VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Miércoles 19 de Agosto de 2009

Resultados de examen espacial:
La vida habría llegado en la cola de un cometa

Científicos de la NASA encontraron ingredientes básicos para la vida en muestras de polvo de un viajero estelar.  
Lorena Guzmán H. Por primera vez la NASA encontró un aminoácido, sustancia química que conforma la vida, fuera de la Tierra. Estaba mezclado en el gas de la cola de un cometa.

En 2004 la sonda Stardust despegó en busca del cometa Wild 2. Como una intrusa, se metió en su cola y le robó partículas de la estela que el cuerpo celeste deja en su viaje. Éstas llegaron a la Tierra en 2006, y desde entonces los científicos no han dejado de estudiarlas.

"La glicina es uno de los aminoácidos que conforman las proteínas, y es el primero que encontramos en un cometa", asegura en la página web de la NASA Jamie Elsila, científico del Centro Goddard del Espacio. "Esto avala la teoría de que algunos ingredientes básicos de la vida se originaron en el espacio hace mucho tiempo y que fueron traídos a la Tierra por meteoritos y cometas".

Nuestro cuerpo está lleno de proteínas, pequeños ejércitos de moléculas que se encargan de que todo funcione. Sin ellas no habría vida. A su vez, ellas están formadas por cadenas de 20 aminoácidos distintos, los ladrillos de la vida. La glicina es uno.

Al decano de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC, Rafael Vicuña, no le sorprende el hallazgo. Cuenta que desde los 50, científicos en todo el mundo han logrado reproducir las condiciones para crear aminoácidos. Energía, descargas eléctricas, luz ultravioleta y altas temperaturas en las dosis correctas y "los componentes se unen conformando los aminoácidos".

Son dos las teorías que compiten para explicar el origen de la vida. La primera dice que ésta se formó en una sopa primordial y la segunda postula que llegó desde el espacio. "Ambas no son excluyentes", asegura Vicuña.

"Apenas la Tierra se enfrió, la vida apareció en el planeta", explica, "esto podría haber ocurrido en muchas otras partes".

Hace un par de años, Vicuña y el estudiante de doctorado Armando Azúa se embarcaron en la titánica tarea de reconocer toda la vida microbiana que hay en el desierto de Atacama.

"Si uno ve un libro de biología se maravilla con los tucanes o jirafas, pero ellos son sólo la punta del gran árbol de la vida, donde las bacterias predominan", cuenta. "Están en todas partes: en la profundidad del mar, bajo metros de hielo o en los volcanes, incluso en nuestro intestino hay un kilo de ellas".

Esa resistencia y adaptabilidad nos hace pensar, dice, que también la vida microbiana podría estar bajo los hielos de las lunas de Júpiter y Saturno, o en cualquier lugar del Universo.

A pesar de tener la prueba de que hay aminoácidos fuera de la Tierra, la gran pregunta pendiente es responder cómo se originó la vida. "Cómo un grupo de componentes se vuelve un sistema autosustentable, con moléculas ordenadas", explica el biólogo. Dice que aún estamos lejos de desentrañar ese misterio.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Cometas y asteroides habrían sido los vehículos que utilizó la vida para llegar a la Tierra. Ellos habrían traído los bloques fundamentales de la  vida, los aminoácidos, desde otras partes del Universo.  
Cometas y asteroides habrían sido los vehículos que utilizó la vida para llegar a la Tierra. Ellos habrían traído los bloques fundamentales de la vida, los aminoácidos, desde otras partes del Universo.  
Foto:AP


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales