ACTIVIDAD CULTURAL

Lunes 11 de Abril de 2005

Cruz del Tercer Milenio:
Museo exhibe objetos donados a Chile por el Papa Juan Pablo II

Entre lo más valioso está el trono que el Pontífice ocupó en sus primeros años.

MARCO ANTONIO SULANTAY

COQUIMBO.- Hasta antes de la muerte del Papa Juan Pablo II, el museo ubicado detrás del altar mayor de la Cruz del Tercer Milenio era sólo uno de los tantos atractivos del monumento.

Hoy es el sitio más visitado por los fieles. Saben que no existe en Chile un lugar que tenga más artículos personales de Juan Pablo II y que cualquier acercamiento con alguno de los objetos que adornan las vitrinas significa estar cerca del fallecido Pontífice.

Inaugurado el 28 de agosto de 2001, el museo -bautizado como "Cardenal Jorge Arturo Medina Estévez"- cuenta con unos 60 artículos religiosos y al menos una decena de ellos fueron de uso personal del Santo Padre. Se encuentra en una sala habilitada tras la capilla.

Altar mayor

Entre tanto qué mirar, sin duda lo más valioso es el trono o silla papal, que utilizó el prelado durante sus primeros años al mando de la Iglesia Católica. Es de madera y su tapiz es rojo. En el medio del respaldo destaca el escudo del Vaticano bordado con hilos de vivos colores.

Asimismo, en las vitrinas contiguas, se pueden apreciar tres casullas (especie de camisa larga bordada) utilizadas por Juan Pablo II en eucaristías y actos oficiales; un solideo blanco (gorra redonda que se pone en el medio de la cabeza), una mitra (sombrero cardenalicio en forma de escudo invertido), una estola bordada con hilos dorados, un rosario negro y dos copones de plata y oro.

Una de las cosas que más impactan a los visitantes es que en las vitrinas también hay fotografías en las que el Pontífice aparece usando los artículos exhibidos. Por ello es común ver a los fieles rezando junto a las imágenes.

Aunque está fuera del museo, el altar mayor que se emplaza en una amplia sala bajo la estructura de la Cruz del Tercer Milenio también fue donado por Juan Pablo II. El 29 de noviembre de 2002 fue bendecido por el Papa y llegó a Coquimbo el 19 de mayo de 2003, a bordo del LST Valdivia, de la Escuadra Nacional.

El sagrario, elaborado en la fundición Domus Dei, en Roma, pesa 1.400 kilos, tiene una cubierta de caoba y un cuadro de La Última Cena de Leonardo da Vinci, trabajado en bronce. Al costado derecho tiene grabado el escudo Pontificio con una dedicatoria en latín, mientras que al lado izquierdo está en relieve la Cruz del Tercer Milenio.

Además del altar, el Papa envió una imagen de Cristo, un tabernáculo y la estola bordada que usó al hacer la bendición.

La entrada al museo está incluida en los $1.500 que cuesta recorrer completo el monumento de 92 metros de alto, que fue inaugurado por el Presidente Ricardo Lagos el 5 de mayo de 2000. El monumento se ubica en el cerro Vigía, el más alto de Coquimbo.

El día más concurrido es el domingo, pero durante Semana Santa, verano y los fines de semana largo, la situación es diferente. En dichos períodos se han registrado entre 600 y 800 personas a diario.

La única regla que deben cumplir los visitantes es abstenerse de sacar fotografías porque, según los encargados, la luz de los flashes daña los artículos en exhibición.

Protodiácono

Que el museo lleve el nombre del cardenal Jorge Medina Estévez, uno de los hombres más influyentes de la Iglesia Católica, no es una mera casualidad. El ex arzobispo de Coquimbo, junto a Ramón Bravo, encargado del monumento, y Pedro Velásquez, alcalde de Coquimbo, ha gestionado personalmente en Roma la llegada de las donaciones papales.

Medina se involucró en la obra cuando recién era un proyecto de la municipalidad.

Medina gestionó la primera reunión con el cardenal Ángelo Sodano, ex Nuncio Apostólico en Chile, y logró la bendición de Juan Pablo II a la obra.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En Semana Santa y feriados el museo recibe entre 600 y 800 visitantes diarios, los que van en aumento pues los fieles saben que no hay lugar en Chile que conserve más artículos personales del Pontífice.
En Semana Santa y feriados el museo recibe entre 600 y 800 visitantes diarios, los que van en aumento pues los fieles saben que no hay lugar en Chile que conserve más artículos personales del Pontífice.
Foto:SEBASTIÁN PADILLA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales