En entrevista con The Clinic:
Palma Salamanca desde París dice que siguió en el FPMR "por inercia"

Además mencionó que tras el plebiscito "la lucha armada no tenía sentido".  

 

"Esa cosa cerrada y obtusa de los comunistas es muy dura. La detesto. Es ideológicamente intolerante y autoritaria. Muchos de quienes se sumaron a su causa estaban movidos por buenos sentimientos, pero el partido los utilizó", le dijo Ricardo Palma Salamanca a The Clinic en una entrevista publicada en el sitio web de ese medio. En el texto se asegura que el exfrentista nunca defendió su inocencia durante la conversación y que aseguró que, desde que huyera en 1996 desde la Cárcel de Alta Seguridad (CAS), no volvió a cometer un delito: no quería estar privado de libertad nuevamente.

Palma Salamanca -condenado por el asesinato del senador Jaime Guzmán en abril de 1991 y por el secuestro de Cristián Edwards- dice estar tranquilo en París desde el 23 de enero pasado, cuando la Corte de la capital francesa negó su extradición a Chile.

Cuenta cómo salió de México, su paso por Cuba y el aterrizaje en Francia, luego que Raúl Escobar fuera detenido y previendo que si se descubría quién era realmente el hombre arrestado, inevitablemente se revelaría su vínculo. De Poblete, comenta, tenía pocas luces.

Sobre casos concretos, el exfrentista opta por no hablar, consigna The Clinic. Nada de los crímenes del senador Guzmán; del comandante de la FACh, Roberto Fuentes Morrison; el exjefe de la Dicomcar Luis Fontaine Manríquez. Tampoco del escolta de Augusto Pinochet, Víctor Valenzuela Montesinos; o del secuestro de Cristián Edwards. "Cualquier palabra errada y me pueden hacer papa", afirma el exfrentista.

La entrevista sigue con una reconstrucción de la vida de Palma Salamanca. Relata que empezó a militar en las Juventudes Comunistas a los 16 años, porque explica: "Vieron que tenía capacidades subversivas innatas". Después fue ingresado al Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

"En el atentado a Pinochet los que participaron fueron combatientes sin gran preparación, gente de poblaciones, como el Víctor Díaz, que también vive acá en París", dice, y agrega: "Había conflictos entre quienes se formaban al fragor de las luchas al interior de Chile y los que venían de experiencias de guerras en el exterior, ya sea El Salvador, Nicaragua y unos pocos en Vietnam".

También asegura que llegó un momento en que no había razón para proseguir con esa militancia, apunta que "ya para el plebiscito la lucha armada no tenía ningún sentido, porque el país se había ido en otra dirección. Desde 1987-88 el FPMR quedó huérfano". ¿Por qué continuó? "Era un mocoso", responde y, afirma, por "la inercia" y por "el sentimiento de que si me salía estaba traicionando".

Sobre si está arrepentido, dice que "es parte de una experiencia histórica". Cree que debió salirse antes y relata que cayó "a los 21. Me pasé cuatro años y 10 meses en diferentes cárceles, donde se ensañaron conmigo. Pienso que pretendían dar un mensaje".

''Esa cosa cerrada y obtusa de los comunistas es muy dura. La detesto. Es ideológicamente intolerante y autoritaria". RICARDO PALMA SALAMANCA Exfrentista en entrevista con The Clinic

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales