En total, ya son siete las personas que han contraído la enfermedad y la red asistencial está en "alerta amarilla":
Por primera vez en tres años, Salud confirma cuatro casos de sarampión contagiados en Chile

En medio del brote internacional del virus, un informe de la Organización Panamericana de la Salud dice que la investigación de pacientes sospechosos en el país está muy por debajo de lo recomendable.  

Max Chávez y Nadia Cabello 

Pese a que se consideró erradicado de la región en 2016, durante el último año en América el sarampión resuena como una amenaza que ha tomado fuerza, con más de 9 mil contagiados.

Hasta hace un mes, Chile aún se mantenía al margen de este problema, sin casos confirmados. Sin embargo, en solo tres semanas la situación cambió radicalmente. Ayer, el Ministerio de Salud dio a conocer cuatro nuevos casos de sarampión en Chile, llegando a un total de siete en los últimos 26 días.

Se trata de cuatro menores de edad -tres chilenos de menos de un año y un niño peruano de 12- que son los primeros en contraer el virus dentro del país desde 2015 (ver recuadro). Los otros, de acuerdo con las investigaciones iniciales de la autoridad sanitaria, contrajeron la enfermedad en el extranjero.

La seremi de Salud RM, Rosa Oyarce, informó que "los casos descritos forman parte de los contactos del primer enfermo por sarampión que ingresó al país procedente de Venezuela, puesto que los menores estuvieron en el mismo servicio de urgencia en que este consultó".

Por su parte, el subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, dijo que "todos estos casos, molecularmente, son un mismo caso importado que se ha ido contagiando". Es decir, descartó por ahora un brote autóctono (desarrollado en el país).

Castillo agregó que toda la red de salud está en "alerta amarilla", es decir, redoblando las prácticas de detección de nuevos casos para evitar contagios en salas de espera.

Otra de las medidas dispuestas es la revisión del calendario de vacunación a todo niño menor de 6 años y la inoculación contra la enfermedad a todo el personal de salud de urgencias y de aeropuerto nacido entre los años 1971 y 1981.

María Teresa Valenzuela, vicedecana de investigación de la Facultad de Medicina de la U. de los Andes, recomienda "pensar en vacunar a los niños entre los seis meses de edad y antes que reciban su primera dosis al año de vida", ya que son ellos, y las personas que no tienen sus vacunas al día, la población más expuesta a desarrollar casos de mayor gravedad.

En tanto, Salud reiteró el llamado a todos los pasajeros que viajaron el 19 de noviembre, a las 17:30 horas, en el Bus Expreso Norte N° 198 de Arica a Santiago, a contactar a la autoridad sanitaria lo antes posible.

Casos sospechosos

A los siete contagiados confirmados, se suman cuatro en observación y que podrían ampliar la lista de afectados durante las próximas horas.

Aunque Chile es un país libre de sarampión autóctono, la red de salud debe mantener un sistema de vigilancia permanente de casos sospechosos y para ello seguir protocolos como llenar un formulario con el informe del caso, investigar sus contactos, y recolectar muestras de sangre y otras para analizar el virus en todos los casos esporádicos.

La Organización Panamericana de Salud (OPS) pide que los países investiguen de esa manera al menos el 80% de los casos sospechosos, pero Chile solo alcanza el 32% y se ubica entre los países de la región con investigación deficiente (ver infografía).

Jeanette Dabanch, past president de la Sociedad Chilena de Infectología, detalla que a veces los casos se descartan clínicamente antes de notificar, en parte porque "muy pocas veces vemos sarampión (...). Doctores no están acostumbrados al diagnóstico y no estaba (hasta este brote) dentro de las enfermedades prioritarias".

Concuerda Jaime Labarca, infectólogo de la Red de Salud UC Christus. Si bien a su juicio "es necesario conocer la metodología de los datos de la OPS", señala que "la mayor parte de los médicos actuales nunca han visto un caso de sarampión".

Observación
Existen cuatro pacientes más que están siendo monitoreados y que podrían estar infectados.
 En el brote de 2015 se debió vacunar a 1.500 personas

Si bien Chile fue declarado libre de sarampión en 1992, igualmente hubo personas que se contagiaron fuera del país en 2003, 2009, 2011 y 2015.

Durante el último brote, de hace tres años, nueve pacientes fueron diagnosticadas con el mal. La investigación epidemiológica indicó que el virus del sarampión era del genotipo viral H1, presente en Asia. Igual que ahora, personas que tuvieron contacto con el primer caso (contraído en el extranjero) se contagiaron dentro del país.

En esa oportunidad, los enfermos se situaron en la Región Metropolitana y, según documentos del Ministerio de Salud, esto "requirió desplegar equipos en terreno para la investigación y control del brote, aplicándose vacuna de control a más de 1.500 contactos".

Hay diferencias respecto de la situación actual: en el brote de 2015, los nueve casos se detectaron en un período de dos meses y ahora en menos de un mes ya se confirmaron siete y hay cuatro en estudio.

También el contexto global es distinto, pues en el mundo en el último año los casos de sarampión crecieron 30%, y países como Estados Unidos y Brasil están viviendo grandes brotes.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales