Historia de una foto y un reencuentro

Antonio Valencia 

Muchas son las historias que se han dado a conocer con motivo de los 80 años del Estadio Nacional, la mayoría vinculadas a la fiesta del deporte, pero hay otras que recuerdan el momento más oscuro del recinto en 1973. Y entre sus paredes cobró vigencia un episodio de aquellos años. Fue el 11 de septiembre de 2018. Noche de velatón, música y memoria. También de fotografía. Andrés Bravo, reportero gráfico de la AFI, expone su trabajo. Son fotos sobre fotos. Unas tomadas en 1973 de detenidos en galerías y diversos sitios del recinto. Otras, de los mismos rincones, pero 40 años después. Las funde y recrea las escenas.

Hay una imagen que no es una fotografía, sino un fotograma rescatado de un documental francés. Se ven once presos detrás de una reja. "Están en un túnel por donde salen los equipos de fútbol a la cancha", narra Bravo. Pocos días después de subir el material a Facebook, Bravo recibió un posteo: "Hola. En esa foto están mi papá y mi tío", leyó. Era Aymara Salamanca. "Los de la foto son pobladores de La Legua. Mi papá está vivo. Mi tío es un detenido desaparecido".

Vladimir Salamanca es profesor de Historia. Hoy tiene 60 años. Para el golpe tenía 15. Al recinto de Ñuñoa lo llevaba su padre a ver los clásicos universitarios. "Me gusta la U", dice. Pero el 16 de septiembre de 1973 fue detenido junto a su hermano de madre -Gerardo Rubilar (24)- y decenas de vecinos. "Vinieron en tanquetas y los soldados tenían sus caras pintadas. Buscaban armas y a sospechosos de haber enfrentado a una micro de Carabineros el mismo 11", cuenta.

Su llegada al recinto deportivo fue brutal. No solo por los golpes que recibió. También porque vio cómo dos prisioneros eran fusilados en la pista atlética.

Estuvo detenido 23 días. "Diez días nos tuvieron en el túnel norte. Éramos 44 presos. De noche no dormíamos por el frío. Y cuando llovía, el agua llegaba por los peldaños de la escalera. Nos interrogaron en el velódromo y a los dos o tres días, el 8 de octubre, nos soltaron". Pero los detuvieron de nuevo en enero del 74, y los llevaron a Tejas Verdes. "A mí, a Gerardo y a mi otro hermano, Ernesto (20 años). Me soltaron solo a mí 44 días después. Gerardo y Ernesto son detenidos desaparecidos".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Vlamidir Salamanca y Gerardo Rubilar , hermanos de madre, están justo al centro de esta imagen de detenidos en el Estadio Nacional en 1973.
Vlamidir Salamanca y Gerardo Rubilar , hermanos de madre, están justo al centro de esta imagen de detenidos en el Estadio Nacional en 1973.
Foto:Andrés Bravo/Afi

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales