los tuits del candidato no solo atrajeron a más votantes, sino que un total de ocho millones y medio de dólares se invirtieron para llegar a los desencantados de la política estadounidense. Parscale se encargó de propagar los controvertidos mensajes ante los ojos de los usuarios de Facebook, Google, Twitter, Instagram y Snapchat.

El genio digital de Trump centró su estrategia en la red social de Mark Zuckerberg con una visión clara: ir directo al público que le interesaba. Según la cadena de televisión CNN, Parscale contrató a empleados de Facebook para aprovechar esa red social con el objetivo de promocionar a Trump y perjudicar a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Parscale recordó en una entrevista el año pasado que a Trump le costaba entender el gasto de la campaña en anuncios digitales, y que incluso llegó a gritarle una vez por ello. También aseguró que, durante la última semana de la campaña de 2016, revisó los datos y se dio cuenta de que Trump podría tener ventaja en dos estados que luego resultaron cruciales para la victoria del candidato republicano.

"Tomé cada centavo que pude y lo moví a Michigan y Wisconsin. Y comencé a comprar anuncios digitales y de televisión", afirmó Parscale al programa "60 Minutes" de la cadena CBS.

Desde que Parscale trabaja con Trump se ha acercado a los hijos del empresario: "Brad tiene un talento increíble y fue crucial en nuestro éxito en 2016. Tiene la confianza completa de nuestra familia y es la persona perfecta para estar al frente de la campaña", dijo Eric Trump, el tercer hijo del Presidente en un comunicado.

Thomas Whalen, analista político de la Universidad de Boston, explicó a "El Mercurio" que Parscale "tiene excelentes habilidades de comunicación con su agresiva estrategia de redes sociales en la campaña de Trump 2016. Pero el trabajo del director de campaña requiere más habilidades que eso. Tiene que administrar un gran equipo, recaudar y distribuir grandes sumas de dinero y mantener la armonía entre el candidato, en este caso muy volátil, y toda la operación de la campaña. Le falta este tipo de experiencia, por lo que será interesante ver cómo se desarrollarán las cosas".

 La preocupación de Hillary Clinton

La ex candidata a la presidencia de EE.UU. advirtió ayer que las redes sociales podrían volver a tener un efecto negativo en las próximas elecciones de medio término, como lo habrían hecho en 2016, luego de que un ex empleado de Facebook revelara cómo el actual Presidente Donald Trump logró una presencia desproporcionada de sus mensajes en la red social.

"Todos deberíamos preocuparnos por la manera en la que las plataformas de redes sociales juegan un rol en nuestro proceso democrático", dijo Clinton en su cuenta de Twitter. "Porque no es tomado en cuenta que esto va a volver a pasar. Las elecciones de medio término serán en nueve meses. Le debemos a nuestra democracia corregirlo, y rápido", instó.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:The associated press


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales