Leyes más estrictas ponen en jaque a los criaderos de mascotas

Nuevas normas emitidas en el Reino Unido y California apuntan a la prohibición de vender cachorros de perros y gatos en tiendas de mascotas a menos que procedan de agrupaciones de rescate o de refugios. Estas iniciativas amenazan con dejar en la cuerda floja a los criaderos de animales domésticos.  

Hernán Carrasco C. 

Primero fue el Reino Unido, luego el estado de California en EE.UU.. El objetivo común, detener el lucrativo negocio de criar animales de raza para luego venderlos en el mercado. Además de eso, ambos gobiernos buscan cuidar la integridad física y mental de estos seres vivos, que al estar en criaderos inescrupulosos sufren graves daños y que en algunos casos llegan incluso a la eutanasia. Fue el gobierno británico liderado por Theresa May el primero en tomar acción frente a los criaderos poco éticos que existen en ese país. A través de una ley que prohíbe comprar mascotas a través de intermediarios, las autoridades inglesas pretenden terminar con aquellos criaderos que mantienen a los animales en condiciones de hacinamiento y que los obligan a reproducirse una y otra vez buscando el máximo rédito económico posible.

La iniciativa legal llamada "Lucy's Law" apunta que cualquier persona en el Reino Unido que quiera un cachorro, ya sea de perro o de gato, tendrá que ponerse en contacto directamente con el criador o con un centro de rescate animal, prohibiendo la venta de ellos en tiendas de mascotas o intermediarios. A su vez, los criadores solo podrán vender animales que han criado personalmente, eliminando del panorama a criaderos que funcionan prácticamente como fábricas de producción de cachorros. David Rutley, ministro de Bienestar Animal, afirmó que "la prohibición de vendedores intermediarios asegurará que las mascotas tengan un inicio correcto en sus vidas. Aquellos que tienen un completo desinterés por el bienestar por los animales no podrán beneficiarse de este miserable comercio".

El gobierno inglés además endureció las penas por abuso animal, pudiendo llegar a cinco años de cárcel efectiva para aquellos que resulten condenados por ese delito. Por otro lado, los criadores necesitarán un permiso especial para vender más de tres camadas de cachorros al año y aquellos que los comercialicen vía internet tendrán que mostrar un número de licencia por cada animal a la venta. Con esto se busca que cada criador sea responsable legalmente por cualquier daño que tenga el animal al momento de llegar a manos de su nuevo dueño.

El ejemplo californiano

A partir del 1 de enero de este año, el estado de California promulgó "The Pet Rescue and Adoption Act", ley aprobada por el Gobernador Jerry Brown, la que prohíbe a las tiendas de mascotas vender perros, gatos o conejos que no procedan de agencias de control animal, refugios para animales o grupos de rescate. Aquellos establecimientos que no cumplan con la ley serán sancionados con multas de US$ 500 dólares por animal. Además, si el dueño de la tienda de mascotas no puede acreditar el origen de los animales -a través de certificados legales-, será multado también con US$ 500 dólares por cada animal indocumentado. Así, California se transforma en el primer estado del país del norte en declararles la guerra a los criaderos de animales. De hecho, treinta y seis ciudades del estado ya tenían iniciativas similares que prohibían el comercio de cachorros provenientes de criaderos, entre ellas West Hollywood, que fue la primera ciudad de Estados Unidos en proclamar este tipo decreto.

Tal como ocurre en el Reino Unido, si las personas desean comprar un cachorro específico, deberán ir personalmente a un criador de animales autorizado por el estado. El creador de esta ley, Patrick O'Donnell, afirmó que "esta es una gran victoria para nuestros amigos de cuatro patas y también para los contribuyentes que cada año gastan cerca de US$ 250 millones de dólares en refugios y eutanasias para aquellos animales que no son adoptados". Ese es uno de los puntos principales de este tipo de leyes, ya que cada vez que alguien compra un animal de raza está condenando a muerte a uno que se encuentra esperando por ser adoptado.

Al hacer que los animales se reproduzcan en forma indiscriminada, cada año los criaderos de animales envían miles de cachorros a tiendas de mascotas, produciendo una sobrepoblación que se traduce en menos adopciones de animales que ya existen. Lo que es peor, en los largos viajes desde los criaderos hasta las tiendas, los animales son trasladados en precarias condiciones, a veces sin agua o ventilación adecuada, por lo que algunos de ellos no sobreviven al viaje.

Han sido documentados también varios casos de criaderos que mantienen animales en condiciones horrorosas y donde aquellos más débiles -no aptos para la venta- son sacrificados de maneras tan brutales como congelarlos vivos o llevarlos a cámaras de gases. Otro de los problemas que se observan en estos criaderos es el trato en sí a los animales. Al ser traídos al mundo en masa, los cuidados que les prestan a esos cachorros están lejos de ser ideales. Muchas veces son alejados de sus madres en la mitad del tiempo recomendado, se les niega la socialización con otros cachorros, no pueden hacer ejercicio por estar hacinados y no obtienen los cuidados médicos que deberían tener a esa edad.

El gobierno inglés endureció las penas por abuso animal, los que pueden llegar a cinco años de cárcel.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En Inglaterra los criadores necesitarán un permiso para vender más de tres camadas de cachorros al año.
En Inglaterra los criadores necesitarán un permiso para vender más de tres camadas de cachorros al año.


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales