NACIONAL

Lunes 21 de Mayo de 2012

Libro reconstruye la trayectoria del primer buque a vapor de la Armada:
La otra vida de la Esmeralda de Prat

Antes de pasar a la historia en el Combate Naval de Iquique, la corbeta sirvió a Chile durante 23 años. Episodios como el bautizo en las aguas del Támesis, un viaje a Tahiti, otro de apoyo humanitario a Perú y la repatriación de los restos de Bernardo O'Higgins son parte de una bitácora desconocida para muchos, pero rescatada en la obra "La corbeta Esmeralda de Prat", del investigador naval Carlos Tromben Corbalán. El texto recopila el trabajo que permitió construir la reproducción a escala 1:1 del buque convertida en museo en la capital de Tarapacá.  
IVÁN MARTINIC Última misiónEn marzo de 1879, con la Guerra del Pacífico, zarpa a Antofagasta para unirse al resto de la Escuadra. Problemas en sus calderas reducen seriamente su movilidad. Combate en Iquique contra el "Huáscar", que la hunde a las 12:10 horas del 21 de mayo de 1879. A bordo había 202 tripulantes: 187 chilenos, cinco griegos, dos estadounidenses, dos portugueses, un noruego, un inglés, un alemán, un italiano, un belga y un boliviano. Del total, 135 murieron en combate.

Viaje polinésicoDesde 1870 la corbeta sirvió como Escuela Naval flotante, lo que obligó a hacer varias modificaciones internas para dar más espacio a los cadetes. En 1876 realiza un viaje de instrucción a Tahití, del cual regresa tan deteriorada que es entregada a Arsenales para dejarla fuera de servicio.

Bautismo en el TámesisLuego de diez meses de construcción en el astillero de William Pitcher, en Northfleet, ribera sur del río Támesis, 20 millas aguas abajo de Londres, Inglaterra, la "Esmeralda" fue botada al agua a las 15:30 horas del sábado 15 de septiembre de 1855. Sólo pudo zarpar hacia Chile once meses más tarde, porque antes hubo que instalar los sistemas de armamentos y de propulsión y hacer navegaciones de prueba hasta la desembocadura del río. "(Puedo) asegurar a S.E. que es bonito el casco y aún todavía más fuerte que bonito", escribió el primer comandante del buque, Robert Simpson, al Presidente Manuel Montt.

Pionera y obsoletaLa "Esmeralda" fue la primera nave de la Armada de Chile impulsada por vapor, pero el tiempo transcurrido entre la toma de decisión de construirla (1852) y su llegada al país (1856) y los rápidos avances tecnológicos ocurridos en el intertanto hicieron que sus equipos de propulsión quedaran rápidamente desactualizados. Ya en 1868 hubo que cambiarlos y en 1879 la nave fue enviada a la Guerra del Pacífico con escasa movilidad, convertida casi en pontón.

Quiebra y pérdidaSe estima que el valor final de la corbeta fue de 37 mil libras. Arruinado por los sobrecostos originados por la Guerra de Crimea, el astillero de Pitcher caería en bancarrota poco después de entregar el navío chileno. Los planos originales de la corbeta nunca fueron encontrados.

Primer viajeOchenta y un días demoró la "Esmeralda" en su primer viaje a Chile: Southampton-Río de Janeiro-Estrecho de Magallanes-Lota-Valparaíso, a donde arribó el 7 de noviembre de 1856.

Cambio para la historiaLa cubierta trasera de los buques británicos similares a la "Esmeralda" era abierta, pero Chile pidió construir sobre ella una "rareza": una toldilla bajo la cual se habilitaron camarotes, oficinas y baños. Fue la altura de esa toldilla la que le permitió a Arturo Prat, el 21 de mayo de 1879, saltar al abordaje del "Huáscar", cuyo casco era más bajo.

Tocando fondoAl menos dos veces tocó fondo la nave durante su historia. En noviembre de 1859 en el Bajo Inglés, canal de Chacao, chocó con una roca que no estaba en las cartas náuticas. Tuvo que ser llevada al varadero de Isla Tenglo (Puerto Montt) para inspección de daños (ver ilustración). Luego, en abril de 1863, sufrió el mismo problema en Totoralillo, Caldera.

Paradoja del primer combateLa "Esmeralda" debutó en acción el 16 de noviembre de 1865, en la Guerra con España. Ese día, a la altura de Papudo, y al mando de Juan Williams Rebolledo, capturó a la cañonera hispana "Covadonga", la misma que 13 años más tarde sería su compañera en el Combate Naval de Iquique. En ese conflicto colisionó con el vapor "Maipú" y hacía tanta agua que tuvo que refugiarse en los canales de Chiloé para evitar ser presa de la Armada de España.

Misión humanitariaEn agosto de 1868 viajó a puertos del sur de Perú, para llevar víveres y materiales a poblados que habían sido arrasados por un terremoto y maremoto.

Repatrió al libertadorA fines de 1868 integró la flotilla que recaló en El Callao para repatriar a Chile los restos del libertador Bernardo O'Higgins.

Salvada de la tormentaUn temporal estuvo a punto de echarla a pique en Valparaíso el 24 de mayo de 1875. Tuvo que ser varada en playa para salvarla, pero perdió la proa y el palo trinquete. Fue reparada, pero sólo para que pudiera realizar misiones urgentes y de corta duración.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En el varadero de Isla Tenglo se revisaron los daños que sufrió el casco de la corbeta al tocar fondo en el canal de Chacao en 1859.<br/>
En el varadero de Isla Tenglo se revisaron los daños que sufrió el casco de la corbeta al tocar fondo en el canal de Chacao en 1859.

Foto:Jorge Muñoz Peralta


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales