"Hablar de eso (su opción presidencial) roza en lo ridículo"

Primera Dama, Cecilia Morel 

-¿Le gusta que le digan "Primera Dama"?

Me carga. Lo encuentro anticuado, obsoleto y fuera de los tiempos actuales, pero entiendo que son protocolos que cuestan cambiar. Me siento rara. A mí me gusta que me digan sencillamente Cecilia, como cualquier persona.

-¿Cómo le nació tirarle un copo de nieve al Presidente en plena Plaza de la Constitución?

-Yo estaba en una reunión en mi oficina con representantes de la OPS/OMS cuando empezaron a caer los primeros granizos, nos emocionamos al ver que el piso se estaba cubriendo de blanco y fue ahí cuando Sebastián entró entusiasmado para que juntos fuéramos a saludar a las personas que se estaban reuniendo en la Plaza de la Constitución. Fue un impulso que creo que nos pasó a todos, jugar como niños bajo la nieve, nos reímos. Nunca había visto La Moneda vestida de blanco, y con una luminosidad que se veía preciosa.

-¿Cree que el Mandatario se desenvuelve mejor en su fase más lúdica o cree que eso lo perjudica?

-Creo que Sebastián es muy transparente, se muestra tal cual es y no busca tener una personalidad que no le corresponda. Yo creo que los chilenos ya lo conocen y, como la mayoría de personas, él también tiene una faceta lúdica. Él la despliega a concho gracias a nuestros nietos, imagínense que ya tenemos 10. Cómo no va a ser lúdico jugando con los niños encima, porque literalmente, se tiran encima de él. Y me alegra que sea así, porque lo hace más humano y cercano de lo que es.

-¿Y qué le ocurre cuando la colocan a usted como posible carta presidencial a futuro?

-Me da un poco de pudor. Además de encontrarlo totalmente fuera de lugar. El cariño de la gente es maravilloso y eso me emociona y me motiva a seguir colaborando en lo que pueda desde mi rol. Además, creo que a cuatro meses de que mi marido volvió a La Moneda, hablar de eso, roza en lo ridículo.

-En sus reuniones protocolares, ¿cuál es el mandatario o la mandataria que le ha caído mejor?

-En realidad tengo más contacto con las primeras damas. Hace unos días llegamos con Sebastián de una gira a Centroamérica donde pude compartir experiencias con otras primeras damas, y en donde yo también me reúno para preguntarles por los planes de envejecimiento que tienen otros países para ver si podemos aplicar algunas ideas en Chile. Por ejemplo, con la Primera Dama de Panamá tuvimos mucha química, ella es encantadora, muy tenaz y con muchas ganas de hacer cosas. Eso se contagia, conversamos mucho. Ella lidera y es representante de la ONU a través de un movimiento a favor de los niños con VIH y contra toda forma de discriminación. Con quien tuve mucha sintonía fue con Michelle Obama. La encontré una mujer auténtica, sólida, inteligente y cercana. Tuvimos mucha afinidad cuando estuvimos juntas.

-Y en el gabinete, ¿con quién ha hecho mejores migas?

-Hace un tiempo almorcé con todas las ministras. Quería que conocieran el plan de envejecimiento positivo que estamos trabajando. Tengo una muy buena relación con todas. Claro que a muchas de ellas las conozco desde hace años. Por ejemplo, con la Cecilia Pérez y la Isabel Plá estuvimos en la Fundación Avanza Chile y éramos vecinas de oficina.

-¿Y si tuviese que elegir al opositor más correcto o correcta, a quién elegiría?

-No me gusta personalizar, podría ser injusta con otros. Lo que más valoro es la disposición al diálogo y la unidad. Esto no puede ser una guerra de enemigos. Tenemos tareas urgentes que atender y en eso necesitamos de todos. Por ejemplo, en las mesas de los grandes acuerdos, me gustó mucho la actitud convocante y solidaria que, a pesar de todas las críticas que se les vinieron encima, tuvieron algunos diputados de oposición. Los encontré choros, valientes, jugados. Entendieron que formar parte de estas mesas era un tema país que está por sobre los intereses partidistas. Así construimos un país. Con nuestras legítimas diferencias, pero también aportando cuando es necesario por un bien superior.

-¿Por qué su gran batalla de este período son los adultos mayores?

-Porque son un sector que ha estado invisibilizado por años. Tenemos que volverlos a integrar. Fíjate que mi primera visita pública fue a la Fundación Las Rosas. En ese lugar, una señora me dijo al oído algo que nunca se me va a olvidar: "Sra. Cecilia, no se olviden de nosotros, que también tenemos sueños". Ahí supe que tener como prioridad a nuestros adultos mayores era lo correcto. Y lo voy a hacer con todas mis ganas y fuerzas para implementar todas las políticas públicas que podamos para volver a integrarlos a la sociedad. No podemos hacer todo, pero lo importante es avanzar en una hoja de ruta que tenga el norte claro y ser capaces de realizar políticas públicas suficientes para volver a darles un trato digno a un sector de la población que ya está en 3 millones de personas y que seguirá creciendo exponencialmente. Pero, además, porque es un tema que afecta no solo a ellos sino a toda la sociedad porque nos empobrecemos al no permitir su gran aporte y experiencia y porque el envejecimiento de la población es uno de los desafíos del futuro más complejo, podemos llegar a la crisis de capital humano más grande de la historia. Y también nos enfrenta a nuevos temas culturales y valóricos.

-¿Por qué no se pueden comer las naranjas del Patio de Los Naranjos de La Moneda?

-¿Quién dijo que no se pueden comer?, eso es un mito. Las naranjas se cosechan y se ponen a disposición de los funcionarios de La Moneda en el casino.

Con quien tuve mucha sintonía fue con Michelle Obama. La encontré una mujer auténtica, sólida, inteligente y cercana. Tuvimos mucha afinidad cuando estuvimos juntas.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><br/></p>



Foto:Felipe Elgueta


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales