ESPECTÁCULOS

Lunes 9 de Febrero de 2015

 
La fuerza de AC/DC y la sorprendente sobriedad de Rihanna y compañía brillaron en los Grammy

Ambas presentaciones marcaron los puntos altos de una ceremonia en la que Beyoncé, Pharrell Williams y Sam Smith se disputaban el trono de la jornada.  
JOSÉ VÁSQUEZ y FRANCISCA MARÍN El volumen se suponía iba a ser atronador. La primera vez de AC/DC en la ceremonia de los Grammy avisaba de entrada que el rock no sería un invitado secundario en el Staples Center de Los Angeles.

Sin Phil Rudd en la batería (quien aún enfrenta a la justicia de Nueva Zelandia por una acusación de amenazas de muerte) y con la ausencia también obligada de Malcolm Young (diagnosticado de demencia), la banda australiana abrió la premiación más importante de la música en el planeta con "Rock or bust", single homónimo del disco con el que volvieron al ruedo en diciembre del año pasado.

Y para que no quedaran dudas de la estelaridad del evento, mientras el grupo continuaba el show con "Highway to hell", las pantallas de la transmisión televisiva mostraban cómo artistas tan diversos como Katy Perry, Dave Grohl o Lady Gaga junto a Tony Bennett seguían la electricidad de los riffs de Angus Young.

La cumbre musical era total. Madonna olvidaba por un momento los malos ratos que ha pasado con la filtración de su último álbum "Rebel heart"-y que ha exteriorizado calificando el hecho como una "violación artística"- estrenando "Living for love", con una presentación en la que un ejército de bailarines la secundó en una coreografía en la que la reina del pop pudo lucir una vez más su protagonismo en el pop .

El programa también prometía una serie de "momentos Grammy", como los definió Neil Portnow, el presidente de la Academia de Grabación que entrega los Grammy en entrevista con "El Mercurio", los que se fueron develando conforme avanzaba la noche. Así aparecieron sobre el escenario un súper grupo capitaneado por Jeff Lynne, quien, secundado por Ed Sheeran, John Mayer y Herbie Hancock recordó éxitos de Electric Light Orchestra como "Evil woman" y "Mr. blue sky".

Más tarde apareció el trío más esperado de la jornada liderado por Rihanna, interpretando por primera vez en televisión su nuevo single "FourFiveSeconds", canción que grabó con Kanye West y Paul McCartney. Con una puesta en escena sobria, como la canción, la diva de Barbados susurraba el tema que el ex Beatle acompañaba con la guitarra y haciendo la mímica de acompañar la letra al micrófono.

En la misma línea emergió un piano para acompañar a Lady Gaga junto a Tony Bennett, alianza fructífera que ya lleva dos álbumes en su historial. La dupla presentó "Cheek to cheek" y también logró uno de los momentos más logrados del evento que tuvo en el colombiano Juanes al representante latino de la ceremonia, interpretando "Juntos" en español, tema presente en la banda sonora de la película "McFarland USA".

Todo esto fue en el marco de una competencia que tenía en el triunvirato conformado por Beyoncé, Pharrell Williams y Sam Smith a los principales contendores de la premiación. Los tres artistas se disputaban el quién sería el cantante con mayor cantidad de gramófonos en la noche, ya que cada uno estaba nominado en seis categorías.

Una disputa pareja en la que no se sacaban demasiadas ventajas. Hasta el cierre de esta edición, Sam Smith, Beyoncé y Pharrell habían logrados tres premios cada uno, pero Smith, aún podía conseguir uno más.

Los principales premios

Canción del Año:

"Stay with me", Sam Smith.

Álbum del Año:

"Morning Phase" de Beck.

Mejor Artista Nuevo:

Sam Smith.

Mejor Álbum Tradicional de Pop Vocal:

"Cheek to cheek" de Tony Bennett y Lady Gaga.

Mejor Álbum Vocal de Pop:

"In the lonely hour" de Sam Smith.

Mejor Actuación de Rock:

"Lazaretto" de Jack White.

Mejor Canción de Rock:

"Ain't it fun" de Paramore.

Mejor Álbum de Rock:

"Morning Phase" de Beck.

Mejor Canción de R&B:

"Drunk in love" de Beyoncé.

Mejor Álbum Urbano Contemporáneo:

"Girl" de Pharrell Williams.

 Los agradecimientos de Ana TijouxNo ganó, pero el saldo estuvo lejos de ser negativo para Ana Tijoux. La rapera nacional vio ayer cómo Calle 13 se alzó con el Grammy en la categoría de Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo, la que incluía una selección de artistas en nuestra lengua agrupados de forma aleatoria, sin demasiadas cosas en común. El solo hecho de que Tijoux haya sido nominada puede ser considerado como un triunfo para una creación surgida de un mercado musical tan pequeño como el chileno.

El nombre de la voz de "Vengo" -disco por el que fue nominada- es cada vez más recurrente en Estados Unidos, con invitaciones constantes a los principales festivales de ese país, y ayer tuvo la oportunidad de mostrarse nuevamente en vivo durante la transmisión de la ceremonia anterior a la gala del Grammy interpretando la canción homónima del disco por el que fue nominada. Tras conocer que no había obtenido el premio, la cantante compartió su sentimiento a través de las redes sociales publicando en Twitter: "Muchas gracias por cada mensaje de cariño y apoyo. Aunque no ganamos nos vamos con el corazón llenito de haber compartido nuestra música".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:REUTERS


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales