INTERNACIONAL

Viernes 15 de Noviembre de 2013

 
Las señoras del palacio presidencial

 Doña Enriqueta Pinto Garmendia fue la primera "dueña de casa" de La Moneda, pues su marido, el Presidente Manuel Bulnes, trasladó allí la residencia y sede de gobierno en 1846. Desde entonces, las esposas de los jefes de Estado han sido de alguna manera las amas y señoras del lugar, encargándose de asuntos como alhajar el edificio, recibir visitas, organizar grandes eventos, pero también ser testigos y, a veces, clara influencia en el trabajo de sus maridos.

En el siglo XIX no se usaba el término "Primera Dama" y en la prensa de la época eran llamadas "presidentas". La mayoría fue admirada y respetada por la ciudadanía por su activa labor social. A Delfina Cruz, cónyuge de Aníbal Pinto (1876-1881), le tocó gestionar la ayuda para los heridos de la Guerra del Pacífico. Lo mismo que a su sucesora, Emilia Márquez de la Plata de Santa María (1881-1886), que se destacó por su labor benéfica con viudas y huérfanos de los héroes. Ferviente católica, doña Emilia también sufrió por las medidas liberales que tomó su esposo (ley de los cementerios laicos municipales y ley del matrimonio civil).

Muy piadosa fue también Leonor Frederick, esposa de Jorge Montt (1891-1896), de quien se decía que era una "venerable dama, digna representante de una generación que prestigió con sus acervos morales y sus ejemplos de sólida virtud a la vieja sociedad chilena".

Algunas primeras damas del siglo XIX fueron madres prolíficas: Rosario Montt de  Montt tuvo 16 niños, Eulogia Echaurren de Errázuriz Zañartu, 14, y Tránsito Flores de Pérez, 11.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Enriqueta Pinto de Bulnes</b>, hija, esposa y hermana de presidentes, era una excelente lectora y dominaba el francés e inglés. De estatura pequeña y
Enriqueta Pinto de Bulnes, hija, esposa y hermana de presidentes, era una excelente lectora y dominaba el francés e inglés. De estatura pequeña y "escasa carnadura", fue catalogada como la dama mejor vestida de su tiempo, aunque era de temperamento austero y reflexivo.
Foto:REVISTA ZIG-ZAG


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales