NACIONAL

Domingo 17 de Junio de 2007

Nave permanece sumergida en bahía de Arica desde el año 1880:
Proyecto vecinal logra imágenes inéditas del buque Manco Cápac

Ariqueños de población La Bandera realizaron documental, actores y escenografía de la época, para resaltar valor histórico de la embarcación.

MAURICIO SILVA

ARICA.- Con un presupuesto de $5 millones, los vecinos de la población La Bandera y una productora local lograron captar imágenes del monitor peruano "Manco Cápac", que descansa desde hace 127 años en el fondo de la bahía de Arica. Con este material, además de la confección de escenografías de la época y la participación de improvisados actores realizaron un documental destinado a resaltar el valor histórico de la nave peruano y su relación con la ciudad.

Los restos del "Manco Cápac", descubiertos en 1960, están ubicados a tres kilómetros al oeste de la desembocadura del río San José desde el día en que Arica pasó a ser chilena. A las 7:20 A.M. del 7 de junio de 1880, el comandante de la nave, José Sánchez, prefirió abrir las válvulas y explosionar el casco al ver que la defensa peruana en tierra era derrotada por el Ejército chileno.

El documental de media hora, titulado "La Última Estela", comenzó a ser exhibido el jueves y narra la desventurada historia del poderoso acorazado.

El filme fue financiado con aportes de un 2% para proyectos culturales del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) al que postularon los vecinos de La Bandera con el objetivo de sacar a los jóvenes del ocio y el consumo de drogas.

Miguel (52 años) y Sergio Vásquez (55), productores del documental, explicaron que su interés era mostrar en la ciudad de Arica un episodio poco conocido de su historia. Además, su padre, Romualdo, fue uno de los buzos de la Armada que dio con la nave.

Los vecinos de La Bandera levantaron escenografías para recrear el puesto de mando del "Manco Cápac", el cuartel general del general Bolognesi en Arica y confeccionaron uniformes y vestuario de la época para darle el marco que correspondía al documental.

Al estreno de la cinta asistió el cónsul de Perú en Arica, Jorge Lázaro, que la calificó de "objetivo" y "educativo".

Testigo de la historia

Pese a la oscuridad y al sedimento, se pueden ver partes de la estructura de la nave colonizadas por la fauna marina. Su proa, las cuadernas, el yugo de la hélice y la sala de máquinas con los tubos de la caldera fueron grabadas por el buzo y profesor de biología de la U. de Tarapacá, Arnaldo Vilaxa.

Para ello, usó una cámara protegida por una carcasa artesanal de una empresa que chequea cascos de barcos actuales.

El "Manco Cápac" está a sólo 14 metros de profundidad y ha sido víctima de un intenso saqueo. Elementos de cuero, cristalería y juegos de comedor terminaron en colecciones privadas.

"Ataúdes de hierro"

El "Manco Cápac" era un acorazado de 1.034 toneladas y 330 caballos de fuerza comprado sin uso en 1868 por Perú junto a su gemelo "Atahualpa". Hasta entonces, los buques tenían cañones fijos y su cubierta continuaba vulnerable a los morteros. Dotados de poderosos cañones Dahlgren, con proyectiles explosivos y de efecto contundente, los "Canonicus" estaban concebidos, sin embargo, para actuar en desembocaduras de ríos y no en mar abierto. Así lo demostraría su traslado desde Nueva Orleans a Perú. Cuando zarparon, en 1869, la prensa estadounidense comentó "ahí van los peruanos, en sus ataúdes de hierro".

Un año y tres meses duró la travesía al Perú.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:FRANCISCO MANRÍQUEZ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales