Telefonear para conquistar

Nicolás Luco 

Ximena Ares, de la Oficina de Licenciamiento Tecnológico de la U. de Stanford, EE.UU., habló en la Facultad de Ingeniería de la U. de Chile, en el Encuentro Latinoamericano de Transferencia Tecnológica.

La escuchamos quienes esperamos que inversionistas apuesten por los inventos universitarios.

Ximena usa el teléfono para ofrecerlos. No es que evite los mails , indispensables en esta era, pero dijo que, al final, el mail no sirve: no genera confianza.

Recurre al teléfono hasta el fin de la batería. Conversa con los financistas y los empresarios, necesita que confíen. Los llama, los visita, los invita a cenar a su casa.

Califica los resultados de la investigación como "productos mediocres". Y cuando recibe una idea, un invento, algo que el equipo de investigación ha conseguido tras años de trabajo, ella lo declara incipiente.

Lo somete a prueba. Y lo hace rápido. Terminó su charla con una frase: "Con el traqueteo del camión se acomodan los melones". Llama a personas en el rubro y les pide la opinión.

"No necesito que me compres el producto, solo necesito tus comentarios para mejorarlo", les dice.

Ximena sabe que quien contrata una innovación debe invertir. (Un ensayo de una droga puede costar mil millones, dijo; el inversionista necesita el incentivo de un monopolio comercial, hay que negociar).

La mayoría de los proyectos fracasa. A Stanford, de 10 mil proyectos, tres le aportan 1,6 mil millones de dólares; 75 aportan cada uno un millón. El resto, pérdida o utilidades insignificantes.

Ximena contó que con otros latinoamericanos en Silicon Valley han formado LATIPNET para insertar innovaciones latinas en el mercado global.

Mientras tanto, en http://techfinder.stanford.edu/search Stanford lista sus inventos. (En Chile, la U. Santa María lanza hoy un nuevo portafolio de los suyos, el antiguo está en http://www.ottl.usm.cl/portfolio-de-tecnologias-usm/. No encontré otro centro en Chile que catalogue así su oferta, pero en la PUC me dicen que el suyo está casi listo).

Alejandro Santibáñez, director de innovación de la U. de Chile, coincidió en la proporción de éxitos y pérdidas: en la U cada década surgen uno o dos proyectos que dan en el clavo y aportan su millón de dólares, me dijo.

En el Encuentro Latinoamericano ampliaron mercados y compartieron ideas.

Silvia Mora, de la Oficina de Transferencia del Tecnológico de Monterrey, ofreció un mordisco al mercado de Asia. Instalaron en China una oficina de 2 mil m2: RONDGA, para seducir a inversionistas chinos. Trabajan en biología recombinante y en nanofluidos, y este mes abren una convocatoria a proyectos de Latinoamérica para ampliar su portafolio.

Gaspar Morgado, jefe de Transferencia de la U. de Chile, mostró un desarrollo: la castración química de porcinos. Explicó que con la adolescencia, la carne de los machos adquiere un olor insoportable. Por la fórmula, diseñada por el doctor Leonardo Sáez y un equipo, el laboratorio brasileño Vancofarma pagó 10 millones de dólares.

Y yo aprendí que el teléfono no está obsoleto.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><br/></p>




Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales