CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Sábado 8 de Septiembre de 2001


Ideas sobre el Muro

En el nuevo proyecto "Laboratorio", de Balmaceda 1215, los artistas Angela Ramírez, Elisa Aguirre, Carolina Ruff y Alonso Yáñez logran complementar sus trabajos elaborando una gestualidad desde el silencio.
El encuentro y la fluidez de cuatro sensibilidades parecidas confiere un especial interés a la muestra "Laboratorio 5", que se exhibe hasta el 26 de septiembre en Balmaceda 1215. Uno de los motivos subyacentes en la génesis de este proyecto fue una especie de práxis silenciosa, no interrumpiendo el trabajo del otro. Así, de un modo natural, la obras se fueron replegando a los muros, aprovechando al máximo sus posibilidades de significación. Los rasgos estructurales y las connotaciones de la galería de arte se convirtieron, sin quererlo, en un hilo temático compartido.

En este contexto, cada uno insiste en preocupaciones propias de su sistema de obra. Angela Ramírez con la intervención física que devela aspectos específicos del espacio. Elisa Aguirre con un énfasis en el procedimiento y la combinación de materiales. Carolina Ruff con una mirada incisiva frente a las connotaciones del lugar y Alonso Yañez con una apuesta de diseño autónomo para traer a discusión el recubrimiento y el encubrimiento.

"Entrada y salida", el trabajo de Angela Ramírez, sorprende por su simplicidad. No ocupa más que lo que ya existe, aquello que forma parte de la galería. Desde el pasillo de ésta, extiende la alfombra hacia la sala, sus muros y su techo, interpelando a la situación del artista en los circuitos de exhibición: "La interrogante es cómo yo me relaciono con este espacio. Entrada y salida es la acentuación del gesto que hace el artista al plantearse la elaboración de una obra: instalas, luego te vas con tu trabajo y vienen otros a ocupar el mismo lugar. Es un llamado de atención sobre ese recorrido efímero, esa relación tan frágil con la galería. Mi trabajo radica en intervenir el lugar, se vincula a la arquitectura de éste- de los elementos bidimensionales- y desde allí se producen desplazamientos a la tridimensionalidad. Las obras están pensadas y hechas en un contexto espacial dado", explica.

Elisa Aguirre ahonda en las especificidades de la práxis escultórica, combinado el material noble, el industrial, el residual, ya sea expuesto con soltura o forzado al máximo en pos de nuevas formas expresivas. Su herramienta es la objetualidad y desde allí se cuestiona ciertos parámetros disciplinarios, como la composición y la escala: "Me interesa el tema de agrandar, de exceder el tamaño real, pero manteniendo la misma preocupación en torno a las materialidades. En este caso, el caucho y la madera se integran y hacen la forma. Es la conjugación de algo".

Carolina Ruff ha manejado el referente de espacios abiertos y de grandes extensiones, siempre provocando una torsión plástica a partir de su carga significante. Esta vez se fue al interior. Sobre el muro, su obra "Blanco sobre blanco" insinúa analogías, con una suerte de brocato de flores autoadhesivas, que se juegan entre la visibilidad y la invisibilidad: "Estoy abordando la neutralidad de una galería de arte, un espacio vaciado de significado que se carga cuando una muestra se dispone en él. Por eso escogí este material anti-deslizante que se utiliza en las tinas de baño, un elemento inocuo, de color neutral y dispuesto de forma regular".

"Catastro de papeles de regalo para hombres" es la propuesta de Alonso Yáñez, quien ocupó un pilar de la galería logrando combinar el rasgo atmosférico con la idea de obra artística pura: "Mi trabajo, en general, se ocupa del recubrimiento y el encubrimiento, trasunta la idea del camuflaje. En este caso, forré el muro 17 veces con papel de regalo y toda su iconografía de cliché masculinos. Todas las capas experimentaron un rompimiento brutal a través de la perforación que insiste en lo específicamente masculino y da cuenta de una actitud compulsiva", señala.

El artista celebra la solución complementaria de las cuatro intervenciones asumidas por cada uno a modo de laboratorio, priorizando la experimentación.

Elisa Cárdenas Ortega




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La instalación de Elisa Aguirre es la apuesta más objetual del grupo, ya que las otras soluciones visuales tienden a la bidimensionalidad.
La instalación de Elisa Aguirre es la apuesta más objetual del grupo, ya que las otras soluciones visuales tienden a la bidimensionalidad.
Foto:Claudio Bueno
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales