Ignacio Saavedra, el jugador revelación del torneo, repasa su feliz año en la Católica:
"Me gustaría ser ídolo en la UC, pero me falta mucho para eso"

El volante de 19 años será operado hoy y es difícil que juegue el Sudamericano Sub 20. Por ahora, sigue recordando la 13ª estrella cruzada y admite que no todo fue paz en el campeón. "Se veían roces en los entrenamientos, pero los jóvenes distendíamos el ambiente".  

Martín Browne 

I gnacio Saavedra salió campeón con Universidad Católica a los 19 años, ganándose un lugar en el equipo titular y jugando la mayoría de los partidos del segundo semestre. Pero un esguince medial en su rodilla derecha empañó el festejo final en Temuco. De hecho, esta tarde será operado en la clínica UC de San Carlos de Apoquindo.

"Estoy muy contento porque logramos el campeonato. En el momento fue doloroso salir lesionado, porque soñé toda la semana con salir campeón en la cancha", dice el joven volante, quien apenas Jaime Carreño convirtió el empate ante Temuco salió corriendo en una pierna a celebrar con sus compañeros. "Fue el éxtasis del momento. Corrí saltando en una pierna e incluso pensé en tirarme al montón. Después el kinesiólogo Marcelo Vargas me retó y no me dejó hacer lo mismo en el segundo gol", recuerda, sobre una de las anécdotas que le dejó su primera estrella en el club de la cruz azul.

-¿Podrá jugar el Sudamericano Sub 20?

"Es muy poco probable, pero por ahora solo pienso en recuperarme bien. Confío en que vamos a clasificar igual. Los voy a apoyar desde afuera".

-¿Qué significa para usted Beñat San José?

"Fue la piedra angular de este proyecto. Era el que me dejaba más tranquilo cuando no podía jugar. Aparte de un trabajo futbolístico, hizo un trabajo sicológico muy bueno conmigo. Beñat fue lo más importante para mí en este segundo semestre. Me gustaría tener un proceso largo con él, porque se preocupa mucho de los jóvenes; sabe guiar un equipo y es muy especial para mí".

-En el primer semestre no jugó. ¿Cómo lo tomó?

"Estaba tranquilo, pero también hubo momentos en que estuve inquieto. Llegué a pensar en salir, pero Beñat siempre me dijo que quería tenerme en el plantel y eso me tranquilizaba. El partido de mi debut, frente a Everton, fue el más importante: me jugaba el todo o nada y desde ese encuentro pude ir consiguiendo más logros".

-¿Cómo lo recibió el plantel?

"Han sido muy importantes Luciano Aued, el "Huaso" Álvarez, el "Chapa" Fuenzalida y Benjamín Kuscevic. Álvarez es un referente y uno de los que más me ayudó. Siempre sosteníamos conversaciones y me bajaba los nervios".

-Germán Lanaro dijo que los afectó el cansancio y que hubo roces. ¿Cómo se vive eso siendo juvenil?

"Sí, lo que dice Germán tiene razón. Se ve cansancio, se ven roces a veces en los entrenamientos, pero con los jóvenes aportábamos en hacer más distendido el ambiente, tirábamos y nos tiraban la talla, haciendo que estuviera más tranquilo todo".

-¿Cómo es el trato de los jóvenes con los más grandes?

"Nosotros como camada de juveniles somos muy respetuosos y no tratamos de tú a tú a los más grandes del equipo".

-¿Quiénes son los más grandes?

"Los argentinos, Álvarez, Fuenzalida, y puede haber algunos más".

-¿Los tratan de usted?

"No de usted pero sí con mucho respeto. Nunca les dijimos un garabato y si nos retaban, no respondíamos. Nunca vi un enojo de nosotros hacia ellos".

-¿Y de ellos sí hacia ustedes?

"Nunca nos trataron mal, pero sí nos dicen que tenemos que mejorar".

-¿Da consejos?

"Nunca lo hice, ni me sentí en esa posición".

-¿Aued lo apadrinó?

"Hicimos una buena dupla. Fue lindo tenerlo como maestro y espero que se puedan replicar muchas cosas jugando juntos".

-¿Le interesa partir?

"No pienso en salir. Estoy 100% metido en el proyecto del equipo. Tengo que darle mucho a la UC, porque me dieron mucho. Antes me gustaría ganar otro título en la Católica, porque fue muy lindo lo que vivimos, además de pelear una copa internacional".

-¿Quiere ser ídolo?

"Sí me gustaría. Acá tú ves pasar a Ignacio Prieto, a Mario Lepe, a Cristián Álvarez y a José Pedro Fuenzalida. Como canterano, uno lo que quiere es identificarse con ellos para llegar a ser ídolo del club, pero me falta mucho para eso".

"Mi sueño es ganar una Copa del Mundo con Chile. Es un sueño que siempre tuve, pero primero tengo que llegar a jugarla. Y segundo, me gustaría llegar a Europa. Me gusta la carrera que hicieron Gary Medel y Alexis Sánchez, paso a paso".

"Soy muy preguntón. Me interesa mucho la carrera de los experimentados. En un minuto me molestaron por preguntar tanto".

"No pienso en salir. Estoy 100% metido en el proyecto del equipo. Tengo que darle mucho a la UC, porque me dieron mucho"

"Me gustaría tener un proceso largo con Beñat San José. Sabe guiar al equipo y es un técnico muy especial para mí".

 "Matías Fernández y Jorge Valdivia me marcaron muchísimo"

Desde que Saavedra llegó a la UC a los 13 años, en el club se enfocaron en trabajar la mentalidad del jugador. "Sergio Villarroel, el psicólogo del club y coordinador de la residencia cruzada, es la persona más importante en mi paso por el club. Me hizo cambiar, dejar de ser un jugador que lloraba cuando perdía, que peleaba con los árbitros y con los jugadores, y me convirtió en un líder. Ahora siempre hablamos antes de los partidos para ver cómo comportarme, por ejemplo, cuando pierdo balones al principio de los encuentros", dice el "Nacho", quien reconoce que si no se hubiese dedicado al fútbol, habría estudiado psicología deportiva.

A los 15 años, el mediocampista decidió trasladarse a la residencia cruzada, a pesar de que vivía en Santiago (Huechuraba). "Sentía que tenía que hacer otro cambio. En ese momento en la residencia estaban los mejores jugadores y decidí que si quería estar dentro de ese grupo tenía que vivir ahí. Quería levantarme y acostarme pensando en fútbol y me sirvió muchísimo", comenta el volante mixto, quien detalla que su físico lo aproblemaba en su infancia.

"Cuando chico era el más bajo de todos, el más flaco, y los rivales me desplazaban muy fácilmente. Cuando jugaba en Colo Colo, donde estuve hasta los 13 años, un entrenador me dijo que con ese físico era muy difícil que llegara a ser profesional. Todos en el fútbol joven me decían 'Buonanotte', por el porte y porque jugaba de '10', hasta que Patricio Ormazábal me cambió de posición", recuerda Saavedra, quien asegura que el ahora ayudante técnico de Beñat San José fue el técnico que más lo influyó en su formación: "Me hizo jugar de volante central y fuimos subiendo juntos de categoría, me exigía mucho porque sabía lo que podía dar".

De su pasado en Colo Colo recuerda con emoción haber estado en la época de Matías Fernández y Jorge Valdivia. "Ellos dos eran mis referentes, me marcaron muchísimo. De hecho, jugar contra Valdivia este semestre y compartir en la cancha con él fue muy lindo", admite el volante.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Saavedra será operado esta tarde de su rodilla lesionada, en una clínica de Las Condes.
Saavedra será operado esta tarde de su rodilla lesionada, en una clínica de Las Condes.
Foto:Marco Muga

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales