En su segundo día en la Región de Los Lagos, la misión pastoral se reunió con los sacerdotes y diáconos de la ciudad:
Scicluna pide unidad al clero de Osorno y abrir "una nueva página en la historia de la diócesis"

Hoy se espera la llegada del administrador apostólico Jorge Concha. El miércoles, los enviados papales lo recibieron en Santiago, junto a quienes fueron designados para Puerto Montt y Valparaíso.  

Valentina González y Soledad Neira Osorno y Puerto Montt 

Hileras de pupitres escolares -perfectamente alineados- esperaban ayer en la Casa Betania a los cerca de 40 sacerdotes y diáconos que acudieron al encuentro de los enviados del Papa. Al frente del salón, cual sala de clases, un mesón estaba dispuesto para la misión pastoral. Desde allí, Charles Scicluna y Jordi Bertomeu escucharon por más de dos horas los testimonios de los religiosos de la diócesis de Osorno.

La tensión fue clara desde temprano, cuando un grupo de fieles manifestó con gritos su apoyo o rechazo a los clérigos que iban ingresando al lugar, dependiendo de su cercanía con el obispo Juan Barros.

El diálogo con los enviados papales comenzó pasadas las 10:00 de la mañana, y la conversación fue intensa. Trascendió incluso que temas como el celibato y el matrimonio protagonizaron las primeras intervenciones de los sacerdotes, incluso antes de que se entrara en el que, según la convocatoria, sería el foco: lo vivido en los últimos tres años y las discrepancias en la diócesis.

Un nuevo capítulo

Según asistentes a la reunión, el objetivo se cumplió. Las distintas visiones se plantearon. Así se constató, incluso, en el intermedio que hubo. El sacerdote Américo Vidal, de la parroquia Santa Rosa, conversaba con Scicluna, mientras Walther González, cercano a Barros, hablaba con Bertomeu a solo metros.

La disposición de los clérigos fue valorada por el arzobispo maltés, quien les agradeció "por la confianza, el coraje, la franqueza, el modo recto de hablar" y aseguró que "hay buena voluntad de empezar una nueva página de la historia de la diócesis de Osorno".

Scicluna abogó por la unidad. "Hay divisiones en todas las familias", dijo en relación con las diferencias entre los miembros de la diócesis.

El sacerdote Miguel Molina comentó que en 2017 pidió ser trasladado a Punta Arenas por sus diferencias con Barros. Relató que Scicluna le dijo "así, ya en un tono más coloquial, informal, 'tú conversa con el administrador para que regreses a tu casa, a tu diócesis'. Así que eso habrá que verlo".

El padre Peter Kliegel vivirá también su propio retorno mañana. Volverá a entrar a la catedral, a la que no iba en los últimos años. "Es un gozo poder volver", anticipó. En enero, tras la visita apostólica, Kliegel escribió una carta abierta a los obispos, con críticas a monseñor Barros. Reconoció que abordó el tema con Scicluna y Bertomeu, "en conversaciones privadas, sí, pero me pidieron que todavía no hable".

Los religiosos más cercanos a Barros se fueron del lugar sin formular declaraciones.

A pesar de las señales de acercamiento entre los distintos sectores, todavía no hay certezas de que mañana todos estén en la catedral para la gran misa que sellará el fin de la misión pastoral a Osorno. Al menos hasta la tarde de ayer, Vidal aún no tenía clara su asistencia, ya que indicó que tiene su propia eucaristía, a la misma hora, en su parroquia. "Debería ir, pero no puedo", dijo, añadiendo que la reconciliación podría tardar "uno, dos o tres años".

Anoche, la misión pastoral visitó las parroquias Santa Rosa y Espíritu Santo. A la primera, Scicluna llegó solo y en esa instancia un fiel que viajó desde Coyhaique, Felipe Carrasco, le entregó una carpeta con antecedentes de supuestos 20 casos de abusos ocurridos en esa zona.

Mientras, Bertomeu seguía recibiendo testimonios en la catedral, actividad a la que ambos dedicaron las horas de la tarde. La mayoría de los denunciantes de ayer corresponde a casos ocurridos en Osorno.

Más tarde, en la segunda parroquia visitada, cuya comunidad es más cercana a Barros, el padre Adán Lugowski afirmó sobre el renunciado obispo: "Es una persona que siente, que tiene corazón. Hemos visto cómo se mataba poco a poco a un hombre".

"Siempre hay dos caras de una moneda", comentaron los fieles al salir del templo.

DESDE ROMA
Si bien no habría videoconferencia en la misa de mañana, los enviados especiales leerían un mensaje especial del Papa para Osorno.

''Investigar es un deber de justicia, y necesitamos hacer justicia con las víctimas... Debemos controlar todos los asuntos". CHARLES SCICLUNA Arzobispo de Malta

''Por lo menos, nos dimos la paz. Este es un proceso largo, no es como decir que con una misa vamos a arreglar todo. Esto significa también entrar en una introspección, una luz de Dios". AMÉRICO VIDAL Parroquia Santa Rosa

 Administrador apostólico de Puerto Montt: "Los delitos no se encubren, se denuncian"

"Delitos son delitos. Los delitos no se encubren, se denuncian. Aquí no hay doble discurso. No vamos a tratar de debilidades situaciones que son delitos, y en ese sentido, mi compromiso es la total cooperación y ayuda a todos los organismos públicos. No puede ser otra".

Así lo enfatizó el administrador apostólico de la arquidiócesis de Puerto Montt, Ricardo Morales, al presentarse públicamente en la ciudad, luego de que el domingo en la noche se anunciara que el Papa aceptó la renuncia del obispo Cristián Caro.

Según Morales -quien se enteró hace una semana de que llegaría a la Región de Los Lagos-, las instrucciones del Pontífice son claras para todos: "Tenemos que reparar el daño, restablecer la justicia con verdad y con caridad (...). Y toda la cooperación a los entes públicos", afirmó respecto de los ilícitos.

Añadió que las distintas situaciones se tienen que asumir "sin cubrir los ojos, asumiendo el dolor de las víctimas, asumiendo el dolor y el sufrimiento de muchas personas que no se han sentido escuchadas, y frente a eso la actitud no puede ser otra que escuchar, atender".

Morales pidió también "prudencia" para no juzgar a quienes no han sido condenados.

El religioso precisó que ayudará en lo que sea necesario a Jorge Concha, designado administrador de la diócesis de Osorno: "El encargo que le ha dado el Santo Padre es de restablecer la comunión en una comunidad dividida, que ha sufrido mucho".

Minutos más tarde, Morales comentó a "El Mercurio" que el miércoles participó, junto a los otros dos administradores, de una reunión con los enviados del Papa. En la cita, dijo, Charles Scicluna y Jordi Bertomeu "indicaron, en general, el querer del Santo Padre respecto de estos nombramientos. Que son el inicio, no son los únicos. El Papa habla precisamente de medidas a corto, mediano y largo plazo".

Morales agregó que ese diálogo "fue muy enriquecedor. Monseñor Scicluna y el padre Jordi, después de la primera visita, tienen claridad de todo lo que acontece en la Iglesia en Chile. Escucharlos a ellos, que han tenido oportunidad de reunirse con las víctimas, de experimentar el dolor y acogerlo... Son interlocutores de lo que ellos han vivido y me pone en una sensibilidad especial para actuar".

-¿Tiene identificada alguna situación urgente en su diócesis?

"En particular, yo diría que es continuar lo que ya se ha estado haciendo en ella (en la arquidiócesis). Continuar significa, en el fondo, acoger, escuchar, atender. Yo creo que ese es el foco de lo que hoy día cabe realizar y profundizar".

-¿Lleva usted algún proceso respecto de algún sacerdote en la arquidiócesis de Puerto Montt?

"Respecto a investigaciones en curso, no puedo responderte esa pregunta".

-¿Qué situaciones, en base a su experiencia en la Orden Mercedaria, dificultan llegar a la verdad?

"La verdad muchas veces resulta incómoda (...). Muchas veces acontece que hay grupos que intentan protegerse, que intentan no sacar a la luz todo lo que es necesario por una caridad mal entendida. Tengo que decirlo con claridad también".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Nueva reunión Cerca de 40 clérigos de Osorno, algunos que eran cercanos al ex obispo Juan Barros, y otros detractores, se reunieron durante horas con los enviados del Papa para contar sus experiencias.
Nueva reunión Cerca de 40 clérigos de Osorno, algunos que eran cercanos al ex obispo Juan Barros, y otros detractores, se reunieron durante horas con los enviados del Papa para contar sus experiencias.
Foto:Misión Pastoral Osorno


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales