Presidente venezolano inscribió su postulación para reelegirse ante el Consejo Nacional Electoral:
Sin rivales de peso, Nicolás Maduro formaliza su candidatura y pide 10 millones de votos

Luego que la coalición opositora MUD se marginara de los comicios, enfrentará a cinco candidatos minoritarios que no logran otorgarle legitimidad a un proceso muy cuestionado.  

Jean Palou Egoaguirre 

Nicolás Maduro vistió una vez más de camisa roja e hizo la tradicional peregrinación chavista al Cuartel de la Montaña, el lugar donde están los restos de Hugo Chávez, antes de enfilar en caravana, en un jeep también rojo y conducido por el influyente Diosdado Cabello, con rumbo a las oficinas del Consejo Nacional Electoral (CNE) para inscribir oficialmente su candidatura para las elecciones presidenciales anticipadas del 22 de abril. "Le pido al comandante supremo (como se refiere a Chávez) nos llene de sus bendiciones y protección eterna", aseguró el Mandatario venezolano, incapaz -pese a su esmero- de aparentar normalidad ante un proceso cuya legitimidad es rechazada tanto por la oposición como por gran parte de la comunidad internacional.

"Este es el Plan de la Patria 2025, que es la profundización del camino y el legado de nuestro amado comandante Chávez", afirmó Maduro al entregar a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, los documentos de su candidatura a la reelección. Según explicó, su programa de gobierno representa "un nuevo comienzo económico" y se hizo "en consulta con más de 3,5 millones de compatriotas", y basado en "más de 30 mil propuestas".

En un mitin ante sus seguidores, Maduro no pudo obviar lo evidente: luego que la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) se marginara de participar en los comicios, al acusar un "fraude" y "falta total de garantías democráticas", el Presidente solo enfrentaría a cinco candidatos de partidos minoritarios que no representan una competencia real para el oficialismo. En su defensa, el Mandatario acusó que la oposición "obedece a una orden del embajador gringo (EE.UU.)", cuyo propósito sería "boicotear las elecciones y llamar a la abstención electoral, para luego buscar un golpe de Estado".

"Debemos organizarnos para darle una lección de votos a los que llaman al boicot electoral. Debemos vencer la abstención", recalcó Maduro, quien se propuso como meta obtener 10 millones de votos, sobre los casi 20,5 millones de los que consta el registro electoral, una cifra que el chavismo nunca ha alcanzado en ningún tipo de elecciones, ni cuando Chávez se encontraba en la cima de la popularidad. "Diez millones de votos es la deuda que tenemos con el comandante", dijo, antes de ponerse a cantar: " Des-pa-cito, te lo vamos a meter todito, diez millones de votos por el buche ", entonó con la melodía de la canción de Luis Fonsi.

Pese a que Maduro tiene un rechazo de 75%, según la firma Datanálisis, y Venezuela sufre una severa crisis de hiperinflación y escasez, el Presidente tiene todas las opciones de ser reelegido, ya que sus principales rivales de la MUD -como Leopoldo López y Henrique Capriles- fueron inhabilitados políticamente y el CNE -manejado por el chavismo- no ha dado garantías de transparencia y ha puesto enormes trabas para el voto de los venezolanos en el exterior. Para la oposición, estos comicios, adelantados por decisión unilateral de la cuestionada Asamblea Nacional Constitucional, son una "farsa electoral", y el oficialismo solo necesita a otros candidatos en liza para intentar darle legitimidad a un proceso predestinado a aclamar a Maduro.

Bajo esas condiciones, cinco candidatos por fuera de la MUD aceptaron participar de los comicios. El más relevante es el ex gobernador disidente del chavismo Henri Falcón, un militar retirado, candidato del minoritario Movimiento al Socialismo, quien para los expertos es la "fachada ideal" del gobierno para aparentar competencia, pero no representa un riesgo en las urnas. Aunque ayer, al inscribir su candidatura, Falcón pidió reprogramar las presidenciales y se dijo seguro de vencer a Maduro, a quien calificó como "el candidato del hambre".

Los otros cuatro contendores, casi desconocidos hasta ahora, son el pastor evangélico Javier Bertucci, el ingeniero Reinaldo Quijada, el empresario Luis Ratti y el militar Francisco Visconti, chavistas distanciados de Maduro.

"Ninguno de esos candidatos se puede catalogar como oposición", dice a este diario Daniel Vernagy, politólogo de la Universidad Simón Bolívar.

En el caso de Falcón, estima el académico, "representa una ruptura con el chavista PSUV, pero no con la ideología del partido": "Sí ha tenido unas posiciones contrapuestas con el oficialismo, pero nunca se desmarcó por completo. Se podría denominar como una 'tercera vía' del oficialismo, luego del chavismo y el madurismo", explica Vernagy, quien define a los otros candidatos como personas que "legítimamente buscan figuración, pero no tienen ninguna oportunidad". De todos modos, cumplen con el propósito de que Maduro tenga un rival a quien derrotar: "Al gobierno le da exactamente igual, mientras haya un candidato. Le resulta irrelevante su nombre, porque de todas maneras el sistema no brinda ninguna garantía y el resultado de estas votaciones -que es distinto a unas elecciones- ya se conoce. No hay ninguna duda".

Diáspora

El CNE informó que 107.284 venezolanos están habilitados para votar en el exterior, pese a que hay 1,5 millones de votantes en el extranjero. Se trata de apenas el 0,5% del padrón.

 Estudian embargo petrolero

Fuentes de la Casa Blanca le señalaron al diario El Nuevo Herald que la administración de Donald Trump estaría estudiando un posible embargo petrolero contra Venezuela, como sanción a las elecciones "ilegítimas" en las que Nicolás Maduro buscará reelegirse. Según los funcionarios, entre las medidas que se barajan estaría un embargo petrolero completo, que prohibiría la venta de crudo venezolano en Estados Unidos y bloquearía la venta de productos estadounidenses relacionados con esa industria a Venezuela.

Ayer, un grupo de once senadores de EE.UU. presentó una resolución contra "las acciones represivas y antidemocráticas" de Maduro, y llamó a la celebración de "elecciones libres y justas".

Los candidatos que enfrentarán al oficialismo

Javier Bertucci

Pastor evangélico de 48 años, es líder de la iglesia Maranatha y de la asociación civil El Evangelio Cambia.

Reinaldo Quijada

Ingeniero de 58 años, se presenta por el partido Unidad Política Popular 89 (UPP89), que era aliado del chavista Gran Polo Patriótico.

Henri Falcón

Militar retirado de 56 años, fue gobernador del estado Lara (2008-2017) por el chavismo. Se presenta por el Movimiento al Socialismo.

Luis Ratti

Empresario, presenta su candidatura como independiente, pero antes fue líder del Frente Bolivariano Hugo Chávez.

Francisco Visconti

Militar en retiro y dirigente del Frente Amplio Nacional Bolivariano, estuvo entre el grupo que se rebeló contra Carlos Andrés Pérez en 1992.






Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Estoy de pie más listo que nunca para las batallas que están por venir. Soy un Presidente pueblo, dijo Maduro, quien llegó hasta el Consejo Eletoral en un jeep conducido por el número dos del chavismo, Diosdado Cabello.
"Estoy de pie más listo que nunca para las batallas que están por venir. Soy un Presidente pueblo", dijo Maduro, quien llegó hasta el Consejo Eletoral en un jeep conducido por el número dos del chavismo, Diosdado Cabello.
Foto:EFE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales