REPORTAJES

Domingo 28 de Agosto de 2011

Desde Gabriel González Videla hasta Michelle Bachelet
Los paros y manifestaciones más polémicos de los últimos diez gobiernos

Las malas remuneraciones, el alza en la tarifa de la locomoción colectiva, las crisis económicas y los bajos estándares en calidad de vida, son parte de las razones por las que durante los últimos diez gobiernos se han producido manifestaciones que han copado la agenda política en el país. Distintos han sido los modos que cada administración ha adoptado para resolverlos, pero lo cierto es que ninguno se ha "salvado" de las revueltas sociales.  
María Fernanda Paúl G.  1996 Frei Ruiz-Tagle: el cierre de la mina de LotaLa crisis era inminente: el carbón en Chile ya no era una de las principales fuentes de riqueza del país y Lota, el centro carbonífero más importante, debía cerrar.

Así, cuando en mayo de 1996 la empresa despidió a 97 trabajadores, los mineros iniciaron una protesta, interrumpiendo el tránsito de la Ruta 160. Días después, algunos mineros comenzaron una huelga de hambre, otros ocuparon el yacimiento -cerrando con candados las puertas del pique- y otros 300 partieron a Santiago para marchar frente a La Moneda. Luego se sumaron a las marchas las mujeres y niños de los mineros, quienes también viajaron a Santiago. Y, aunque las manifestaciones no tuvieron un carácter marcadamente violento, en ocasiones terminaron en serios incidentes.

El gobierno, mientras tanto, intentaba darle una solución al conflicto. Sin embargo, el 25 de julio de ese mismo año en una declaración pública, el Ejecutivo dio cuenta del irreversible deterioro de la mina y su eventual cierre en los próximos meses. Finalmente se llegó a una negociación que enviaba un proyecto de ley al Congreso solicitando recursos extraordinarios para evitar el cierre de la mina. Sin embargo, el 15 de abril de 1997 el yacimiento congeló sus funciones y se buscó compensar a los mineros.

1991 Aylwin: Los reclamos de la salud que perturbaron al gobiernoA partir del año 1991, con el regreso a la democracia y las tensiones entre el gobierno y los militares, vino un período en que las manifestaciones no marcaron la agenda política durante el gobierno del entonces Presidente Patricio Aylwin.

Sin embargo, uno de los conflictos más conocidos de la época fue el de la salud. Durante los meses de agosto y septiembre, el gremio llamó a diversos paros denunciados como "ilegales" por parte de La Moneda. Uno de ellos, realizado entre el 3 y el 4 de septiembre de ese año, convocó a más de 62 mil trabajadores y duró 48 horas. El reclamo central de las manifestaciones era el mejoramiento de las remuneraciones para el sector.

Ante esto, Aylwin manifestó, a través de una cadena voluntaria de radio y televisión, que "el camino de las presiones y la fuerza no es el que pueda llevarnos a soluciones de justicia, sino el de la racionalidad y el diálogo". Además, días después el gobierno advirtió un requerimiento judicial en contra de los dirigentes del movimiento por una infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado. Luego, el Ministro del Interior, Enrique Krauss, manifestó la anulación de las denuncias debido a la voluntad de los gremios en conflicto a acatar el Estado de Derecho. Más tarde, los gremios de salud dieron a conocer su disposición a la negociación.

1947 González Videla: El conflicto de los sindicatos del carbónTodo estalló el 17 de agosto cuando el gobierno de Gabriel González Videla aprobó el alza del precio del pan, lo que produjo el inmediato rechazo en distintos sectores de la sociedad. Esa misma noche, cuatro de las minas de carbón más importantes del país -Lota, Coronel, Curanilahue y Lirquén- decidieron hacer una huelga ilegal indefinida, lo que traía graves consecuencias al país si se consideraba que el carbón era el principal recurso energético de las industrias y de los ferrocarriles.

Pero lo cierto es que el conflicto político entre el gobierno y el Partido Comunista fue lo que finalmente desató la crisis. El Presidente calificó las huelgas de ser puramente políticas y de responder a un plan de los comunistas destinado a dañar la estabilidad del país. Esto fue visto por el PC como una "traición", ya que González Videla, al asumir el gobierno, era apoyado por este partido.

Debido a que las huelgas no cedieron, el gobierno envió a cuatro mil efectivos del Ejército a los centros mineros. Hubo detenciones masivas de dirigentes sindicales y se impusieron estrictas normas de trabajo.

Finalmente, todo desembocó en la separación total del gobierno con el PC, cuando el 3 de septiembre de 1948 se promulgó la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, conocida como "Ley Maldita" -que luego fue derogada en 1958 bajo el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo-, con la que se propuso borrar a los militantes comunistas de los registros electorales, expulsarlos de la administración pública y de las directivas de las organizaciones sindicales. Dos años después, otro movimiento, llamado "La huelga de la Chaucha" -producido por el alza de la tarifa de la locomoción colectiva en Santiago-, copó la agenda política de la época.

1957 Ibáñez: "La Batalla de Santiago""Desde hoy, las tropas y la fuerza pública mantendrán el orden por encima de toda otra consideración. Tienen las armas que necesitan para ello: fusiles, ametralladoras y cañones. Se emplearán para poner fin a la obra vandálica de los malvados que pretenden producir el caos y la anarquía", fueron las palabras del entonces Presidente, Carlos Ibáñez del Campo, ese día miércoles 3 de abril de 1957, cuando en Santiago reinaba el caos debido a las manifestaciones por el alza de la tarifa en la locomoción colectiva.

Destrucción de focos y postes de alumbrado público; ataques a vehículos de la locomoción colectiva; actos de violencia -incluso, contra los tribunales-, y un saldo total de 21 muertos son las consecuencias que quedaron después del movimiento que llegó a su fin luego que Ibáñez decretara Estado de Sitio y pidiera al Congreso facultades extraordinarias para actuar contra manifestaciones y desórdenes.

A pesar de que la magnitud de la crisis sorprendió a buena parte de las autoridades, en la época se habló de un malestar general por parte de la población. Finalmente, Ibáñez derogó el alza a la locomoción.

1972 Allende: El paro de OctubreLo que comenzó como un paro de camioneros, terminó, a los pocos días, convirtiéndose en la movilización más grande del gobierno de Salvador Allende.

Todo partió cuando un día jueves 12 de octubre los camioneros bloquearon las carreteras y desabastecieron de combustible y de otros elementos de primera necesidad a amplios sectores del país.

El paro era indefinido y estaba dirigido en especial en contra de un proyecto de CORFO Aysén, que, según se denunciaba, pretendía crear una empresa estatal que concentrara todo el transporte terrestre, marítimo y aéreo de la región. Así, la situación económica y las críticas a la estatización llevaron a que se desatara la crisis.

Al día siguiente, diversas organizaciones gremiales hicieron público su apoyo a las huelgas y también se paralizaron. Durante esos días, hubo cientos de detenidos en todo el país, e, incluso, el entonces cabeza del movimiento de transportistas, León Vilarín, fue llevado a la cárcel pública.

Y mientras el ministro del Interior, Jaime Suárez, calificaba el paro como "político, ilegal y sedicioso", 18 provincias del país fueron declaradas Zonas de Emergencia por los violentos incidentes y se decretó toque de queda.

No se detuvo el conflicto hasta que el Presidente Salvador Allende nombró al gabinete militar, incluyendo como titular del Ministerio del Interior al general Carlos Prats, quien, luego de negociaciones con los dirigentes del movimiento, logró avanzar en un acuerdo.

1966 Frei Montalva: Enfrentamiento en la mina El SalvadorMientras en el Parlamento se discutía la ley de chilenización del cobre, en la mina El Teniente, los sindicatos comenzaban a organizarse. Era el 3 de enero del año 1966 y la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) decidió levantar una huelga indefinida para lograr mejoras salariales. Llamaron, además, a hacer un paro solidario a las demás mineras. Así, dos meses más tarde -al día 57 de cumplida la huelga- se sumaron los campamentos mineros de Potrerillos, El Salvador, Llanta y Barquito, ubicados en la Región de Atacama.

Mientras, en el gobierno se hablaba de que la lucha no tenía ningún sentido, e incluso, el entonces ministro del Trabajo, William Thayer, calificó de "absurdas" la peticiones de los trabajadores. Por eso es que, tiempo después -y sumado a que Chuquicamata no adhirió a la huelga-, el gobierno decidió ordenar la reanudación de las faenas.

Sin embargo, cuando los trabajadores comenzaban a reintegrarse a sus labores -bajo resguardo militar-, en la mina El Salvador se enfrentaron unos 60 hombres de las Fuerzas Armadas y 25 carabineros contra 300 trabajadores que estaban dentro del local del sindicato. La lucha duró cerca de media hora y terminó con siete muertos.

Al día siguiente, el Presidente Eduardo Frei Montalva habló al país y dijo: "Quiero señalar a la opinión pública que en esta materia lo que se persigue no es el mejoramiento de los trabajadores. Es quebrar la autoridad del Estado y derrotar al gobierno". Con el paso de las semanas, las demandas perdieron fuerza y las peticiones de los obreros no fueron aceptadas.

1983 Pinochet: La crisis económica que desató las protestas en contra del gobierno militarComenzaba el año 1982 y la recesión económica mundial se instaló en Chile: quebraron grandes empresas y la cesantía sobrepasaba los veinte puntos porcentuales.

El complejo escenario económico que enfrentaba el gobierno militar de Augusto Pinochet catalizó el malestar de trabajadores y estudiantes que llevaron a que al año siguiente se instalaran las primeras protestas nacionales protagonizadas por los movimientos sindicales, como la Confederación de Trabajadores del Cobre.

En mayo de 1983 se llamó al Primer Paro Nacional, que luego se llamó "protesta nacional". Durante las manifestaciones -que se extendieron casi todo el año 1983- hubo cientos de detenidos, heridos y muertos. El gobierno militar hizo actuar a la fuerza pública frente a los desórdenes, mientras manifestantes exigían "la reivindicación social de los trabajadores" y gritaban "Pan, Justicia y Libertad", entre otras consignas.

Ese mismo año se creó la Alianza Democrática y fue el inicio de las movilizacionesque luego reclamarían la vuelta a la democracia.

Concluida la etapa más cruda de la crisis, fue nombrado Hernán Büchi como ministro de Hacienda, quien logró revitalizar las cifras económicas, con fuerte reducción del gasto público, privatización de empresas estatales y descenso de los aranceles, entre otras medidas.

1960 Alessandri: La Huelga Larga del carbónEl terremoto de Valdivia de 1960 no sólo devastó gran parte del sur de Chile, sino que también truncó una de las huelgas más largas que se conoce en la historia del carbón, que duró 96 días. Era marzo de ese año cuando los obreros decidieron levantar un paro indefinido con el fin de lograr un reajuste en sus salarios.

Y, al comienzo, las negociaciones iban por un buen camino: el gobierno de Jorge Alessandri se mostraba preocupado -aunque decía que la huelga era "absurda" e "inútil"-, el ministro de Trabajo, Eduardo Gomien, cedió a dialogar con los dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), e, incluso, pusieron a un mediador para poder llegar a acuerdo. Por otro lado, casi tres meses después de iniciado el paro, distintos sectores solidarizaron con los mineros, a tal nivel que alrededor de 300 niños evacuados de Lota y Schwager -todos hijos de obreros- fueron distribuidos en diversos hogares capitalinos.

En medio de la protesta, el domingo 22 de mayo, ocurrió uno de los terremotos más grandes de la historia de Chile. El paro se detuvo y los mineros volvieron a trabajar, con una donación de 20 mil pesos para los casados y 10 mil pesos para los solteros para restaurar sus casas.

2007 Bachelet: El altercado con la CUT que provocó conflictos oficialistasAunque la Movilización Pingüina -que duró casi todo el año escolar 2006- fue uno de los más polémicos y provocó la salida del ministro de Educación, Martín Zilic, el paro convocado por la CUT en agosto del 2007 fue el que ocasionó que el mandato de la Presidenta Michelle Bachelet fuera testigo de una serie de protestas que se prolongaron por más de tres meses.

En ese entonces, la CUT pedía más negociación colectiva, reformas previsionales y educativas, cambios al sistema electoral y un reajuste salarial. Demandas que, por lo demás, generaron diversos altercados a nivel político, ya que la misma Presidenta criticó abiertamente al PS por el apoyo que les dio a la CUT y a las protestas que se generaron: "El compromiso de ser gobierno hay que asumirlo plenamente, y no se puede apoyar al gobierno día por medio", dijo. Finalmente, en noviembre de 2007, la CUT firmó un pacto con el Ejecutivo que daba fin a las movilizaciones. Y se anunciaba el mayor reajuste salarial nominal y real en 11 años para los empleados fiscales, de un 6,9%.

2002 Lagos: El paro de los conductores que trabó el tránsito de la capitalAgosto de 2002 fue un mes particularmente difícil para el gobierno de Ricardo Lagos. Mientras los estudiantes protestaban en la calle pidiendo una mejor educación pública, los rumores acerca de un paro del gremio del transporte crecían cada vez más.

Y a pesar de las advertencias -el Ejecutivo les dijo que, en caso de llevarse a cabo las manifestaciones, presentaría el requerimiento de la Ley de Seguridad Interior del Estado- los transportistas retaron al gobierno e hicieron un paro que duró 48 horas. Ante esto, Lagos dijo: "Me debo a quince millones de chilenos y no voy a aceptar el chantaje de algunos pocos".

Con ello, bloquearon 50 puntos estratégicos de la capital, con lo que lograron trabar el transporte. ¿El resultado? 675 choferes detenidos y 663 buses confiscados. Entre los detenidos se encontraba el presidente del gremio microbusero, Demetrio Marinakis.

Lagos presentó el requerimiento por Ley de Seguridad Interior del Estado y dos días después, el movimiento amainó. Y el Mandatario decía ante los medios: "Es la principal victoria que hemos tenido".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><b> Los mineros bloquearon durante dos horas</b> la Ruta 160 en manifestación del despido de 97 trabajadores en mayo de 1996. Mientras, otros 300 trabajadores viajaron a Santiago para marchar frente a La Moneda.</p>

 Los mineros bloquearon durante dos horas la Ruta 160 en manifestación del despido de 97 trabajadores en mayo de 1996. Mientras, otros 300 trabajadores viajaron a Santiago para marchar frente a La Moneda.


Foto:CLAUDIO CANOVAS


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales