Herramientas gratuitas:
Ciudadanos recolectan valiosa información de animales y plantas para alimentar a los científicos

Insectos, aves y hasta plantas pueden ser registrados con la cámara de un celular. Una comunidad compuesta por investigadores y amateurs alimenta estas plataformas con un objetivo común: conocer sobre movimientos migratorios, la diversidad biológica y hasta descubrir nuevas especies.  

Alexis Ibarra O. 

Con un simple celular, cualquier persona en cualquier lugar puede aportar conocimientos a la comunidad científica. Con la aplicación iNaturalist, las cámaras captan plantas y animales, en tanto el GPS incorporado aporta las coordenadas exactas del lugar en que fueron observados.

iNaturalist es una plataforma fundada en 2008 por estudiantes de la Universidad de California y que fue adquirida por la Academia de Ciencia de esa ciudad de EE.UU. Es una de las aplicaciones más conocidas de la llamada ciencia ciudadana, en la que personas que no tienen estudios científicos formales contribuyen con datos que pueden ser útiles para investigaciones realizadas por especialistas.

"La ventaja de iNaturalist es que es fácil de usar, y con los celulares actuales es sencillo georreferenciar una observación captada con el celular. Muchos usuarios pueden contribuir, y con sus datos, determinar la existencia de una especie que no se conocía en ese lugar, incluso pueden llegar a descubrir algunas nuevas", dice Sebastián Escobar, director ejecutivo de la Fundación Ciencia Ciudadana.

Para él, este tipo de iniciativas ayuda a que la gente común se involucre en la actividad científica. "Por un lado, los científicos se conectan más con la ciudadanía para buscar preguntas de investigación que apunten a problemas reales de la gente. Por parte de los ciudadanos, su aporte siempre conlleva una retroalimentación de la comunidad que se refleja en un nuevo conocimiento adquirido".

Cada vez más estas herramientas tienen mayor potencial. Por ejemplo, iNaturalist sumó la inteligencia artificial para que, a través de sistemas de reconocimiento de patrones ópticos, se pueda identificar una especie a la que no se conoce su nombre.

"Por ejemplo, en el caso de una persona que fotografió una mariposa, se usa el patrón de sus alas para saber si se trata de una especie ya estudiada o es una nueva. Para ello se utilizan técnicas de visión por computadora e inteligencia artificial", dice Josh Henretig, director senior de Sostenibilidad Ambiental a nivel mundial de Microsoft, empresa que contribuye a este proyecto.

Otras de estas aplicaciones es eBird. "Surgió en la U. de Cornell y busca reunir la información de observadores de aves y de científicos en una plataforma común y abierta", dice Fernando Medrano, biólogo de la Red de Observadores de Aves de Chile.

La aplicación (gratis para iOS y Android) permite subir registro de observaciones de aves y su georreferencia. También se pueden subir fotografías, pero no es obligatorio. "La información se puede enviar tanto desde la aplicación como del sitio web, pero desde el celular es más sencillo, ya que su GPS indica los puntos exactos de la observación", dice Medrano.

Filtros automáticos advierten a los especialistas cuando se detectan aves que no debieran estar en una ubicación determinada o alguna nunca antes observada. Así inician un estudio más detallado de un posible hallazgo con interés científico.

En EE.UU. existe una aplicación llamada Merlin que, al igual que iNaturalist, permite saber el nombre de un ave al subir su fotografía. "Queremos que esté en Chile, pero hay que tener una masa crítica de imágenes de aves locales en eBird para que funcione, ya que se alimenta de ellas para reconocer patrones", dice Medrano.

Incluso ya hay un kit, llamado EpiCollect, que permite que cualquier persona pueda crear una aplicación de recolección de datos ciudadanos, sin tener conocimientos de programación. "Es muy útil, ya que hay investigadores que solo necesitan datos de una especie específica y pueden crear una aplicación, por ejemplo de estudio de hurones", dice Escobar.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>La aplicación Merlín</b> se alimenta de la base de datos de imágenes de eBird. Así puede reconocer a un ave a partir de una fotografía enviada por un usuario que no pudo identificarla. La app ofrece una lista de posibles coincidencias.
La aplicación Merlín se alimenta de la base de datos de imágenes de eBird. Así puede reconocer a un ave a partir de una fotografía enviada por un usuario que no pudo identificarla. La app ofrece una lista de posibles coincidencias.

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales