Durante la homilía de celebración de Pascua de Resurrección en la Catedral de Santiago:
Ezzati entregó mensaje de integración y fraternidad enfocado en los inmigrantes

El arzobispo de Santiago pidió a los fieles tener una mirada sobre la ciudad. "Aquí hay muchos hermanos que vienen de otros países de América Latina y también están sufriendo momentos difíciles", expresó.  

Dierk Gotschlich 

Cuando el reloj marcaba las 12:00 de ayer, tanto el interior como el frontis de la Catedral de Santiago lucían repletos de gente. Según cifras del Arzobispado de Santiago, al menos dos mil fieles acudieron a la celebración que conmemora la resurrección de Jesús, y que marcó el cierre de la Semana Santa.

La homilía contó con una gran asistencia de niños, quienes -sonrientes- sostenían canastas llenas con los tradicionales huevitos de chocolates que llevaron desde sus hogares. Además, hubo una notoria asistencia de extranjeros, quienes aprovecharon la oportunidad para fotografiarse junto a las distintas figuras religiosas, altares y esculturas que están dentro de la catedral.

La homilía del cardenal Ricardo Ezzati estuvo marcada por la inmigración, tema que hoy está presente en el debate público por sus efectos. "Los discípulos de Jesús nos encontramos celebrando la victoria de nuestro Dios sobre todo el mal, el pecado y la muerte. Celebramos el triunfo sobre la división, para que la comunión con él nos haga de verdad hermanos y hermanas, más allá del color de nuestra piel, de nuestras culturas y de los límites de nuestros países", dijo el cardenal.

Además, el arzobispo de Santiago pidió un compromiso a los fieles: "Una mirada a nuestra ciudad; aquí hay muchos hermanos que vienen de otras partes de nuestro país y otros que vienen de otros países de América Latina, que también están sufriendo momentos difíciles de su historia. Tenemos que tener el compromiso de vivir nuestra fe como una levadura que cambie el egoísmo en una generosidad renovada, para que transforme los intereses económicos marcados por el dinero, por el interés por la persona".

Objeción de conciencia: "Un derecho humano"

Después de la homilía, el cardenal aprovechó de referirse al cambio en el instructivo de la ley de aborto bajo tres causales, que permite la objeción de conciencia institucional, el cual calificó como "un derecho humano", que al ser el anhelo de una comunidad, puede perfectamente transformarse en el derecho de una institución.

"Todo lo que se haga a favor de la vida es un signo de la trascendencia, que tiene toda persona, más allá de que tenga o no tenga un defecto. El tema de la objeción de conciencia siempre lo hemos sostenido, desde el primer momento en que se propuso en Chile la ley de aborto en tres condiciones", aseguró.

Además, dijo estar alegre "de que haya médicos, que han juramentado hacer de su profesión una a favor de la vida, lo puedan cumplir en relación a la vida que está por nacer".

Por motivo de la celebración, la ceremonia finalizó con una bendición que otorga la remisión de los pecados, otorgando una indulgencia plenaria para todos los fieles confesados.

 "Todos tenemos la obligación de respetar los índices fundamentales que nos hacen personas"Identidad de género:

El proyecto de ley que reconoce y da protección al derecho a la identidad de género será analizado hoy por una comisión mixta en el edificio del ex Congreso, en Santiago. En la primera jornada se elegirá presidente y se acordarán normas de procedimiento.

Respecto del tema, Ezzati dijo que se trata de un tema que se ha discutido mucho, pero "lo que a mí me parece, y que también hemos definido siempre, es que la dignidad de la persona que uno descubre en su propia naturaleza humana, cuando es mayor, tiene todo el deber y el derecho de defenderlo. Y cuando uno no es mayor, y por consiguiente depende de sus padres, son ellos los que tienen que defender esa identidad". En esa línea, explicó: "En el país de repente se pueden aprobar algunas leyes, lo que no significa que sean superiores a lo que es la identidad ontológica de la persona y de la obligación, entonces, que todos tenemos de poder respetar los índices fundamentales que nos hacen personas".

"Hay una gran tarea educativa junto con una gran tarea de acogida. Hay que acoger a las personas que sufren, a las que viven problemas difíciles en la vida, y hay que acompañarlas", agregó.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
PERDÓN.- Durante la misa se realizó la bendición plenaria, otorgándoles remisión a todos los confesados.
PERDÓN.- Durante la misa se realizó la bendición plenaria, otorgándoles remisión a todos los confesados.
Foto:MATIAS DELACROIX

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales