ESPECTÁCULOS

Sábado 6 de Marzo de 2004

Televisión infantil:
Tulio vuelve convertido en millonario

31 minutos ha vendido $3.000 millones y lanzará celulares y computadores.
MARCOS ORTIZ

Un año ha transcurrido desde que Tulio Triviño debutó en la pantalla de TVN como rostro de 31 minutos. Todo comenzó el 15 de marzo de 2003. Sus primeros días como figura pasaron inadvertidos, con 6 puntos de rating. Con el correr de los capítulos la voz se comenzó a correr hasta llegar a octubre, cuando promediaba 14.2 unidades en la mañana y 15.2 en el horario estelar de los viernes.

31 minutos se posicionó como programa infantil y luego como producto comercial. El 9 de julio apareció el CD con las canciones del espacio, y en 24 horas se vendieron 10 mil copias. En menos de tres semanas la cifra se empinaba sobre las 50 mil y ya supera las 110 mil. A eso hay que sumar los 15 mil DVD y 35 mil VHS vendidos para Navidad.

Para hacerse cargo de las ventas que venían, los creadores Pedro Peirano y Álvaro Díaz dejaron en manos de Agosín el manejo de las licencias. La empresa comenzó vendiendo peluches, agendas, ropa y álbumes del programa. Todos los productos lograron sus objetivos. Entre los peluches, Tulio fue el más vendido, dice el gerente Andrés Mochón.

La meta que se pusieron era ambiciosa: vender cerca de $3.000 millones en merchandising. Y lo lograron. Para hacerse una idea: en 2002 todo TVN ganó $3.371 millones. 31 minutos vendió casi la misma cantidad con un presupuesto mínimo, ya que su primera temporada se financió con los $82 millones entregados por el Consejo Nacional de TV.

En el negocio de las empresas que administran licencias, la torta se reparte de la siguiente manera: Un 90% se queda en manos de quienes fabrican los productos, como Torre, Artel y Saxoline. De lo restante, cerca de un 3% va para los administradores de las licencias y el 7% es de los creadores. En este caso, la cifra sería de $210 millones para Aplaplac y TVN.

Entre las novedades de este año están los peluches de 14 personajes. Algunos de ellos serán electrónicos, es decir, dirán frases y bailarán al ser apretados. Venderemos varios diseños de Tulio con distinta ropa. La idea es aspirar a una coleccionabilidad. En las tiendas habrá Tulios de 2 metros, dicen en Agosín.

31 minutos cibernético

Pero la principal atracción serán los celulares y computadores para niños. La idea es que sea mi primer computador. Los teléfonos se negocian con las empresas proveedoras que trabajan en Chile. Estos lanzamientos estarán apoyados por el segundo CD - que tiene 8 de sus 13 temas listos- y por la primera película, en la que se trabaja bajo estricto secreto.

Lo mismo ocurre con el estreno del primer capítulo: aún no se sabe si partirá el 20 o el 27 de marzo. El tema del fenómeno es un arma de doble filo, porque las expectativas están muy altas, reconoce José Antonio Edwards, productor ejecutivo de Tronia.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Pedro Peirano y Álvaro Díaz cumplieron la profecía del conejo Bodoque: Lo que tocamos lo convertimos en oro.
Pedro Peirano y Álvaro Díaz cumplieron la profecía del conejo Bodoque: Lo que tocamos lo convertimos en oro.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales