Cat Power: "La sonoridad es justo lo que necesitamos las mujeres para entender que no estamos solas"

Este año, la compositora publicó uno de los regresos más esperados, su décimo disco "Wanderer", un trabajo íntimo y muy personal. De eso y de su maternidad conversó con "El Mercurio" desde Miami, donde vive junto a su hijo de cuatro años.  

Bárbara Alcántara A. 

"Hola, cómo estás", se escucha al teléfono desde su casa en Miami. Charlyn Marie "Chan" Marshall es quien atiende la llamada en medio de un caos doméstico. Su niñera no llegó para hacerse cargo de su hijo de cuatro años y su perrita Mona no contribuye a que la situación sea más llevadera. Razón por la que la conversación se transforma en algo más cotidiano de lo presupuestado. Las giras, los lanzamientos y el rock and roll quedarán para más tarde.

En medio de excusas constantes por tener que estar en dos lugares a la vez, de llamar la atención a su can y reírse de las travesuras que su hijo y su perro hacen, la mujer que debutó en 1995 con "Dear Sir" habla sobre su maternidad: "Sí, mi vida es algo distinta, pero desarrollé la forma en que enfrento mis objetivos. Tengo un detector que me aleja de gente tóxica o amistades que no eran genuinas, y estoy muy orgullosa de mí misma por definir quién merece mi tiempo y amor", dice con una dulce voz, y pregunta si se entiende y luego agrega: "Estoy mucho más consciente de mis convicciones, autocuidado y lo que es realmente importante en la vida".

Posteriormente, cuenta que tiene a una persona que la ayuda a cuidar a su niño cuando está de viaje, "eso me permite estar con él cada día, pero en nuestro hogar solo somos los dos, y sí a veces es difícil. En todo caso, hay mujeres en el mundo que tienen muchos hijos o hijas y ni siquiera pueden educarlos o tener agua limpia para bañarles", aclara, y después reflexiona: "No puedo quejarme".

Sonidos nómadas

Tras seis años desde la publicación de "Sun" (2012), Cat Power regresó el 2018 con su décimo disco rotulado como "Wanderer", cuyo significado en español es "nómada". Catalogado por la prensa especializada como uno de los mejores discos del año, se trata de un álbum que tiene como protagonistas a su voz, el piano y su guitarra, y que incluye letras que hablan de evoluciones, muerte y feminismo. "No quiero decir que es un milagro el hecho de que esté entre los mejores del 2018, pero estoy muy agradecida. En algún momento pensé que nunca se iba a publicar, porque al sello donde estuve veinte años no le gustó; decían que le faltaban éxitos y mi objetivo no era hacerme millonaria, sino hacer algo que se sintiera cómodo con el momento que estaba viviendo".

Matador Records secundó la carrera de la estadounidense a lo largo de siete publicaciones, por lo que la negativa de publicar "Wanderer" significó un gran remezón, según cuenta. A eso se suma el nacimiento de su hijo el 2015, recuperar el control de su salud debido a un trastorno inmunológico y la sensación de incertidumbre que le provocó no tener cómo mostrar su música.

"Me sentía sola, tenía ganas de trabajar y cantar. A la vez estaba muy ansiosa por mi futuro. No sabía qué tipo de seguridad le podía entregar a mi hijo si el disco no se publicaba", reconoce y agradece a su amiga Lana del Rey, "justo en ese momento ella me contactó, nos acercamos mucho y me invitó a que me uniera a su tour . Eso me ayudó de sobremanera, porque influyó en que yo reafirmara la confianza en mí misma".

De esa amistad nació una canción. Cat Power invitó a Del Rey a que fuera parte de "Woman", un himno feminista que habla del poder que cada mujer lleva dentro, donde los coros de la neoyorquina contribuyen a la delicadeza que cruza el corte. "Lo que ella me dio era lo que yo quería que estuviera impreso en mi álbum. Necesitaba ese empujoncito, necesitaba su generosidad", dice, y después le entrega el valor a la colaboración: "si publicaba la canción sola, habría sido nada más que una canción triste con mi perspectiva; en cambio, con ella, su voz se convierte en mi voz y eso es justo lo que necesitamos las mujeres. La sonoridad es para entender que no estamos solas".

Por otro lado, la canción "Wanderer" se repite dos veces en el disco, la introducción tiene una duración de un minuto aproximadamente y es una melodía cantada a capela junto a un coro angelical muy esperanzador, mientras que el cierre, llamado "Wanderer/exit", es la misma canción; sin embargo, sus arreglos e instrumentación tienen un tinte lúgubre. "Una amiga muy especial, a quien se la escribí me presentó al padre de mi hijo sin que yo lo estuviera esperando", explica muy conmovida, y sigue "si no fuera por ella no tendría a mi niño, por lo tanto, le debo a esta persona mucho amor".

Luego de otra eterna pausa donde ya no se escuchan las risas de su hijo y los ladridos de Mona, Cat Power detalla: "Ella murió de cáncer este año, por eso la escribí para ella", revela genuinamente estremecida y asocia este hecho con la portada del disco. "Me pidieron que cantara en su funeral. No sabía cómo parecer normal y menos qué ponerme, así que le pedí a mi amiga Susie Bick (esposa de Nick Cave) que me pasara un vestido café de su primera colección. Cuando llegó el momento de usarlo, me tomé unas fotografías frente al espejo en mi habitación para enviárselas a ella, estaba devastada y perdida. De pronto, mi hijo se asomó con mi guitarra, en ese momento la tristeza fue desplazada por su irrupción y me sentí mejor, me reí y capturé el momento, porque fue un instante muy luminoso en medio de una profunda desolación".

-¿Cree que es el mejor disco que ha hecho?

"No creo en extremos. Creo que para lo único que sirven es para impedir que evolucionemos. En lo que sí creo es en la amabilidad, el amor, en responder a tus preguntas de la forma honesta. Si este disco conmovió a alguien, con eso el trabajo está hecho".

-¿Qué la motivó a hacer la versión de "Stay" que popularizó Rihanna el 2012?

"Estaba en un estudio en Los Angeles mezclando el disco con Rob Schnaph, a quien no conocía, pero teníamos un amigo en común, Elliott Smith, quien también falleció hace unos años (2003). Cuando nos conocimos, Rob me preguntó por dónde empezábamos, le dije que configuráramos el sonido del piano, y para hacerlo él me sugirió que cantara 'Stay', y sin que yo supiera la grabó. Después, al escucharla, me gustó y decidí incluirla".

-¿Qué le pasa cuando escucha "The Greatest" a más de 12 años desde su publicación?

"¿La verdad? No escucho mi música. El pasado para mí es pasado. Vivo en el presente y me considero muy afortunada. Lo siento, pero esta es la mujer que soy".

"¿La verdad? No escucho mi música. El pasado para mí es pasado. Vivo en el presente y me considero muy afortunada. Lo siento, pero esta es la mujer que soy", dice Cat Power.

"No creo en extremos. Creo que para lo único que sirven es para impedir que evolucionemos". 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La cantante se ha presentado varias veces en Chile, partiendo por el recordado show que dio en el Caupolicán en 2009.
La cantante se ha presentado varias veces en Chile, partiendo por el recordado show que dio en el Caupolicán en 2009.

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales