"Ricardo Lagos fue la encarnación del sueño del Mapu"

Eugenio Tironi Sociólogo 

-Si 20 años no es nada, como decía Gardel, ¿cuánto representan los 50 años del MAPU?

-¿Ya pasó medio siglo? Quién lo diría. El MAPU duró lo que un suspiro, pero el mito ha sido más persistente que la realidad. Marcó a una generación que siguió influyendo en la vida del país a pesar de la temprana muerte del partido como tal. Porque es curioso: el MAPU propiamente tal se acabó con su división en 1973. Luego se siguió fragmentando y sus viejos integrantes lo enterraron definitivamente a fines de los 80 yéndose a militar al PS y al PPD. Pero aún sigue presente en el imaginario chileno, como lo confirma esta entrevista

-Han tenido cancilleres, voceros, embajadores, presidentes del Senado, ministros del Interior... ¿Cuándo van a tener un Presidente?

-¡Pero si tuvo uno!: Ricardo Lagos. Él fue la encarnación del sueño del MAPU, esa mezcla de utopía y pragmatismo, de voluntad y realismo, de política y tecnocracia.

-¿Pacheco e Insulza son las últimas esperanzas?

-¿Por qué dejar afuera a Montes?

-¿Qué cree que les faltó?

-El MAPU nació para tener influencia, no para ejercer posiciones formales de poder. Lo hizo desde la política, pero también desde las ideas, las artes, la ciencia, los movimientos sociales... Más que una organización política fue una corriente cultural.

-Usted actuó en la película "No". ¿Se merece el MAPU una película?

-No. Le faltan los protagonistas, los héroes, el mesianismo. El MAPU fue formado por actores secundarios, por operadores y componedores antes que por paladines y salvadores. Este fue su secreto; esto es lo que explica su vasta y prolongada influencia.

-¿Se considera un "héroe fatigado", como dijo ME-O?

-No; ni héroe ni fatigado. Ese cliché -así lo hemos confirmado en el tiempo- era una proyección de su creador.

-A propósito, cree que en esa línea y para diferenciarse de su sobrino Felipe, a José Antonio Kast le convendría transformarse en JAK?

-Creo que sí. Yo al menos lo llamo así.

-Usted sería E.T., ¿funcionaría?

-Muchas veces he firmado así. Pero no tengo recuerdos de la famosa película. No me impresionó. O era plena dictadura y estaba demasiado ocupado en otras cosas o simplemente soy de otra generación.

-¿Valdría la pena tomarse la Catedral hoy, 50 años después?

-¿Para proclamar qué? ¿Para denunciar a quién? Creo que todo está dicho. Es hora de actuar, de asumir el dolor producido y el desgarro que traerán consigo los drásticos cambios que son necesarios.

-¿Con qué sueña Eugenio Tironi? Pregunta textual: ¿Tiene pesadillas, vuela, se cae a un precipicio, le ponen la banda presidencial, hace un gol...?

-Tengo más sueños que pesadillas, pero pocas veces los recuerdo y nunca los consigo descifrar. Es, creo, lo que me mantiene vivo.

-¿Cuál música es su preferida y por qué?

-Me inclino por la música clásica. Beethoven y Mahler me acompañan siempre. Pero paso por épocas. Un tiempo me dio por los rusos: Prokofiev, Rachmaninov, Stravinsky, Shostakovich. Dvorjak me emociona mucho, como Sibelius y Arvo Pärt. Incluso a Mozart me he acercado últimamente. En música popular me quedo con Los Beatles, Joni Mitchel, Paul Simon y Serrat.

-Haga un pelambre al Gobierno y al Presidente.

-Los "pelambres" vienen de adentro. Yo estoy afuera.

-¿Qué le cambiaría en materia de comunicación?

-Los adjetivos. Con uno basta: más es dispersión.

-¿Alcanzó a estudiar en el Saint George con el sistema "Machuca"? ¿Qué le parece?

-Salí antes que este sistema se extendiera. En mi época eran experiencias muy excepcionales. Me parece que no debemos seguir inventando pretextos para no atacar el problema de fondo: la progresiva decadencia de nuestra educación pública. La situación de Chile es escandalosa. Al respecto, recomiendo leer el último libro de Patricio Meller, "Claves para la Educación del Futuro".

-¿Es Revolución Democrática el MAPU con iPhone?

-No. El cambio va mucho más allá. Sería un MAPU sin Guerra Fría ni URSS, sin Silva Henríquez ni Allende, con educación prácticamente universal, 25 mil dólares per cápita y 400 mil nuevos autos cada año. En este Chile no hay MAPU posible. ¡En buena hora!

"Al MAPU le faltan los protagonistas, los héroes, el mesianismo. Fue formado por actores secundarios, por operadores y componedores antes que por paladines y salvadores".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Felipe Elgueta


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales