La subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, asegura que los nuevos servicios marcarán cambios reales:
"El nuevo Servicio de Protección Especializada no es el Sename ni su continuador"

Analiza los desafíos de asumir en este cargo inédito y con la infancia al centro de las prioridades presidenciales. "Todos ya dijimos que 'tiene que ponerse un fin", afirma.  

Valentina González 

La primera vez que Carol Bown estuvo en un gobierno fue para cerrar un área. Se trataba de la Subsecretaría de Carabineros, que debía ser traspasada al Ministerio del Interior. Siete años después, la misión es la opuesta: poner en marcha una subsecretaría dedicada a la protección de la infancia, tema definido como prioritario por el Ejecutivo.

Bown sabía que su rol como subsecretaria de Carabineros sería breve, pero la seguía motivando trabajar en un área social. Golpeó dos puertas. La de los entonces ministros Magdalena Matte (Vivienda) y Felipe Kast (Desarrollo Social). Se puso a su disposición y el ahora senador le pidió trabajar por la infancia. "Hay que dividir el Sename", recuerda Bown que le dijo.

La abogada UC y militante de la UDI llegó como asesora al Mideplan (hoy Ministerio de Desarrollo Social) y, junto a un equipo, revisó informes, recorrió centros y preparó proyectos de ley que finalmente no salieron del Congreso. "Pero el tema siguió ahí. Nunca nos olvidamos de que era urgente", dice.

Una nueva realidad

Tras la muerte de Lissette Villa en 2016, Bown se contactó con Piñera. Le hizo llegar información y propuestas, basadas en el trabajo que habían realizado en el ministerio. El Presidente la citó a una reunión con Gonzalo Blumel y ese fue el inicio del trabajo de una comisión de infancia, que sentaría las bases del plan que el Mandatario anunció solo horas después del cambio de mando.

Sobre el trabajo a futuro, Bown enfatiza que se debe actuar rápido, pero bien, y todo esto, con los niños como foco central: "Desde que murió Lissette, yo vi cómo el gobierno anterior impulsó cosas. Nunca jamás podría decir que no hicieron nada. Yo creo que sí se preocuparon de los niños. Pero me pregunto, de todos los proyectos de ley que impulsaron o comisiones o cosas que hicieron, ¿qué cambió realmente la vida a los niños que están ahí? Eso es lo que no podemos olvidar".

"Para abordar esto, adelanta un intenso trabajo intersectorial en que, por ejemplo, Salud será protagonista: "Necesitamos que busquen, nos entreguen y nos ayuden con la atención psiquiátrica, si no, no vamos a lograr nada. También se puede pedir la ayuda de privados, y ojalá las escuelas de Medicina o Psicología nos puedan ayudar".

-Si sabemos hace años de esta crisis, ¿por qué cree que esta vez sí se logrará una solución?

"Hay un ambiente en que la verdad es que toda la sociedad completa, los medios, los políticos, la academia, la gente en su casa, todos dijimos: 'Tiene que ponerse un fin'. Y creo que, lo segundo, es que hicimos un programa de gobierno (...) con la convicción de que sí se puede cambiar, y con dos objetivos concretos: mejorar las condiciones de vida de los niños que hoy están en el Sename, y dos, pensando en que el objetivo final es que los niños no lleguen allí.

"No puedo criticar administraciones anteriores del Sename, que recibieron una urgencia, con un caos político, que se murió alguien (...) Sentar a un director en ese cargo y decirle 'soluciona esto'... La verdad es que no había un plan. Nosotros hicimos este plan con la cabeza fría, entre comillas, con tiempo, pensando y poniéndole mucho corazón".

-¿Cómo se puede hacer para cambiarle la cara al Sename y que la nueva institucionalidad no sea una continuación?

"Hoy día el Sename se termina y se crean dos servicios nuevos (...) Uno que es un servicio que tiene un nombre distinto y que se llama Servicio de Reinserción, porque el foco no es tener a niños presos, eso nunca ha sido. (El foco es) reinsertarlos, que vuelvan a sus familias, a estudiar, a trabajar, a ser lo más felices posible. A desarrollarse como adultos y ser muy felices.

"Y por otra parte, estará el nuevo Servicio de Protección Especializada que no es el Sename ni el continuador de eso. Tiene un foco especial de protección en estos niños y espera no ser el continuador, sino que generar un cambio real a partir de su creación".

-El Sename como lo conocemos hoy....

"Se acaba".

"Tenemos que entender que el separar a un niño de su familia debe ser una medida extrema, la última".
CAROL BOWN
Subsecretaria de la Niñez

 La agenda a corto plazo

Carol Bown define al menos dos focos de trabajo. Por un lado, la parte de levantar una nueva subsecretaría: "Hay una parte técnica que tenemos que hacer, de construir reglamentos de funcionamiento, plantas de profesionales, para poder comenzar a funcionar con propiedad, con presupuesto y todo, probablemente en 2019".

Mientras todo eso está en marcha, la subsecretaria afirma que brindarán asistencia técnica. Además, anticipa: "Vamos a tener mesas de trabajo intersectorial. Vamos a partir por una mesa que diseñe la conformación del acuerdo nacional y que invite a trabajar a los distintos sectores políticos y de la sociedad civil que puedan colaborar".

"El gran desafío, el principal y por el que estamos acá, es construir de alguna forma una institucionalidad que evite que los niños lleguen al Sename", concluye Bown.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:ANDRES PEREZ CUENCA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales