ACTIVIDAD CULTURAL

Viernes 27 de Mayo de 2005

Hasta el 2 de julio:
Artista rescata a perros callejeros

El dibujo y los seres anónimos, grandes motivaciones de Daniela Montecinos, confluyen en Galería Patricia Ready.

ELISA CÁRDENAS

El punto intermedio entre una presencia y su sombra parece ser la utopía de Daniela Montecinos, pintora chilena con un amplio bagaje en áreas como el diseño, el dibujo y el grabado. Hace un año que reside en Francia. Casada con el fotógrafo Patrice Loubon, ha dejado permear su trabajo también de esta disciplina; y un poco de todo eso se resume en la muestra "De siluetas y olvidos", que presenta hasta el 2 de julio en la Galería Patricia Ready (Avda. La Dehesa 2035, Lo Barnechea).

Defensora acérrima del dibujo, la artista desarrolla en esta técnica sus más recientes escenas, donde abundan los perros callejeros, los pies, los personajes anónimos y a veces mutilados. Del dibujo se traslada al collage y al monotipo, una especialidad del grabado que consiste en varias impresiones, con un solo ejemplar como resultado.

"Participé en un proyecto con el grabador Pedro Millar, era una investigación sobre la terminología del dibujo en la enseñanza, y así fui confirmando muchas cosas que ya sentía. El dibujo merece un lugar más destacado en las artes, debería haber exposiciones, más horas de enseñanza, galerías especializadas y más comercialización, porque es un área cuyos márgenes son muy amplios y dinámicos. Para mí, el dibujo es una manera de ver; es fundamental, no una elección. Como artista, puedes elegir pintar o hacer esculturas, pero es indispensable que sepas dibujar y lo hagas en forma continua. Entiendo que hoy en día el arte se relacione más con los discursos de sociología y política, pero no por eso hay que eliminar los elementos que corresponden al universo de la plástica", opina.

Su propio ejercicio gráfico involucra la edición, el azar y la temporalidad, donde la noción de collage es a la vez forma y contenido. "De siluetas y olvidos" se compone de imágenes de mediano y gran formato, hechas en carboncillo, óleo y técnicas mixtas. En ellas aparecen los protagonistas de siempre: perros vagabundos; los mismos que Daniela Montecinos fotografía y observa con detención en los parques, calles y plazas:

"He vivido en Nueva York y ahora en Francia; allá no se aprecia esto. Para mí, el concepto de perro es el quiltro marginal, peregrino; una metáfora del nomadismo y la precariedad, de la sobrevivencia urbana. Encuentro en estos personajes algo áspero y tierno a la vez, busco ciertas analogías con el ser humano, y las encuentro".

Agresión gratuita

El mundo de los desaparecidos y olvidados la llevó al registro fotográfico y literario de la cultura Selknam, toda una comunidad patagónica perseguida y anulada por el exterminio de Julius Popper. Sus siluetas, sus orejas -por las que el ingeniero rumano pagaba en oro-, la huella de esas familias onas, yaganes y alakalufes habita los cuadros de Daniela Montecinos, en una especie de rastreo visual de la esencia trashumante:

"Hay intrínseca una reflexión sobre la agresión gratuita; una pregunta sobre el ser humano que por sentirse superior es capaz de eliminar a otro, como pasa hoy con el poder norteamericano en Irak".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"El arte te propone mundos, y hay ciertos lenguajes para ello; para mí, es bueno poner en la pintura algún toque emotivo, algún involucramiento", dice Daniela Montecinos.
Foto:CARLA DANNEMANN


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales