Libro El federalista Textos fundacionales de Estados Unidos:
Pablo Ortúzar: "Este libro se toma muy en serio el poder y sus límites"

El antropólogo tradujo en forma íntegra el libro que reúne los textos de Alexander Hamilton, James Madison y John Jay, en El Federalista, libro de pensamiento político muy poco conocido en nuestro medio a pesar de su importancia en el nacimiento de las repúblicas modernas.  

DANIEL SWINBURN 

Publicado a fines del siglo XVIII con el propósito de defender la ratificación de la constitución federal de Estados Unidos, El Federalista es un clásico de la reflexión política moderna. Lo 85 artículos escritos por Alexander Hamilton, James Madison y John Jay -bajo el seudónimo de Publius- permanecen aún vigentes para pensar sobre el gobierno republicano y sus instituciones.

Pablo Ortúzar, antropólogo, asociado al Instituto de Estudios de la Sociedad, (IES) acomete la primera traducción al español de la versión íntegra del libro, en su versión corregida de 1818. "Una de las razones que nos motiva a traducir este libro, es revitalizar el ánimo de persuasión que contienen estos artículos, comenta Pablo Ortúzar. Publicados primero en la prensa, para todo público, no son textos abstractos ni de alta teoría. Por otra parte, este libro es una introducción a una forma de razonar y de debatir en público que le hace muchísima falta a nuestra política y a todos sus protagonistas y actores. Es un libro que se toma muy en serio el poder y sus límites, entiende la naturaleza humana y la naturaleza de las instituciones desde el principio de sus limitaciones, cosa que muchas veces en nuestra imaginación institucional estamos bastante lejos de eso. En Chile, nuestro debate político es sumamente ideológico. Nuestras discusiones son puro principismo y nadie se mueve un centímetro. Este libro logra integrar, en los razonamientos de sus autores, distintos elementos, empíricos, prácticos, filosóficos y valóricos, siempre poniéndolos en juego, tratando de persuadir al adversario y persuadiendo al lector de que su opción es mejor. El libro es un prodigio del razonamiento político, concluye Ortúzar".

-Usted parte diciendo que la traducción que hace de este libro puede servir para mejorar nuestros modales cívicos, para restablecer el respeto en un debate público que ha estado muy deteriorado.

"Sí, las formas, como parte del civismo. Justamente porque sus autores concebían que las formas autoritarias o violentas eran propias de los reyes o de los tiranos, y, en cambio, el fundamento democrático del civismo es el buen trato y nosotros muchas veces pensamos que lo más democrático es justamente un trato poco cuidado, despectivo porque da la impresión de que cualquiera podría participar en ese tipo de relaciones. En cambio, aquí la tesis y la razón de esta forma muy cuidada que tienen estos textos, tienen que ver con la idea de que el espacio público debe ser cuidado en sus formas para que pueda estar abierto a todas las personas".

-¿Cuál es la visión que tienen los autores de este libro, la visión de sociedad que hay detrás de estos artículos?

"En realidad es un autor bajo el seudónimo Publius, que son todos el mismo. Ellos -Hamilton, Madison y Jay- consintieron con cada uno de los artículos. Es divertido, porque están muy en desacuerdo, particularmente Hamilton y Madison, que son dos personajes que la historia va a poner en bandos opuestos después de la publicación del libro".

"La gran pregunta que ellos se hacen es si va a ser posible fundar una república que no colapse por los conflictos internos y las guerrillas entre facciones, etc. Que no devenga en tiranía, lo cual, para el momento en que ellos están escribiendo, que es previo a la Revolución Francesa y a la experiencia democrática del siglo XIX, no es algo obvio para nada. El gran aporte de los autores es que tratan de remitirse a la experiencia humana, que ellos conocen principalmente a través de su formación clásica. Muchas veces lo que se menciona es historia griega, romana, como una especie de sociología, además de la experiencia de las trece colonias y de su Constitución y organización para responder a esta pregunta y defender una forma política que ellos consideran la más estable para mantener la unidad de los treces estados".

-Además, ellos consideran defectuosa la Constitución original de las trece colonias.

"Claro, hay que considerar que Estados Unidos se forma por un grupo de colonos que eran fanáticos religiosos, muy asustados del poder del monarca, en este caso del inglés, y reticentes a conformar un poder central que temían deviniera en una monarquía o gobierno autoritario. Por ello, la primera Constitución le entregaba muy pocas facultades al Poder Ejecutivo. Los autores de El Federalista quieren parchar eso, arreglar ese problema mediante un nuevo proyecto constitucional apoyando el trabajo de una convención creada para esa tarea. Los autores tienen un voto en la convención, el de la ciudad de Nueva York, y ellos defienden el proyecto frente al pueblo de Nueva York y sus textos aparecen previamente en la prensa".

-Se defiende mucho en estos artículos la democracia representativa en contra de la democracia directa.

"Los autores son muy desconfiados de las formas democráticas directas, de hecho, son bastante desconfiados de la democracia, por eso que la equilibran constantemente con un principio republicano que obliga y que pone límites a la decisión de la mayoría. Ellos revisan la experiencia histórica donde la democracia directa existió y el veredicto histórico parece ir en contra de esas formas. Además, son muy temerosos de las facciones; es decir, los grupos de poder organizados que más o menos son los partidos políticos de hoy en algún sentido, pero que dejan de mirar hacia el bien común y entienden lo público como un espacio de guerra para obtener beneficios para ellos".

"Con todo, e l pensamiento de estos tres autores unidos en el seudónimo Publius, aparece bastante radical si se considera que están escribiendo estos textos justo antes de la Revolución Francesa, en 1787 y 1788. Por eso, muchas de sus ideas suenan un poco lejanas para aquellos que consideran que están naturalizados sus principios en la Revolución Francesa, pero esto está escrito previo a ella y equilibrado por toda la tradición política inglesa contemporánea junto con los autores de la Antigüedad".

-Hay algunos capítulos que son clásicos...

"Sí, sobre las facciones políticas, los frenos y contrapesos del gobierno, el Poder Judicial y su independencia y, por último, sobre los poderes del Estado. Esos son los clásicos que estudian los abogados principalmente, pero como Sanford Levinson destaca bien en la introducción al libro, comprobó entre sus alumnos de Harvard que solo uno había leído el libro completo, un extranjero. Para Levinson, el libro entrega una perspectiva, una forma de razonar sobre la política, que es valiosa en sí misma. Obviamente, aparecen discusiones que hoy se pueden ver como anacrónicas, pero es la forma de razonar sobre las instituciones y de utilizar la razón en el espacio público, lo más valioso de su lectura. Y esa es la razón principal por la que decidimos publicarlo en el IES. No es un recetario de cosas que Chile debiera adoptar, se trata de un libro de fines del siglo XVIII, otro contexto cultural y político, pero la forma en que se discute sobre la instituciones es muy valiosa porque en todo momento están las ideas y los principios en la discusión, pero siempre contrastados con los hechos, los datos, lo que en ese momento sería la sociología disponible, la historia. Es el método que usan para pensar las instituciones, siempre preocupado de las ideas en contacto con la realidad".

-¿Qué esperanza tiene de que lo lean los políticos chilenos?

"Quizás esa sería nuestra utopía, por lo mismo, la presentación del libro la harán Carolina Tohá y el ministro Gonzalo Blumel, queremos a través de ellos enviar el mensaje de que es una lectura particularmente urgente para nuestra clase política y sus asesores. Es un libro escrito por políticos y creemos que los políticos chilenos podrían beneficiarse mucho, junto con el debate público. El Federalista es una escuela de política y le haría muy bien a nuestra democracia que los políticos lo leyeran".

''El Federalista es una escuela de razonamiento político y le haría muy bien a nuestra democracia que los políticos lo leyeran".

''El pensamiento en este libro aparece bastante radical si se considera que está escrito justo antes de la Revolución Francesa".

"En realidad es un autor, Publius, que son todos el mismo. Ellos -Hamilton, Madison y Jay- consintieron con cada uno de los artículos". 

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El antropólogo Pablo Ortúzar, tradujo El Federalista. El libro se lanza este jueves 10 en el IES a las 18: 45 horas.
El antropólogo Pablo Ortúzar, tradujo El Federalista. El libro se lanza este jueves 10 en el IES a las 18: 45 horas.
Foto:CLAUDIO CORTES

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales