VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Sábado 5 de Marzo de 2011

Una microalga de agua dulce dio origen al fármaco:
Probarán en EE.UU. anestésico hecho en Chile a base de algas

El compuesto de uso local demostró un efecto más prolongado que anestésicos hoy disponibles. El ensayo se hará en el Hospital de Niños de Boston este año.  
Paula Leighton N. Durante años el doctor Charles Berde ha buscado un anestésico que permita dar mayor alivio al dolor severo que experimentan sus pequeños pacientes. Como jefe de la División de Medicina del Dolor del Hospital de Niños de Boston, Berde ve a diario las limitaciones de los productos actualmente disponibles. Su esperanza es encontrar un anestésico de uso local que dure mucho más que las ocho horas que alcanzan las anestesias actuales.

Desde hace una década, él y su equipo estudian el uso de toxinas extraídas de criaturas marinas. Lo mismo hacía en Chile el doctor Alberto Rodríguez, cirujano digestivo que aisló y purificó una toxina producida por una microalga cianófita de agua dulce. El compuesto fue bautizado como neosaxitoxina o neoSTX y hoy es producido por la empresa chilena de biotecnología Proteus S.A., de la cual el doctor Rodríguez es director médico.

De San Ramón a Boston

Al saber que sus líneas de investigación eran similares, hace dos años Rodríguez y Berde entraron en contacto. Esa colaboración se acaba de traducir en un artículo publicado en la revista Regional Anesthesia & Pain Medicine, donde la efectividad de la neoSTX como anestésico local se comparó con la bupivacaína, un anestésico de acción prolongada. El estudio se realizó con 137 pacientes operados de vesícula biliar por vía laparoscópica en el Hospital Padre Hurtado, de la comuna de San Ramón. Doce horas después de la intervención, sólo el 4% de los pacientes que recibieron neoSTX reportaban dolor severo, en comparación con 18% de los que fueron anestesiados con bupivacaína. Además, ningún paciente sufrió efectos adversos.

Estos promisorios resultados llevaron a que Proteus y el Hospital de Niños de Boston firmaran un acuerdo para probar neoSTX en pacientes del centro estadounidense. Los ensayos comenzarán a fin de año y buscarán determinar la dosis óptima para reducir el dolor evitando efectos adversos.

La expectativas son altas, considerando que las toxinas marinas han demostrado que su acción -a nivel de los canales de sodio- no causa los efectos secundarios de analgésicos opiáceos, como náuseas, confusión, constipación o trastornos respiratorios, que pueden prolongar la hospitalización.

"En los últimos 40 o 50 años no ha habido un anestésico local verdaderamente innovador. Ha habido algunos candidatos, pero ninguno ha llegado al mercado", dijo el doctor Berde en una publicación de su hospital. La esperanza es que el anestésico made in Chile logre revertir esa tendencia.

 Toxina buenaSon varias las toxinas naturales que se han empleado para crear fármacos. Entre éstos destacan el Bótox, la digitalina (estimulante cardíaco) y la ziconotida (para dolor crónico).



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Origen La neoSTX se extrae de la toxina de una microalga cianófita o verde-azul de agua dulce. Al combinarla con otros anestésicos ha bloqueado el dolor por entre 2 y 4 días en ratones.
Origen La neoSTX se extrae de la toxina de una microalga cianófita o verde-azul de agua dulce. Al combinarla con otros anestésicos ha bloqueado el dolor por entre 2 y 4 días en ratones.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales