Cajas de Compensación y Asignación Familiar:
No deje pasar estos beneficios

Estas entidades pagan aportes de seguridad social a los trabajadores, pero también dan otras prestaciones de tipo voluntario. Conozca quiénes pertenecen a ellas y cómo funcionan.  

 

Cuando se busca un lugar bueno, bonito y barato para salir de la ciudad por unos días, muchas familias optan por los recintos recreativos que ofrecen las distintas cajas de compensación dentro del país. Suena bien, pero no es el único beneficio con que cuentan quienes están afiliados a estas instituciones.

Otras ventajas son la opción de acceder a créditos, bonos en dinero y descuentos en el sector comercio, lo que es muy útil para aprovechar en las vacaciones de invierno.

Estas cajas (CCAF) son corporaciones de derecho privado, sin fines de lucro, cuyo fin es administrar las prestaciones de seguridad social de sus afiliados. Para ser miembro existen dos formas: colectivamente, a través de un empleador; y de modo individual, que es el caso de los pensionados.

Las prestaciones de seguridad social (legales) se componen de los regímenes de asignación familiar, de subsidios por incapacidad laboral de origen maternal y de salud común, y subsidios de cesantía. A su vez, las de bienestar social se constituyen por los regímenes de crédito social y bonos complementarios.

Para que una empresa o institución, pública o privada, se afilie a una caja se requiere siempre la voluntad del empleador y del acuerdo de los trabajadores. El primero propone una CCAF, cuya aprobación debe alcanzar la mayoría absoluta de los funcionarios. Estos últimos no pagan por formar parte de ella.

En el caso de los pensionados, su afiliación es individual y significa el descuento de una cuota mensual que puede alcanzar hasta el 2% de su pensión. El período mínimo de permanencia es de 12 meses, plazo que rige tanto para cambiarse como desafiliarse del sistema.

Los trabajadores independientes se pueden afiliar si cotizan para pensiones y salud, pero solo accederán a los beneficios adicionales, pero no a los de seguridad social.

Estudio

Con el propósito de conocer cómo se comportan estas cajas en cuanto al ofrecimiento de productos y servicios financieros, el Sernac realizó el año pasado un estudio que incluyó los reclamos más habituales de los usuarios y las respuestas entregadas por estas instituciones. Hicieron una comparación entre las quejas del segundo semestre de 2017 y aquellas ingresadas el mismo período de 2016.

Así detectaron que el año pasado se produjo una disminución del 3% de los casos ingresados. Este tipo de instituciones concentró el 5,1% del total de los reclamos del mercado financiero. Del volumen de quejas del segundo semestre de 2017, el 52,2% se acogió; el 41,1% se rechazó y el 6,7% no obtuvo respuesta.

Entre los principales motivos de queja del año pasado aparecieron problemas causados a los consumidores porque las empresas no reversan los cargos mal efectuados (18,7%); las cobranzas extrajudiciales abusivas (17,5%); y los cobros excesivos o la duplicidad de estos (15,4%).

Rosa Vásquez escribió a Línea Directa para relatar que le preocupa el abandono en que se halla el parque deportivo de la caja La Araucana. Según precisó, en el comedor hay poca gente, los jardines están descuidados y se ve disminución de personal. Dice que se comunicó con la empresa y le dijeron que no tienen dinero. De la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) nos respondieron que este requerimiento lo investiga la Intendencia de Beneficios Sociales.

Teniendo presente que se relaciona con uno de los aspectos fundamentales que deben inspirar a estas cajas -que es entregar a sus afiliados y cargas familiares prestaciones adicionales adecuadas, no solo en número sino también en calidad- instruyeron a la entidad para que informe de manera pormenorizada sobre la actual situación del parque mencionado. Esto, en especial porque entre los usuarios figura un número relevante de adultos mayores.

Si un afiliado no está conforme con alguna resolución o actuación de su caja debe acudir a ella para presentar un reclamo. Si no le satisface la respuesta, puede apelar ante la Suseso. Además, este organismo cuenta con un Sistema Integral de Atención Ciudadana.

Control
Las cajas se encuentran sometidas al control y fiscalización de la Superintendencia de Seguridad Social.
 Pedir un crédito social

Según informan en la Suseso, para solicitar un préstamo a una caja, el afiliado puede realizarlo en forma directa o a través de su empleador. Los pensionados lo hacen solo de manera presencial. Entre los derechos de los usuarios están contar con información relevante (CAE y gastos asociados); que la cotización tenga una vigencia de siete días; que en caso de rechazo se entreguen por escrito los motivos; que no se exija la contratación de otros productos independientes, pues estos deben ser ofrecidos y aceptados voluntariamente por el usuario, y que al adquirir un servicio asociado al préstamo se manifieste la voluntad de contratarlo firmando un documento aparte del producto original.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales