VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 11 de Junio de 2011

 
Relajo europeo

Ambientes ultra despejados y modernos, aunque acogedores, y por sobre todo funcionales, son la tónica en este dúplex del barrio El Golf. Sus dueños -una finlandesa experta en estética y un arquitecto chileno- lo equiparon recurriendo a muy pocas piezas, todas muy sobrias, fiel reflejo de su personalidad.  
Texto, Jimena Silva Cubillos | Producción, Paula Fernández T. | Fotografías, José Luis Rissetti  La dueña de este moderno departamento en El Golf es fanática de sus construcciones antiguas pero junto a su marido arquitecto e hija viven hace varios años en un dúplex que ocupa los dos últimos pisos de la torre que proyectó Borja Huidobro y A4 Arquitectos en la intersección de las calles El Golf y Nuestra Señora de Los Ángeles. A simple vista parece un contrasentido, pero tiene explicación. Antes lo hicieron en uno de los pocos edificios antiguos, señoriales y de muy baja altura que quedan en el barrio; de aquellos amplios y con muy buenas terminaciones. Eso hasta que sus vecinos directos comenzaron a convertirse en oficinistas, aumentó el flujo de personas al interior del edificio, y un día que estaban fuera de Santiago alguien forzó la puerta de acceso a su casa. "Nos cambiamos a este dúplex por un tema de seguridad y porque aunque buscamos insistentemente una propiedad parecida, hasta casas, todas estaban en muy malas condiciones porque en algún momento han sido utilizadas como oficinas y sus usuarios hicieron con ellas lo que quisieron. Por fuera se ven bien, lindas, pero lo cierto es que hay que invertir una fortuna en arreglarlas, ponerles calefacción y cambiar cañerías, entre otras mejoras", explica la asesora de imagen personal Kareen Linna, finlandesa avecindada en Chile hace doce años, tras llegar a trabajar por un período de seis meses en una organización de su país para la promoción de las exportaciones. "Me quedé por un ascenso laboral, muy luego conocí a quien hoy es mi marido en un bar, escuchando a un jazzista, y pronto nos dimos cuenta de que Inés, nuestra hija, venía en camino".Aún recuerda que el cambio de casa fue muy fuerte. No sólo por el tema de la altura -viven en los pisos 22 y 23-, sino más bien por la onda, ya que llegaron a vivir a un lugar "hiper moderno", de 200 m2 más terrazas, también luminoso y con alturas de suelo a cielo sobre tres metros. "Creo que tengo una bipolaridad en el sentido estético; me gustan las cosas románticas y a la vez me encanta el minimalismo", explica la autora del recién editado "Estilo: manual de imagen personal", un libro donde da pautas sobre cómo vestirse, maquillarse o peinarse para obtener mayor partido. Como buena nórdica se siente mucho más cómoda viviendo en ambientes despejados y luminosos. "Eso hace más fácil la vida diaria, sencillamente porque es práctico. Cuando no se tienen muchas cosas, las tareas de la casa se facilitan porque es factible mantener los espacios limpios y ordenados. Además, vengo de una cultura donde no existen las nanas ni se cuenta con ayuda externa; aquí sí viene una señora encantadora dos veces a la semana, por mediodía, a ayudarnos porque de lo contrario no sería capar de mantener bien esta casa tan grande", explica Kareen, quien no dudó en incorporar al programa del segundo nivel, junto al sauna, una especie de logia o taller doméstico donde además de lavar, secar y planchar ropa cuenta con todo lo necesario para repararla. "En mi país lo llamamos pieza de cuidados de casa". Según recuerda, recibieron el departamento en verde, por lo que pudieron escoger la iluminación y las terminaciones, como pisos de roble teñido oscuro y muros pintados blancos. Diseñaron en obra gran parte de los muebles y toda clase de clósets para mantener el orden, principalmente en maderas con acabados lacados o cubiertas de silestone del mismo tono, como en el caso de la cocina. Decisiones que se avienen con la cuidada y discreta decoración que implementaron. Nada de tonos estridentes; sólo crudos, chocolates, beiges, blancos y algo de negro. A través de obras de Sebastián Boher, Borja Huidobro, Pedro Tyler, Gonzalo Lamarca, Pablo Ferrer, Claudia García-Huidobro y Osvaldo Guayasamín, entre varios pintores finlandeses, se advierte que el arte contemporáneo es importante en la vida de esta familia.La principal ventaja de recibir el departamento en obra fue, sin duda, que definieron la distribución. "Eso nos permitió ubicar de la mejor manera posible los recintos. Las piezas, por ejemplo, están de tal forma que reciben el sol por la mañana y en la tarde uno de los espacios más ricos para estar es la sala. Allí estamos mucho; compartimos viendo televisión o leyendo", explica Kareen. También usan bastante -sobre todo en verano y con algunos amigos- la enorme terraza que tienen en el segundo piso. El ambiente cuenta con un deck de peral, una piscina, un cómodo estar, una huerta, un comedor al aire libre y una completa cocina que incluye parrilla, microondas y área de cocción de alimentos. Todo este completo equipamiento se ubica nada menos que en el piso 22, donde obtienen vistas impresionantes del barrio El Golf.El área pública del interior -un nivel más abajo- la armaron como un solo gran espacio que integra cocina, comedor, living e incluso el dormitorio matrimonial, ya que entre estos últimos pusieron un muro de vidrio traslúcido. "En esta casa somos sólo tres personas y un gato, Lolo; tiene sentido no fragmentar los espacios para que estemos lo más conectados posible", dice Kareen Linna. 

Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En la sala de estar comparten su afición por la lectura y también ven televisión. Al fondo, una obra de Gonzalo Lamarca.
En la sala de estar comparten su afición por la lectura y también ven televisión. Al fondo, una obra de Gonzalo Lamarca.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales