"Nadie está escuchando al otro, pero el yoga y la meditación pueden cambiar esto"

A mediados de noviembre estuvo en Chile Russell Case, destacado profesor de yoga y director de Pure Edge Inc., organización dedicada a fomentar la práctica de yoga, meditación y mindfulness en las escuelas de sectores vulnerables en Estados Unidos.  

Felipe Ramos Hajna 

"Mi familia eran criminales". Así parte Russell Case (43), profesor de yoga, director de una fundación que imparte clases de esta práctica a niños en riesgo social y quien lideró la primera mesa redonda en torno a la importancia del yoga que se realizó en la Casa Blanca, durante el gobierno de Barack Obama. Jovial y bromista, lo primero que uno podría pensar es que está mintiendo, pero rápidamente niega que sea un mal chiste. Su padre fue arrestado en 1975 en el mayor allanamiento por tráfico de cocaína que conociese la ciudad de Detroit hasta la fecha, y mientras él pasaba cinco años en una cárcel federal, Russell -que para entonces tenía un año- y su madre debieron salir de la ciudad. "El tema es que fue mi madre a quien se le ocurrió el negocio del narcotráfico", dice Case.

Mientras su padre estaba en prisión, él vivió un tiempo con la familia de su madre en el campo, en Illinois, donde ocurrió un robo a la casa y ella fue asaltada sexualmente y violada. De ahí comenzó una peregrinación casi sin fin por distintas ciudades y estados norteamericanos. Para mantenerse estable, Russell se hizo aficionado al deporte. "A mí me encantaba el fútbol americano y era rápido y podía saltar, pero soy delgado y pequeño, así que una vez en un partido en un choque me disloqué la pelvis y eso fue todo. Para entonces comencé a pintar, porque sentía que con la pintura podía manifestar toda mi rabia, y fue en estas circunstancias de caos en mi vida que encontré el yoga", señala.

De paso hace unas semanas por Santiago para impartir un taller en Ashtanga Yoga Chile junto a su novia, Harmony Slater, este artista profesional llegó a practicar ashtanga yoga a mediados de los 90, justo cuando se popularizaba este método creado en la India, por K. Pattabhi Jois.

"Cuando comencé a hacer ashtanga yoga ya practicaba yoga, pero no tenía ningún talento. Para mí era solo sufrimiento. Fue ahí que descubrí que mi pelvis rota seguía lesionada, así que tuve que practicar por años para corregir eso. No podía doblar la espalda hacia adelante o hacia atrás, pero a pesar del dolor, al final de la clase sentía una energía increíble, en donde no necesitaba nada más", cuenta.

Tras vivir en Nueva York, Russell Case se dedicó a ser profesor de yoga. Luego vendrían años en Corea del Sur, Inglaterra, Taiwán y San Francisco, lugar al que regresó sin mucho dinero. Estando ahí, prácticamente en banca rota, conoció a Sonia Jones, esposa del inventor de los fondos de cobertura, el billonario Paul Tudor Jones, de quien se convirtió en su profesor particular. Él mismo no esconde que ese fue su gran salto en su vida, pues no solo llegó a recibir 700 dólares por una clase privada, sino que le permitió transformarse en director de Pure Edge Inc. (http://pureedgeinc.org), una fundación que ayuda a niños desprotegidos y a sus profesores a través del yoga. "Este año hemos enseñado a 13 mil profesores, los que cada uno tiene 300 estudiantes a su cargo, así que la escala es muy alta", señala.

Un gran cambio

Ya de regreso en Estados Unidos, encontramos al teléfono a Russell luego de dar una clase en uno de los sectores más vulnerables de Milwaukee, ciudad que tiene una de las tasas de criminalidad más altas de ese país. "La última prioridad que tienen los profesores es el mindfulness y el yoga, pues antes necesitan apoyo, mejores salarios, más infraestructura, salas con menos alumnos, pero sobre todo ayuda para manejar el estrés. Ser profesor es la profesión más estresante que hay en Estados Unidos, y eso repercute negativamente en los estudiantes y su desarrollo. Cuando sus profesores están felices y calmados, los estudiantes responden mucho mejor", dice, agregando que si los profesores aprenden a lidiar con el estrés, la sociedad en general sabrá lidiar de forma menos impetuosa ante una crisis. "En nuestra sociedad nadie está escuchando al otro, pero el yoga y la meditación pueden cambiar esto".

Luego de cuatro años de investigación, la Universidad de Stanford se prepara para dar a conocer los análisis del primer estudio científico que avala los beneficios del yoga en niños, un trabajo en el que ha participado Case. La investigación se llevó a cabo en escuelas de East Palo Alto, California, un sector que posee un 83% de población latina. "El yoga es un método muy efectivo para tener un efecto positivo sobre el cuerpo físico, emocional y mental solo con técnicas de respiración", afirma. Durante la investigación, la universidad estudió los cambios que el yoga tenía a nivel cerebral en los niños, sus mejoras en el sueño, sus niveles de cortisona en la sangre y cómo ellos comenzaban a percibirse de forma distinta, cambios que se volvieron tangibles con solo dos clases de yoga de 20 minutos a la semana.

Consultado sobre la forma cómo el yoga ha repercutido en el comportamiento y el rendimiento de los alumnos que han participado del estudio, señala que "lo que vimos de forma inmediata fue una mejora en el aprendizaje del inglés, un aumento de 300% en las horas de sueño, una disminución drástica en la violencia escolar, mucha mayor asistencia a clases y más circulación en la parte frontal del cerebro y menos circulación en la amígdala cerebral, lo que significa más circulación en la zona del pensamiento racional, y menos en la zona que responde al miedo y la agresividad. Que sea un estudio largo, proveniente de una universidad tan prestigiosa y que haya comprendido a más de 700 niños, demuestra que todo los niños merecen ser parte de esta estrategia que cambia sus vidas".


 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Russell Case practicando y enseñando hace unas semanas en Ashtanga Yoga Chile.
Russell Case practicando y enseñando hace unas semanas en Ashtanga Yoga Chile.
Foto:Gentileza de Roberta Rebori (www.robertarebori.com)

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales