Decanos e investigadores del área de la salud opinan:
Entender las enfermedades que más amenazan a los chilenos es el desafío de la ciencia médica para 2019

La prevención del deterioro cognitivo en un país que envejece y el origen de la alta prevalencia de patologías mentales es parte de lo que la investigación deberá abordar de cara al nuevo año. Para ello, será clave avanzar en la interdisciplinariedad.  

JANINA MARCANO F. 

La salud de los chilenos tiene enormes desafíos a futuro. Para 2030, el país sería el más envejecido del continente, una transición demográfica que se asocia a múltiples enfermedades y que trae consigo la necesidad de entender -desde ahora- cómo combatirlas y prevenirlas.

De cara al nuevo año, este es apenas uno de los temas en los que la ciencia local dedicada a la salud deberá poner sus énfasis, concuerdan investigadores y decanos de universidades.

"Las enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer son relevantes y justifican investigación", comenta Mauricio Cuello, director de investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica.

A su juicio, entender las alteraciones nutricionales que determinan estados inflamatorios en la población y que son copartícipes en el inicio de algunas de estas patologías es un tema prioritario. "Tanto en las cardiovasculares como en las neurodegenerativas", señala Cuello.

"Conocer los mecanismos por los cuales la obesidad contribuye a ciertas enfermedades y cuáles intervenciones que reviertan la obesidad también ayudan a sanar esos males es importante. Si no tratas la condición base, que puede ser la obesidad, los resultados no van a ser iguales", agrega.

Según la más reciente Encuesta Nacional de Salud, el 31,2% de los chilenos sufre esta enfermedad crónica, ocho puntos porcentuales más que en 2010.

Eduardo Álvarez, director de investigación de la Universidad de Talca, también cree que desde la nutrición se deben buscar respuestas sobre el futuro de una población que envejece.

De hecho, un tema que investigadores de esa casa de estudios están estudiando es la relación entre la alimentación y la trombosis, una afección que aparece con la edad. "Aquí hay un tema fuerte de salud pública. Es un grupo etario que será grande y para el cual se deben desarrollar soluciones", opina Álvarez.

Cuello agrega que el cáncer también es un tema que justifica investigación local. Hoy todavía no se sabe, por ejemplo, por qué el de vesícula -la segunda causa de muerte por cáncer entre las chilenas- tiene mayor prevalencia en el país que en otras regiones del mundo.

La génesis

"No se trata solo de envejecer, sino que también de tener una vida decente", comenta Helia Molina, decana de la Facultad de Medicina de Universidad de Santiago.

Cómo prevenir el deterioro cognitivo a través del estilo de vida es todavía una pregunta abierta. Si bien hay estudios en el área, son muchos los mecanismos básicos que los científicos todavía no entienden y en los cuales se debe avanzar, añade.

"Hoy el entorno tiene el 50% del peso de una enfermedad", asegura Molina. Por eso, agrega, otro de los principales retos de la investigación nacional es progresar en la interdisciplinariedad.

"Para entender los procesos de salud no solo basta con la biología o la química, sino que además se deben incorporar otras ciencias que no han sido tradicionalmente afines", comenta. "La antropología o las ciencias del comportamiento nos explican cómo se van modulando patrones, y si no somos capaces de entender cómo se gestan los problemas más allá de lo estrictamente celular no vamos a poder crear políticas públicas efectivas".

Esto tiene que ver con comprender, por ejemplo, cómo el uso de las redes sociales o los contextos económicos pueden contribuir al desarrollo de las enfermedades que más están aumentando entre los chilenos, como la obesidad o la diabetes.

"Se ha demostrado que esta (diabetes) es más frecuente en la clase social baja, entonces falta mucho por saber de las génesis de nuestras enfermedades. La capacidad que tiene alguien de elegir de qué forma vivir al final también define quién se enferma en una sociedad y quién no".

Salud mental

Por otro lado, las enfermedades mentales ocupan, desde el 2008, el primer lugar entre las causas de licencia médica.

"La ciencia nacional debe dar una respuesta a eso y el gran desafío que tenemos es investigar cuáles son las características de nuestra sociedad, cómo nos relacionamos los chilenos que hace que tengamos un porcentaje tan grande de la población con síntomas de patologías mentales", comenta Álvarez.

Además, las enfermedades neuropsiquiátricas como el párkinson o el alzhéimer representan una buena parte de los años de productividad perdidos por discapacidad en el país, asegura Pedro Maldonado, director del Departamento de Neurociencia de la Universidad de Chile.

"¿Qué origina estos problemas?, ¿qué causa la esquizofrenia en nuestros jóvenes y que a muchos los invalida de por vida?", se pregunta Maldonado.

"Una de las razones por las cuales esta área es una carga muy grande para el país es por el desconocimiento de los mecanismos que originan estas enfermedades. Se requiere con urgencia obtener ese conocimiento", puntualiza el médico.

 Las barreras para investigar

Los recursos siguen siendo el principal problema para realizar investigación en el país, concuerdan los académicos.

"Chile tiene formación de capital humano y gente muy inteligente (...) pero la voluntad política de las autoridades para invertir en ciencia no es real", opina el doctor Cuello en referencia al 0,36% del PIB nacional que se destina a esta área. Otros temas como la falta de investigación interregional y de espacios para insertar a científicos que regresan del extranjero también son asuntos por mejorar, según los entrevistados.

Ciencia de datos

Otro frente a abordar es la gestión de salud, asegura Eduardo Álvarez. "En Talca, por ejemplo, hay una lista de decenas de miles de pacientes esperando por una intervención quirúrgica", asegura. En la misma línea, un informe publicado en 2014 por el Ministerio de Salud arrojó que un usuario de la red pública debe esperar 43,7 días en promedio para recibir atención de un psiquiatra. Se trata de un problema que también puede ser abordado por los científicos. Un ejemplo es TacticalMed, un modelo matemático creado por investigadores de la U. de Talca para generar asignaciones de quirófanos eficientemente. Esto ha permitido aumentar en hasta 15% las intervenciones en el hospital regional de la ciudad.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Casi el 17% de la población tiene más de 60 años y 12% está sobre 65. Entender qué origina las enfermedades neurodegenerativas asociadas a la edad es clave para el país.
Casi el 17% de la población tiene más de 60 años y 12% está sobre 65. Entender qué origina las enfermedades neurodegenerativas asociadas a la edad es clave para el país.
Foto:JUAN CARLOS ROMO

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales