Mamá Chasquilla: aserruchando estereotipos

A cuatro meses de comenzar con su página "Mamá chasquilla", Rosario Allende cuenta con más de 7 mil fanáticos que siguen sus tutoriales de maestreo en la casa. Desde hacer su propia parrilla hasta cambiar la llave del agua son algunos de los arreglos en los que trabaja diariamente mientras su marido se hace cargo de los niños.  

Sofía Maluenda Philippi. 

"Es que yo veo un tornillo suelto y lo tengo que apretar". Así explica Rosario Allende (28) su obsesión con el maestreo. Oficio inculcado desde pequeña por su padre, su afición por los alicates y los taladros es transversal a su familia. "Antes de llamar a un especialista siempre tratamos nosotros primero", explica.

Entremedio de sus ajetreados días como mamá y diseñadora, esa afición-talento la impulsó a crear su propia página de tutoriales, que decidió bautizar como "mamá chasquilla", en honor al clásico maestro chileno, ese que hace de todo y con todo.

Por medio de Instagram, día a día sube arreglos de su casa con cada paso explicado detalladamente, de manera que cualquier persona pueda replicarlo. Así, por ejemplo, ha guiado a sus entusiastas en cómo crear su propia parrilla desde cero -un proceso que le tomó un mes y medio- a instalar bisagras en un estante, lo que puede tomar solo unos minutos.

Su base de seguidores, que comenzó con sus amigos y los amigos de sus amigos, rápidamente se expandió por la red y desde el 1 de agosto ya cuenta con más de 7 mil seguidores. "Empecé a probar y me di cuenta de que a la gente le empezó a gustar lo que yo subía, y la página empezó a 'picar' muy rápido", cuenta. Entre sus primeros admiradores estuvo Easy, la cadena de venta de artículos para construcción que comenzó a auspiciarla con 400 seguidores. Además cuenta con auspicios de otras marcas con productos de maestreo.

Derribando los clichés

Si bien el nombre de su cuenta la asocia inmediatamente a un tema de género, Mamá Chasquilla cuenta que esa no fue la idea principal. "Más que demostrar que una mujer podía, yo quería manifestar que cualquier persona podía. Después me empecé a dar cuenta de que la mayoría de mis seguidores eran mujeres y que valoraban que yo también fuera una", cuenta.

"Mi marido cocina, lava y cuida a los niños; yo maestreo", se lee en su descripción de Instagram. "He visto que he empezado a empoderar un poco a las mujeres, que ven que las herramientas no son solo del marido y que sí puede arreglar cualquier cosa", señala. "O sea, yo no soy maestro; todos mis conocimientos son de YouTube o de la vida, y yo creo que eso motiva a la gente a que se pueden hacer las cosas. Uno a veces se complica de más", dice.

Aunque aclara que el trabajo en su casa es realmente compartido, el apoyo que le entrega su marido cuidando a los niños para que ella pueda trabajar tranquila es fundamental. "Tengo dos niños de 4 y 2 años, los que se entretienen un poco al principio, pero después empiezan a molestar porque se aburren y para eso mi marido me ayuda enormemente, porque además a él no le interesa para nada maestrear", cuenta.

Su hijo mayor ya le ha agarrado el gusto al oficio familiar y generalmente la acompaña durante más rato. "Pesca su bicicleta y dice que la arregla cuando realmente la está desarreglando", cuenta entre risas. Para esos momentos mandó a hacer dos overoles idénticos para poder trabajar protegidos.

Entre sus próximos planes está desarrollar de manera paralela el blog asociado a la página, donde detallará con más profundidad sus tutoriales, además de comenzar con talleres presenciales guiados por ella. Con estos buscará acercar las herramientas a las personas y enseñar lo básico. "Mucha gente me ha dicho que se va a comprar un taladro para empezar a hacer cosas; esa es la idea finalmente", dice. "No quiero que las mujeres tengan que esperar más a que el marido les arregle la luz de la casa".

"Ídola", "seca", "te pasaste": son algunos de los comentarios que las mujeres dejan en sus videos. Si bien vuelve a asegurar que no creó su página con la intención de dedicarse exclusivamente al público femenino, esta unión entre el mítico maestro chasquilla chileno y una mamá diseñadora generó un encanto que atrapó a muchos. Con la ayuda de su pequeño asistente, esta diseñadora planea cambiar el mundo y unir a todas en su lucha, un tornillo a la vez.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El hijo mayor de Rosario Allende también le ha tomado el gusto al oficio familiar y generalmente la acompaña. Pesca su bicicleta y dice que la arregla cuando realmente la está desarreglando, cuenta Rosario entre risas.
El hijo mayor de Rosario Allende también le ha tomado el gusto al oficio familiar y generalmente la acompaña. "Pesca su bicicleta y dice que la arregla cuando realmente la está desarreglando", cuenta Rosario entre risas.
Foto:José Luis Rissetti


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales