ELMERCURIO.COM Volver

 
Así es la impresionante transformación de Christian Bale para "El vicepresidente"

Martes 12 de febrero de 2019

La película de Adam McKay, que a Chile llega el 21 de febrero, tiene ocho nominaciones al Oscar. Una de ellas es para su protagonista, pero también postulan a la estatuilla Amy Adams y Sam Rockwell.
 


Fernando Zavala 

Es una película sobre uno de los políticos más controvertidos de la historia reciente de Estados Unidos. Un personaje considerado por sus críticos como siniestro, misterioso e incluso peligroso. Y uno de esos críticos es Adam McKay, el director y guionista de "El vicepresidente". El resultado es, sorprendentemente, una comedia, con momentos verdaderamente delirantes y que llega a Chile el próximo 21 de febrero precedida por una galería de premios y ocho nominaciones al Oscar.

"El vicepresidente" fue una de las películas que aparecieron tarde en la temporada de premios. Es decir, que los críticos la vieron tarde; por lo tanto, no tuvo una gran presencia durante esa primera etapa, la de los galardones que entregan los expertos y no los miembros de la industria. Pero su impacto se ha sentido con fuerza. Antes de obtener las ocho nominaciones, se consolidó como contendor al conseguir seis candidaturas al Globo de Oro y obteniendo la estatuilla al Mejor Actor en Comedia para su protagonista, Christian Bale, que realiza una estremecedora interpretación del exvicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney, considerado como muchos uno de los cerebros de las cuestionadas acciones del gobierno de ese país tras los trágicos acontecimientos de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Una vida y una carrera

La película de Adam McKay ("La gran apuesta", por la que se llevó el Oscar a Mejor Guion Original) recorre gran parte de la vida del político, desde su juventud un tanto perdida, sin un rumbo claro, pasando por el momento en que conoció a la que se convertiría en su esposa Lynne (Amy Adams, también nominada por este filme), a quien aquí se retrata como esencial para que Cheney enmendara el camino e iniciara una carrera en la política.

El fuerte de la película ocurre cuando George W. Bush -Sam Rockwell, candidato a la estatuilla luego de ganarla el año pasado por "3 anuncios por un crimen"- recurre a él cuando decide lanzar su candidatura a Presidente de Estados Unidos, con él a su lado.

Con un estilo ágil e incisivo, "El vicepresidente" hace gala de un contraste interesante, al estar contada en un tono claramente cómico (la política acá a veces es divertidísima), pero con un personaje al centro que es retratado como un ser sombrío y sin humor. Christian Bale realmente desaparece bajo una gruesa capa de maquillaje, además de aumentar varios kilos -el actor es famoso por cambiar drásticamente su apariencia si el papel lo exige- para interpretar al controvertido político. En la cinta también actúan Steve Carell, como el secretario de Defensa Donald Rumsfeld; Tyler Perry, como Asesor de Seguridad Nacional Colin Powell, y Lisa Gay Hamilton, como la recordada secretaria de Estado Condoleezza Rice.

Aunque Bale no es favorito para ganar el Oscar la noche del próximo 24 de febrero en el Teatro Dolby de Los Angeles, lo cierto es que su nombre es el que los expertos señalan como el que podría estropearle la velada al indiscutido favorito: Rami Malek, por "Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury". Ambos tienen buenos antecedentes: están nominados por roles basados en personajes reales (detalle que siempre atrae a la Academia) y que han recibidos aplausos y reconocimientos.

Nominaciones
Bale ganó el Oscar en su primera nominación: Mejor Actor Secundario por "El vencedor". Luego postuló a Mejor Actor por "Escándalo americano" y como secundario nuevamente por "La gran apuesta".

 La competencia

Rami Malek

Es el favorito indiscutido. Con su interpretación en "Bohemnian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury" ha arrasado con los galardones de la segunda etapa de la temporada de premios y es el rol más popular entre el público. Le podrían jugar en contra las malas críticas que recibió la película y la polémica en torno al director Bryan Singer, acusado de abuso y hasta de violación de menores.

Bradley Cooper

Por su rol en "Nace una estrella" obtiene su tercera nominación a Mejor Actor. El papel ha sido aplaudido por público y crítica, pero no ha tenido demasiado impacto en la temporada de premios. Sin embargo, su ausencia entre los nominados a Mejor Director (la cinta tiene ocho nominaciones) podría provocar un aumento en la votación como señal de apoyo, por parte de los votantes, al principal responsable del filme.

Viggo

Mortensen

En "Green book: Una amistad sin fronteras", el actor logra un personaje vistoso y querible. La película ganó el Globo de Oro y es un contendor importante en la carrera a Mejor Película. Sin embargo, el de Mortensen pareciera ser el caso del "siempre nominado, nunca ganador". Al menos en esta oportunidad.

Willem Dafoe

Solo Cooper no interpreta un personaje real en esta quina. Y la postulación de Dafoe por "Van Gogh en la puerta de la eternidad" es más bien vista como un reconocimiento al actor y su trabajo, más que un contendor con posibilidades reales de imponerse. Es la única nominación de la película.