EDITORIAL

Lunes 23 de Marzo de 2015

 
Ciudad y equidad

 Señor Director:

Los lamentables sucesos del miércoles pasado en la población de La Ermita (Lo Barnechea), que desembocaron en una violenta reacción de parte de sus vecinos, no se explican únicamente por una desafortunada acción policial. Se trata de una problemática mas profunda, arraigada en nuestras ciudades como resultado de equivocadas políticas urbanas en las ultimas décadas, donde la valoración técnica (cantidad) se ha superpuesto sin discusión a la valoración social (calidad).

Llevamos décadas construyendo nuestras ciudades en base a criterios discutibles: hacemos viviendas donde salga más barato el valor del suelo, desplazando comunidades completas a la periferia; hacemos corredores de buses basados en evaluaciones de flujos y velocidades, pero sin entender el contexto urbano en el cual transcurren; diseñamos autopistas para supuestamente evitar la saturación vial, cuando la experiencia mundial indica que no lo son y sabemos que la solución efectiva va por potenciar el transporte público, integrando al ciudadano al espacio público. Y mientras tanto, los ministerios se dan la espalda en vez de interactuar en conjunto sobre la ciudad, y la ciudad es liderada por decenas de alcaldes más preocupados del vecino que de hacer ciudad.

Y si ocurre el milagro de poder mantener a grupos de sectores más vulnerables en áreas privilegiadas (cosa que ocurrió con los moradores de la población La Ermita y otras poblaciones cercanas), el trabajo se hace incompleto. Se da techo, pero no se abre un futuro. Se da una vivienda, pero no capacitación, formación o educación adecuada, todas herramientas pro empleo y desarrollo comunitario con las cuales esas familias se puedan sentir auténticamente integradas a su entorno urbano y no habitando en guetos.

Hacer ciudad hoy es un esfuerzo complejo y multidisciplinario. La visión parcializada del experto (sea urbanista, ingeniero en transporte, sociólogo, geógrafo, etc.) no vale en sí misma sin la interacción con el otro. No podemos seguir sin una autoridad urbana central que vele por los intereses, anhelos y necesidades reales de todos sus habitantes.

Julio Nazar Miranda

Arquitecto urbanista

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales