Alcalde de Las Condes enfrenta críticas y espera que norma termine en ley nacional
Lavín y su polémica ordenanza antipiropos: "Los alcaldes tenemos derecho a regular el espacio público"

El edil UDI dice que su fin último es fomentar el respeto entre los ciudadanos. Sobre sus coincidencias con el alcalde Jadue (PC), asegura que no hay una asociación y que "ver alianzas de otro tipo es una locura completa".  

Juan Antonio Muñoz H. 

En debate nacional se ha convertido la decisión del Concejo Municipal de Las Condes de aprobar una ordenanza contra "el acoso callejero y las manifestaciones ofensivas". El 24 de mayo, la norma se aplicó por primera vez. El propio alcalde, Joaquín Lavín, lo anunció en Twitter: "Carabineros saca 1.er parte por Acoso Callejero. El piropero/infractor le dijo a una mujer: 'Coma más ensalada para que conserve su linda silueta'. Mal".

Algunos se rieron. Otros se indignaron. También hubo quienes aplaudieron. Hasta el Presidente de la República salió a decir que "no puede ser que cada municipio fije las reglas de lo que uno puede decir o no puede decir" (ver recuadro).

Pero Lavín dice estar feliz con el debate y seguro de que la controvertida ordenanza dará sus frutos y transformará a Chile.

-¿Cuál es el sentido profundo de esta norma?".

"El respeto. En mi vuelta como alcalde me he dado cuenta de que los mayores problemas de la ciudad son los de convivencia. En Santiago, la gente te tira el auto encima, no te deja pasar, hay problemas entre peatones, automovilistas y ciclistas, o con dueños de mascotas que andan paseando al perro suelto... También están el acoso y el insulto. Mi objetivo profundo es lograr un espacio público en que haya respeto y en que nadie sienta invadido su metro cuadrado. Creo que si logramos cambiar eso, daremos un gran paso. Sabemos que nos estamos enfrentando a una actitud profundamente acendrada en los chilenos; eso de creer que tú le puedes decir o gritar a alguien lo que se te ocurra. Si queremos ser desarrollados de verdad, eso implica también este respeto".

-Decir "coma más ensalada para que conserve su linda silueta" es algo bastante inocente.

"Si se lee así no más, obviamente que parece algo liviano y hasta simpático. Eso también lo tengo claro, porque es de sentido común. Pero hay que entender que estas cosas operan por acumulación. Conversé con la niña que hizo la demanda y me decía estar aburrida de estas situaciones, que la afectan cada vez que sale a la calle. Hay otra cosa que al comienzo me costó entender y es que uno tiene derecho a conservar su metro cuadrado y que cuando alguien se refiere a ti en voz alta en la calle, riéndose de tu cuerpo o de cómo te ves, tú puedes sentirte ofendido. Además, esta cosa de comer ensalada no va sola, va acompañada de gestos, de la forma en que se dice... Y ella se sintió ofendida. Y si la persona se siente ofendida, tiene derecho a usar la ordenanza. La gran recomendación es mejor abstenerse".

-Al Presidente tampoco le pareció bien que haya ordenanzas en un municipio y en otro no.

"Él dijo que no le parecía que esto fuera una cosa de las comunas, sino algo a nivel nacional. Y tiene razón. Ojalá sea a nivel nacional, pero mientras tanto tenemos esto. Los alcaldes tenemos derecho a regular el espacio público y muchas cosas que parten en los municipios terminan después como leyes a nivel nacional. El fin de las bolsas plásticas es un ejemplo, y con esto creo que va a pasar lo mismo".

-Pero ¿cómo se puede cautelar que no se cometan abusos? ¿Y si no hay testigos?

"Bueno, obviamente que tendrá que haber pruebas. En este caso había testigos. Las grabaciones también son pruebas".

-Usted fue a hablar con el acusado y después dijo que espera que la pena no sea tan terrible...

"Es que esto es nuevo y ha abierto una conversación. Pero yo sé que las cosas no son blancas ni negras totalmente. Para mí, él no debió haber dicho eso, porque la persona no lo quería oír. Yo hablé con el acusado; me dijo que estaba arrepentido, que no quiso ofender a nadie, que lo hizo en buena, sin pensarlo mayormente. En fin, yo tomo esto como parte de la conversación. Estamos creando algo nuevo, un cambio de actitud. Buscamos una nueva forma de respetarnos en Chile y en esto todas las opiniones son válidas".

-Se va a poner en entredicho lo dicho y lo no dicho. Porque alguien puede decir una pesadez al aire sin aludir ni apelar a otro.

"De lo que se trata es que nos respetemos más. Si la persona se siente halagada, no va a denunciar. Pero me doy cuenta de que hay un cambio en el ADN de las mujeres más jóvenes. Les carga que les digan cosas en la calle y lo que quieren es que no les digan nada de nada. Entre las chilenas de mi tiempo, a lo mejor no es tan así".

-Su colega de Providencia, Evelyn Matthei, también se manifestó contraria a la ordenanza.

"Sí, dijo algo parecido a lo del Presidente. Estoy seguro de que a la larga esto va a servir para tener un país más respetuoso. Lo que pasa es que hay un proyecto de ley sobre acoso callejero".

-Si eso llega a puerto se va a producir un cambio en la forma de comportamiento social.

"Sí. En los países más desarrollados esto lleva a una distancia mayor entre las personas. Las mujeres te dan la mano y no un beso, por ejemplo".

-Eso sucede más bien en los países anglosajones y del norte. En los países latinos no es tan así; en Italia se saludan de beso hasta los hombres y el piropo es parte de la esencia nacional...

"Sí. Pero en otros lugares se cuida mucho eso de besar a otro y nadie está dispuesto a que le digan cosas en la calle. Yo lo tomo como una evolución. Últimamente, la gente de una comuna como Las Condes se escandaliza cuando alguien saca a pasear a un perro sin correa, pero hace pocos años eso era normal".

-El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), fue el primero en promover una ordenanza de este tipo. ¿Se dio alguna suerte de asociación, conversación o vínculo entre ustedes al respecto?

"Efectivamente en Recoleta salió primero. Nosotros planteamos antes la ordenanza en el Concejo, pero se postergó porque hubo una discusión muy fuerte al respecto. No, no hubo ninguna asociación".

-Ahora hay una campaña contra los prejuicios que reúne a Michelle Bachelet, Daniel Jadue y Joaquín Lavín.

"Eso es algo de la Fundación Iguales en lo que yo participo, pero ver en eso alianzas de otro tipo es una locura completa".

"Mi objetivo profundo es lograr un espacio público en que haya respeto y en que nadie sienta invadido su metro cuadrado".

"Hay un cambio en el ADN de las mujeres más jóvenes. Les carga que les digan cosas en la calle y lo que quieren es que no les digan nada de nada. Entre las chilenas de mi tiempo, a lo mejor no es tan así".

"Si la persona se siente ofendida, tiene derecho a usar la ordenanza. La gran recomendación es mejor abstenerse".
JOAQUÍN LAVÍN
Alcalde de Las Condes

 Piñera: "Casi no vamos a poder hablar"

"A veces nos hemos pasado al otro extremo", ha advertido el Presidente Sebastián Piñera a propósito de la primera persona multada por la ordenanza antiacoso de Las Condes.

El lunes, en una entrevista radial, planteó que "una cosa, por supuesto, es que no podemos humillar, ofender, acosar a las mujeres, porque tienen los mismos derechos y la misma dignidad (...) pero que uno no le pueda decir que coma ensalada... Yo le puedo decir a usted que coma más porotos porque está muy flaco (...) Si se dicen las cosas en buena forma...".

Según el Mandatario, "a esta altura yo no sé, o muchos no saben, qué se puede o no se puede decir. Casi no vamos a poder hablar con este verdadero péndulo. Nos pasamos a un extremo en que le podíamos decir las barbaridades más grandes a las mujeres al otro extremo, en que no se le puede decir a una mujer que es linda".

Junto con cuestionar que un municipio dicte una ordenanza para regular "lo que uno puede decir o no puede decir", lo que en su opinión podría derivar en "una mordaza total", planteó que estas materias deberían ser discutidas en forma general, para todo el país.

En esa línea, el ex ministro y actual abogado integrante de la Corte Suprema Pedro Pierry planteó en carta a este diario que se debe determinar "si los alcaldes tienen la facultad de imponer esta limitación a la libertad de expresión a través de ordenanzas municipales, o si es una materia que compete exclusivamente a la ley como expresión de la voluntad soberana".

Según explicó el municipio de Las Condes, la ordenanza es aprobada por el concejo y no requiere toma de razón de Contraloría.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales