Verónica Castro: "Hay que renovarse o morir"

Luego de casi una década alejada de la pantalla, la emblemática y recordada intérprete mexicana regresa con la serie "La casa de las flores", que hoy debuta en Netflix.  

FERNANDO ZAVALA Enviado especial 

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la fuerza de un huracán. Así entra Verónica Castro (65) al salón de un exclusivo hotel de esta ciudad, para su encuentro con la prensa internacional. "Esto es lo que queda de mí. ¡Hoy ha sido la maratón!", exclama vestida con un colorido atuendo y con su emblemática cabellera suelta.

No se nota, pero lo cierto es que hacía tiempo que la recordada actriz de telenovelas, como "Lo ricos también lloran" (1979) y "Rosa salvaje" (1987), no era parte de una campaña de promoción. Desde que en 2010 participó en la versión local de la teleserie argentina "Los exitosos Pells" estaba alejada de las cámaras. Esto hasta que el cineasta Manolo Caro logró convencerla de suspender su retiro y participar en la nueva serie de Netflix "La casa de las flores" -que hoy debuta en la plataforma de streaming -, donde comparte elenco con un puñado de las más importantes figuras del país y que la vuelve a tener al centro de un torbellino mediático.

"La verdad es que ha sido lo mismo, pero lo que pasa es que ahora ya tengo 50 y pico años de trabajo encima, así que, desde otro punto de vista, no es lo mismo", afirma. "Pero tengo alegría y mucha curiosidad respecto de lo que va a pasar. Estoy emocionada y me muero de ganas de saber qué es lo que piensa la gente joven, que no me conoce, y qué pensarán mis viejos de antes cuando me vean haciendo todas las cosas que hago acá", agrega.

En 13 episodios de cerca de media hora cada uno, la serie es una comedia negra que cuenta la historia de la familia De la Mora, encabezada por Virginia (Castro), la matriarca y dueña de una florería que le ha dado al clan prestigio y mucho dinero. Durante un evento familiar encuentran el cadáver de una mujer que decidió suicidarse ahí y que resulta ser la amante del padre de la familia, Ernesto (Arturo Ríos).

El hallazgo lleva a Virginia a descubrir varios secretos ocultos, como que Ernesto tuvo una hija con la fallecida, que él es el dueño de un cabaret de travestis que por mucho tiempo fue la verdadera fuente de dinero familiar, y que el negocio en realidad pasa por un compleja situación económica. Intentando, además, lidiar con la situación estarán los tres hijos: Paulina (Cecilia Suárez), Elena (Aislinn Derbez) y Julián (Darío Yazbek Bernal).

Un personaje distinto

Arrolladoramente espontánea, Castro asegura que le costó empatizar con su personaje, cuyos detalles conoció pocas semanas antes de comenzar a rodar. "La verdad es que no me conquistó nada ella. Pensaba que iba a hacer una cosa muy diferente. ¡Él me mintió!", exclama antes de emitir una sonora risotada.

"Me dijo que ella era una madre amorosa, dueña de una florería. Entonces pensé: 'Qué bonito, con lo que me gustan las flores, voy a aprender a cortarlas'. Y la verdad es que luego no me dejaron ni ponerme una flor encima". Virginia de la Mora es una mujer a la que, luego del siniestro hallazgo, se le viene su mundo abajo. Además, debe enfrentar la confesión de que su hijo es homosexual, algo que no acepta; lidiar con el hecho de que su hija Elena tiene un novio de raza negra, algo que tampoco acepta; que su hija mayor, Paulina, siempre supo de la aventura de su esposo y también sobre el cabaret, y que más encima debe recurrir a la venta de marihuana para sacar a su familia del aprieto económico en que está.

"Estoy muy preocupada por mis viejos, mi gente cautiva. No sé si ellos verán Netflix, pero no quisiera darles un mal ejemplo", dice, medio en broma, medio en serio. "Nunca quise dar malos ejemplos y acá siento que estoy dándolos todos. Me costó aceptarlo, pero 'pos'... es lo que está pidiendo la gente. Y por fortuna o por desgracia estoy viva, tengo energía y tengo la oportunidad de trabajar, no me puedo quedar encerrada en casa. Hay que renovarse o morir", explica.

¿Y por qué estuvo tantos años alejada? "No aparecía algo que me llamara la atención. Y lo busqué. Estuve por algunos canales y dando vueltitas por otros países. La televisión está cambiando y no me está gustando lo que se está haciendo". En ese sentido, la actriz decidió con "La casa de las flores" explorar las posibilidades de esta plataforma: "La verdad es que es una locura, un mundo desconocido y decidí ver si me gustaba, si funciono y si me funciona. Es algo raro, pero que me produce mucha curiosidad".

En todo caso, la experiencia ha sido para ella un descubrimiento: "Es totalmente distinto, otro mundo, porque en la telenovela todo es muy rápido y lo que importa es que parezca verdad. Acá no, acá todo debe ser más verdadero, desde los decorados y el maquillaje hasta las historias. Acá se tocan temas muy actuales, que los millennials están pidiendo. Ellos quieren que hablemos las verdades, de sexo y drogas. En las telenovelas esos temas eran imposibles de tocar".

Consultada si volvería a un nuevo ciclo de la serie, responde tajante: "No, yo le dije a Manolo que mi personaje ya solucionó todo lo que había que solucionar. Ya fui. Ahora ya quiero pasar a otras cosas, porque como decimos acá, yo ya 'solté el chongo' (agrandarse), ya aflojé", afirma antes de una nueva risotada.

Para Verónica Castro esto es un nuevo comienzo: "Esto de Netflix lo es para muchos. Estamos tratando de explorar una nueva forma de hacer melodrama, lo que antes se hacía en televisión, ahora es a través de una mirada cinematográfica. Y ojalá que a la gente le guste, porque a esta edad hay que dar gracias a Dios de que aún se acuerden de ti y gustes. Por eso estoy preocupada de los millennials ... ¡Quiero ser amiga de ellos!".

 Actriz mexicana habla de N. López

También estuvo en la promoción de "La casa de las flores" Aislinn Derbez, quien trabajó con el director Nicolás López -acusado de acoso laboral y abuso sexual- en el filme mexicano "Hazlo como hombre". La actriz señaló: "La verdad es que no estoy muy enterada, pero sí puedo decir que estoy en contra de cualquier tipo de acoso y abuso, no lo tolero en lo más mínimo".

Dijo conocer a López al haber participado en varios proyectos. "Es una persona extremadamente irreverente, con una forma de ser extravagante, pero con nosotros siempre fue un caballero. No tengo nada malo que decir de él en cuanto a lo que he presenciado. Ahora, es cuestión de esperar, ver qué dicen las pruebas, y si resulta que esto es verdad, entonces debe hacerse justicia". Derbez y López también son coproductores de la comedia mexicana "Ya veremos", que debuta en Chile el 6 de septiembre.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:NETFLIX


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales