Presidente Sebastián Piñera informó que el Gobierno presentará una querella por hecho ocurrido en La Pintana:
Carabinero fallece por dos disparos en la cabeza, en medio de enfrentamiento de bandas narco

El cabo primero Óscar Galindo (29) fue herido cuando intentaba detener una balacera entre grupos rivales. Anoche se entregó quien sería el autor, un joven de 17 años. "Lo confundí con un sicario", declaró una vez detenido, al llegar al hospital.  

Daniel Inostroza, Claudia Sánchez y Sebastián Henríquez 

"¡Cabo herido, cabo herido!", se escuchó gritar ayer a un funcionario de Carabineros por la radio. Eran cerca de las 12:30 horas, y desesperado pedía ayuda para su compañero Óscar Eduardo Galindo Saravia (29), de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP), quien había recibido dos balazos en la cabeza, mientras intentaba detener un enfrentamiento armado entre dos bandas de narcotraficantes, en la calle Burdeos con Del Sembrador, en La Pintana.

Durante la madrugada, Carabineros había realizado diligencias en la comuna, debido a una operación antinarcóticos. Cuando todavía había policías en el sector, hubo un ajuste de cuentas en el que una persona resultó herida.

El cabo primero Galindo acudió con su patrulla. Al bajarse de esta, fue herido por tres impactos de bala, provenientes presumiblemente de un arma automática Glock, según las primeras diligencias del Labocar de la policía uniformada. Dos tiros se alojaron en su cabeza y un tercero, en un brazo. Rápidamente fue trasladado al Hospital Padre Hurtado y desde ahí, en un helicóptero institucional, al Hospital Dipreca, donde se confirmó su muerte pasadas las 15:00 horas.

El autor de los disparos sería D.E.R.Y., de 17 años, quien desde 2015 registra antecedentes policiales, por tenencia de arma de fuego y receptación, y quien se entregó anoche a la policía luego de que fuera intensamente buscado durante toda la jornada en el sector sur de la capital.

Presidente Piñera: "Este crimen no quedará impune"

Una vez conocido el hecho, el Presidente Sebastián Piñera llegó al Hospital Dipreca. Tras conversar con la viuda del cabo y manifestarle sus condolencias, afirmó que "este crimen no quedará impune y la voluntad del Gobierno por combatir la delincuencia y combatir las pandillas, las bandas, la violencia desatada que muchas veces existe en nuestro país, es total y absoluta".

Agregó que, como Gobierno, presentarán una querella y "vamos a tomar todas las medidas que están a nuestra disposición y que son necesarias para que este crimen se esclarezca y el responsable enfrente a la justicia".

Cerca de las 18:30 horas, el cuerpo del mártir de Carabineros fue llevado al Servicio Médico Legal. Este mediodía se realizará un responso en la iglesia institucional y posteriormente su cuerpo será trasladado a Cañete, su ciudad natal de la Región del Biobío.

La entrega del sospechoso

A las 16:00, el OS-9 de Carabineros pidió una orden de detención al 15° Juzgado de Garantía contra D.E.R.Y. por el delito de homicidio de carabinero en servicio. Había declaraciones de testigos que lo señalaban como el autor de los disparos que mataron al policía.

Por la tarde se allanaron más de diez domicilios en busca del sospechoso, pertenecientes a familiares y amigos que podrían servirle como red de apoyo. Además, se dispuso de vigilancia de punto fijo en las cercanías de una vivienda en la población El Castillo, en la comuna de La Pintana, donde el menor llega a diario.

Cuando la policía lo tenía cercado, un abogado se contactó con Carabineros y afirmó que el joven quería presentarse ante la justicia en forma voluntaria, debido a que estaba herido de bala en el abdomen.

Se acordó con el profesional que se entregara en una bomba de bencina, en avenida Santa Rosa, donde lo esperaba un equipo de Carabineros. Sin embargo, cuando iba rumbo a la bencinera decidió cambiar de rumbo y concurrió al cuartel de la PDI en la misma avenida.

Allí se constituyó un fiscal y el OS-9. Detectives hicieron entrega del imputado, que inmediatamente fue trasladado a la Urgencia del Hospital del Salvador.

Llegó a las 22:55 horas al recinto asistencial. "Lo confundí con un sicario", declaró. Se constató que tenía dos heridas de bala. Fue dado de alta y pasaría la noche en el cuartel del OS-9, en Ñuñoa. Según información de la investigación, D.E.R.Y. habría confesado ser el autor de los tiros. Dijo a los policías que disparó una pistola, la que lanzó en el lugar de los hechos cuando huía. Sin embargo, hasta cerca de la medianoche el arma no había sido ubicada.

"Es la persona que buscamos"

Hasta el recinto asistencial llegó el general director de Carabineros, Hermes Soto, quien sostuvo: "Es la persona que buscamos. Esto nos tranquiliza. Hemos aclarado lo que sucedió. Nos da tranquilidad como institución, le da tranquilidad a su familia y estamos orgullosos del trabajo realizado por el personal de Carabineros".

Según el jefe policial, "él tiene una conducta bastante agresiva, y no es un individuo que esté recién empezando a participar en este tipo de hechos".

La operación previa

Durante la madrugada de ayer, el OS-9 de Carabineros detuvo a Vladimir Soto Rubillanca, sindicado como el líder de la organización criminal "Cogote de toro". Además, allanó domicilios en los que se almacenaban drogas y armas de fuego. Más tarde, se registraron diez inmuebles y también se arrestó a Franco Rino Rubina (25).

Triste listado
El cabo Galindo se convirtió en el mártir 1.208 de Carabineros.

"Me pregunto qué sentirán las personas que están dispuestas a matar a un carabinero que está protegiendo nuestras vidas".
SEBASTIÁN PIÑERA
Presidente de la República

"Teníamos un extenso operativo en el sector. Él se sintió acorralado seguramente, pero es la forma que tenemos para lograr la detención".
HERMES SOTO
General director de Carabineros

"Basta de consideraciones que porque son menores no pueden recibir las penas que corresponden a delitos muy graves".
ANDRÉS CHADWICK
Ministro del Interior

 Alcaldesa Pizarro: "Los narcotraficantes se están disputando los territorios a balazos"

La alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, también llegó al Hospital Dipreca en la tarde de ayer para acompañar al cabo Galindo y su familia. Tras conversar brevemente en forma privada con el general director, Hermes Soto, señaló que "esto no se trata de un hecho aislado. Tenemos un combate contra el narcotráfico, y no da lo mismo. Acá no hay colores políticos. Las diferencias se acaban en política cuando se trata de combatir la delincuencia".

Mientras la policía buscaba al homicida del cabo, hizo un llamado a los vecinos de la comuna "a dar datos de este delincuente" y aportó un antecedente relevante: "Ya estuvo detenido".

La edil, quien también integra la mesa presidencial por la Seguridad Pública, señaló otro antecedente clave para la investigación: "El año pasado fue incautada otra UZI, que fue robada a Carabineros. Y esta persona que hoy se anda buscando es uno de los personajes que participó del robo" de estas subametralladoras.

Pizarro continuó: "Es un menor de edad que tenía una pena sustitutiva y estaba pintando una junta de vecinos. En las poblaciones, los narcotraficantes se están disputando los territorios a balazos, y no podemos acostumbrarnos a las balas", dijo, y concluyó haciendo un llamado al Gobierno: "Como municipio, no podemos solos (...) necesitamos la ayuda del Estado, de las policías".

Era oriundo de Cañete, casado y con tres hijos

Restaban solo seis días para que el cabo Óscar Galindo cumpliera 30 años, el próximo martes 12 de junio.

Oriundo de Cañete, en la Región del Biobío, ingresó a la institución en 2007, donde conoció a su actual esposa, la también funcionaria Priscilla Lavanderos, que se desempeña en la 43 {+a} Comisaría de Peñalolén, y con la que tuvo dos hijas.

Desde la institución lo describen como una persona "noble y de profesionalismo destacado".

Actualmente, se desempeñaba en la SIP de La Pintana desde hace un año, y previo a eso formó parte de la 43 {+a} Comisaría de Peñalolén, la 20 {+a} Comisaría de Puente Alto y en la Tenencia San Luis de Peñalolén.

El cabo Galindo, además de una viuda, deja a tres hijos, dos de ellos de su actual matrimonio y un tercero de una relación previa.

Su madre, Ximena Saravia, esperaba ayer por la tarde al avión institucional que la llevaría desde Cañete a Santiago, donde espera reunirse con autoridades. La mujer indicó que "estoy muy afectada; no sé qué voy a hacer ahora. Esperaré unos días para ver".

En tanto, la hermana de la viuda, Solange Lavanderos, declaró tras su muerte que "es muy difícil expresar lo que sentimos, como familia y también como carabineros (...) tuve, gracias a Dios, la oportunidad de verlo con mi hermana y que ella se pudiera despedir". Y concluyó haciendo un llamado: "La persona que cometió este crimen había sido detenida antes; les pido por favor que ya basta".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Traslado inmediato Luego de recibir los impactos de bala, el cabo Galindo fue trasladado rápidamente al Hospital Padre Hurtado, en San Ramón. De ahí fue derivado, vía aérea, al Hospital Dipreca en Las Condes, al que arribó cerca de las 13:20 horas. Una hora y media después se confirmó su muerte.
Traslado inmediato Luego de recibir los impactos de bala, el cabo Galindo fue trasladado rápidamente al Hospital Padre Hurtado, en San Ramón. De ahí fue derivado, vía aérea, al Hospital Dipreca en Las Condes, al que arribó cerca de las 13:20 horas. Una hora y media después se confirmó su muerte.
Foto:Carabineros de Chile

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales