La gran cita del verano Las apuestas del festival:
El estremecedor teatro colombiano se instala en Santiago a Mil

La compañía Petra es uno de los grupos más representativos de la escena contemporánea de Colombia. Fundada en 1985 por Fabio Rubiano y Marcela Valencia, sus piezas han sido invitadas a encuentros internacionales y cuentan con el beneplácito de la crítica. A partir del 12 de enero, este colectivo tendrá su estreno en Chile con dos de sus más aclamados montajes: "Labio de liebre" y "Cuando estallan las paredes".  

Maureen Lennon Zaninovic 

Al campesino Jerónimo Sosa -uno de los personajes de la obra "Labio de liebre"- le cortan la cabeza. "Se la mochan", como se acostumbra a decir en el campo colombiano. Su hermano, Granados Sosa, se burla de él. Granados tiene labio leporino, y su hermano Jerónimo siempre lo llamó "media jeta". Ahora Granados le grita: "Yo por lo menos soy media jeta, no como usted, que es sin jeta completa". Jerónimo no se queda tranquilo y le responde que lo único que él quiere es tumbarle la cabeza para ponerse a jugar fútbol con ella.

"La noticia de la mochada de cabeza es famosa desde los años 50, donde se realizaba con machete, hasta los años recientes, donde el instrumento era la famosa motosierra. Lo hemos visto también en los informes de la cercana violencia mexicana y en la también reciente campaña mediática de ese Islam radical, cómo se corta en vivo, y no de un tajo y en un segundo".

Con estas palabras, el director Fabio Rubiano Orjuela, quien fundó en 1985 -junto a Marcela Valencia- la compañía Petra, uno de los colectivos teatrales más prestigiados y exitosos de Colombia, se refiere a esta producción que se estrenó en 2015 y que desde esa fecha no ha parado de cosechar aplausos y entusiastas críticas internacionales. "Una estremecedora pieza con mucho arte, inteligencia y excelentes actuaciones" publicó el diario colombiano El Tiempo, y el español El País sentenció de manera elogiosa que Teatro Petra "ha hecho una importante contribución a la más triste fantasía del país".

La compañía debutará por partida doble en el Festival Santiago a Mil, presentado por BHP/Minera Escondida. El sábado 12 (20:00 horas) y el domingo 13 de enero (18:00 horas) montarán, en el Teatro Municipal de Las Condes, uno de sus más grandes éxitos: "Labio de Liebre", y entre el 14 y el 16 de enero (19:30 horas), en el Teatro Finis Terrae, llegarán con otro aclamado montaje: "Cuando estallan las paredes".

Con más se 50 mil espectadores, "Labio de liebre" se convirtió en el fenómeno teatral de la última década en ese país latinoamericano. "En nuestros 33 años de existencia comenzamos a vivir el sueño que siempre queríamos cumplir: colas interminables para ver una de nuestras obras y eso lo logramos con el mejor mecanismo de publicidad: el boca a boca. Afortunadamente, junto a mi socia Marcela Valencia, este éxito nos tomó más maduros, mantuvimos la calma y seguimos haciendo teatro", comenta el Premio Nacional de Dirección Teatral de Colombia en 2013, a través de un contacto telefónico desde Bogotá. Sobre las repercusiones del montaje añade que cada espectador ha leído la obra de acuerdo a su propia experiencia de vida. "En mi país, por ejemplo, vino a verla el agregado cultural de Israel y nos dijo que se sintió identificado, sobre todo porque le recordó el conflicto con los palestinos. Fuimos a México y nos comentaron que esta es una historia mexicana. En Perú fue brutal la reacción: estuvimos a tablero vuelto en el Gran Teatro Nacional. En Francia la llevamos el año pasado y también fue bien recibida. Se cumple la regla de oro: escribe de tu casa y serás universal. Esa ha sido para todo el elenco una gran lección".

Una barbarie ilógica

La historia de "Labio de liebre" -cargada de elementos de absurdo, ironía y humor negro- tiene como protagonista a un paramilitar, Salvo Castello, quien decide cumplir una condena y se exilia en una nevada ciudad nórdica, distante de los exuberantes y cálidos paisajes colombianos. En medio de este clima gélido recibe la inesperada visita de los Sosa. Se trata de una familia que padeció las masacres que él lideró y que le increpa por qué no los incluyó en la lista de las víctimas. "El paramilitar empieza a convivir con su memoria. Mucha gente me ha dicho que se encontró con sus fantasmas, pero para mí esa palabra no me resulta tan acertada. Son los muertos que regresan. Cuando iniciamos la investigación de esta pieza, la primera pregunta que nos hicimos fue a quién le tiene miedo un paramilitar y concluimos que alguien que descuartiza, roba, viola, desplaza, que comete los hechos más atroces, le tiene miedo a lo que no puede matar y lo que no puede matar es el pasado. Lo que no puede matar son los recuerdos", dice Fabio Rubiano.

La obra ha sido ampliamente reconocida por una dramaturgia desconcertante que viaja desde la tragedia y al humor, y por una estética cinematográfica, barroca y plena de metáforas visuales, elementos realistas, pero también variadas máscaras.

El director profundiza en torno al absurdo y el humor negro de este montaje y agrega que la realidad que vivió su país, antes del proceso de paz firmado con la guerrilla en 2016, "nos resulta tan absurda que termina produciendo risa. El absurdo es la realidad misma". En esa línea de sinsentido y absurdo, destaca frases como "por algo sería", habituales en el léxico latinoamericano. "Aparece una mujer violada, descuartizada, y siempre hay alguien que dice 'por algo sería'. De qué me estás hablando, no hay ninguna razón para matar. Hay una serie de justificaciones en torno a la barbarie que empiezan a ser ilógicas y que cuando se ponen en escena son una locura, como el paramilitar que carga sobre sus espaldas más de 100 mil muertos y está en contra del aborto. Cuando mostramos la obra en México, después de escucharse ese diálogo una persona del público se paró y dijo 'No mames'. No aguantó la contradicción". Rubiano continúa su análisis y dice que el espectador se involucra con la historia y con los animales que transitan a lo largo de "Labio de liebre", entre otros, vacas y gallinas. "Hay que tener en cuenta que la familia campesina colombiana son padre, mamá, hijos, gallina y vacas. Es una unidad muy precisa", explica con humor este director y dramaturgo.

El profesional añade que "estamos hablando de una gran coproducción con el Teatro Colón de Bogotá. Con este título vencimos nuestro propio temor de que no podíamos girar con montajes de mayor factura".

Un diálogo tensionante

En "Cuando estallan las paredes" la acción ya no tiene como foco a los paramilitares, sino que pone en escena el enfrentamiento entre una familia de un político y empresario influyente y millonario, y un grupo revolucionario que prepara un atentado. "Acá estamos ante la otra cara de la moneda: ante un atentado guerrillero. La historia plantea una diálogo tensionante entre víctimas y victimarios. El guerrillero busca acabar con este clan, quiere poner una bomba y en un momento el empresario se levanta y dice 'por qué lo hace' y le responden 'porque el dolor siempre lo hemos sentido de nuestro lado, y ahora el turno les toca a ustedes'. Es una permanente discusión entre el cabecilla de un grupo industrial muy poderoso, y el cabecilla de la guerrilla", dice Fabio Rubiano, quien aclara que -a diferencia de "Labio de liebre"- esta obra es más austera en términos de puesta en escena, ya que buscó realzar el aspecto actoral.

Carmen Romero, directora de la Fundación Santiago a Mil, señala a "Artes y Letras" que el público podrá apreciar por primera vez en nuestro país el trabajo de una de las compañías emblemáticas de América Latina. "Por eso, y como se trata de un debut, quisimos traer dos obras de este colectivo y en especial 'Labio de liebre'; la vi en el Teatro Colón de Bogotá y fui testigo de cómo el espectador se empapa de esta historia que habla de violencia, pero también de perdón. También la vi en el Festival de Loja en Ecuador y la reacción fue la misma porque la temática nos involucra todos. No estamos ante un espectador pasivo, sino por el contrario, de un público que se conmueve porque se ve reflejado en escena".

Programarse:

Compañía Petra

"Labio de liebre"

Lugar: Teatro Municipal de Las Condes

Fechas: 12 de enero, a las 20:00 horas

13 de enero, a las 18:00 horas

"Cuando estallan las paredes"

Lugar: Teatro Finis Terrae

Fechas: 14, 15 y 16 de enero, a las 19:30 horas

Más información en www.santiagoamil.cl



 Teresita Iacobelli repone su exitosa "Chaika"

El Círculo de Críticos de Arte acaba de reconocer a la actriz Teresita "Tita" Iacobelli y a su obra "Chaika" como lo mejor del teatro nacional, en 2018.

"Recibo este premio con mucho agradecimiento y como la continuación del éxito de público que tuvimos el año pasado", comenta a "Artes y Letras" la artista chilena que sorprendió a los espectadores y críticos con este trabajo unipersonal donde ella es la protagonista y también "mueve los hilos" para dar forma a una entrañable anciana. La pieza, que desde el 12 al 15 de enero volverá al Anfiteatro Bellas Artes , a las 21:30 horas y con entrada gratuita (como parte de la cartelera imprescindible del Festival Santiago a Mil), es fruto de una estrecha colaboración con la artista ruso-belga Natacha Belova. De esta manera surgió esta obra de marionetas, en una suerte de homenaje a la dramaturgia de Antón Chéjov y, en particular, a "La gaviota".

"Soy una convencida de que en el teatro con objetos y marionetas se genera un vínculo más fuerte con el espectador, que con actores de carne y hueso en escena. El público se involucra no solo desde un punto intelectual sino, sobre todo, desde la emoción", añade.

En esta obra Teresita "Tita" Iacobelli es la asistente que guía a Chaika y le sopla lo que tiene que actuar. "Como parte de su ritual de despedida de los escenarios, Chaika protagoniza 'La gaviota' y dentro de esta historia hay guiños a 'Hamlet', de Shakespeare, porque me interesaba reforzar los dilemas entre las mujeres y el teatro, los dilemas entre las mujeres y sus hijos; y la pasión y la angustia que significa actuar. También hay un guiño a 'La Traviata', de Verdi. Chaika canta un aria porque tiene delirios propios de una diva", advierte la actriz.

"Tita" Iacobelli remata que esta propuesta ha sido apreciada por un público transversal: "La recomendación es para mayores de 12 años, pero nos han visto muchos niños, entre otras razones porque se sienten atraídos por el mágico mundo de las marionetas, pero también porque todos tenemos la experiencia de contar con una persona mayor a nuestro lado. En este mundo tan poco espiritual, siento que hay poca valoración hacia nuestros viejos y este montaje quiere ser una invitación a quererlos. Cada uno de ellos puede ser un sabio, un mundo valioso a compartir".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Labio de Liebre. En 2015, Teatro Petra celebró sus 30 años de existencia con el estreno de esta obra, una coproducción con el Teatro Colón que ha sido señalada como uno de los hitos del teatro colombiano de todos los tiempos y cuyas presentaciones y giras aún continúan.
"Labio de Liebre". En 2015, Teatro Petra celebró sus 30 años de existencia con el estreno de esta obra, una coproducción con el Teatro Colón que ha sido señalada como uno de los hitos del teatro colombiano de todos los tiempos y cuyas presentaciones y giras aún continúan.
Foto:Juan Antonio Monsalve

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales